Dos miradas sobre el flagelo

Nora Landart – Foro de la Mujer y la Defensa de sus Derechos

“Los datos de la realidad nos obligan a no paralizarnos”

Vivimos en un país y en una provincia que registran una de las tasas más elevadas de femicidios. Es decir, convivimos cotidianamente con una de las formas extremas de vulneración de los derechos humanos.

Se profundiza la desigualdad, se fortalece el capitalismo patriarcal y, consecuentemente, el machismo se manifiesta en todas las formas de violencia.

Quiero recuperar los esfuerzos colectivos de las organizaciones sociales que lograron perforar la agenda pública e hicieron posible la declaración de la emergencia de género en nuestra ciudad. Ella indujo la gestión para la instalación del Polo Integral de la Mujer en Villa María (reconocido por el intendente Gill en su último informe de gestión en el Concejo Deliberante).

Al respecto, entiendo, debemos no solo mejorar los dispositivos de asistencia y contención a las víctimas y víctimas colaterales, sino además garantizar la asistencia y tratamiento a los victimarios, que habitualmente quedan habilitados a seguir ejerciendo violencia con sus parejas o nuevas parejas.

Nuestra ciudad cuenta con un Plan Integral de Seguridad Ciudadana y Prevención del Delito coordinado con la Policía de la Provincia de Córdoba, mediante el cual se detectan e interviene en casos de violencia de género, lo que implica la posibilidad concreta de individualizar al agresor para adoptar las medidas de protección, como así también de exigirle participar de grupos de reeducación (cercano al 30% de los femicidios registrados, mediaba denuncia y/o medida de protección).

Los datos de la realidad nos obligan a no paralizarnos, a revisar nuestras prácticas, a seguir trabajando (más allá de las diferencias) en cada espacio que ocupamos colectivamente, a abordar todas las formas de violencia. La gran mayoría de las mujeres reconocemos haber sufrido violencia por alguna pareja y haber padecido acoso en espacios públicos. Este flagelo puede disminuir si transformamos el modo de relacionarnos en los ámbitos donde los seres humanos construimos identidad, por eso hablamos de democratizar el espacio doméstico y laboral, de construir buenas masculinidades, entre otras estrategias…

Afirmamos desde el Foro la Mujer y la Defensa de sus Derechos que integro: el machismo mata, el Estado es responsable de garantizar el acceso a la Justicia, asistencia, rehabilitación y contención y los femicidios se pueden evitar. ¡Ni Una Menos!

Nora Landart – Foro de la Mujer y la Defensa de sus Derechos

 

Las Juanas

“Nos impulsa a seguir encontrándonos para insistir desde la lucha y el amor”

Este fin de año nos sigue movilizando con diversas emociones. Revisando las dolorosas historias de cada compañera que hoy nos falta a causa del sistema machista y patriarcal del que somos parte, nos encontramos otra vez (como cada vez) atravesadas por tanto dolor, impotencia, injusticia, enojo, miedo, angustia. Todas emociones que cada una de nosotras procesa ante cada nuevo femicidio. Todo esto nos impulsa a seguir encontrándonos para insistir desde la lucha y el amor, siendo conscientes de que debemos entender y visibilizar esta problemática que no es solo de mujeres, sino de la sociedad toda.

Aún recordamos los femicidios de nuestras ciudades. Dolor que no acaba, que ante cada acción se nos presenta. Que nos da fuerza para salir a la calle, como aquel 29 de septiembre que marcó la vida de todas nosotras y no nos dejó callar más.

No solo es Claudia, son muchas quienes han sido víctimas de este patriarcado extremo. Extremo desde sus femicidios, pero también desde las instituciones del Estado que no implementan políticas públicas necesarias y tampoco escuchan las diversas situaciones que las mujeres exponen pidiendo ayuda; ejerciendo violencia institucional que las revictimiza e invisibiliza.

Este 2017 no se aleja de la terrible realidad que nos marcó. Hoy nos movilizan a seguir luchando cada una de ellas: María Luján, Alicia, Tamara, María Gracia, Ana, Olga; y por todas las que nos faltan acá estamos, diciendo basta.

Basta de naturalizar chistes, misoginia, de naturalizar el “no te metas”. Entender que lo personal es político y por ello vamos, por un Estado laico y con perspectiva de género, sin violencia en todas sus áreas.

Las Juanas en La Colectiva

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus