Edificio policial

NOTA Nº 531, escribe Jesús Chirino

Juan Arregui

El edificio policial de calle General Paz no fue el primero que ocupó esa fuerza provincial en Villa María. Primero tuvo su sede a pocas cuadras de ese lugar, mientras que la Jefatura Política del departamento se mantenía en Villa Nueva.

 

Bernardo Estrubia

Frente a la plaza Centenario

El primer edificio que fue sede de la Policía provincial en la ciudad fue inaugurado durante el año 1886. Para entonces, Villa María contaba con 19 años de existencia. Esa sede de la fuerza policial se erigió en la esquina formada por las calles Santa Fe y Colombia (actual José Ingenieros). Se trata de la esquina frente a plaza Centenario que ahora ocupa la Escuela José Ingenieros.

En aquellos años, de la década del 80, en el siglo XIX, encabezaba el Gobierno provincial Ambrosio Olmos. Este hombre había desarrollado la mayor parte de su actuación política en la ciudad de Río Cuarto. Luego, llevado por el apoyo de Julio Argentino Roca, llegó al Poder Ejecutivo provincial. Fue un gobernador que no terminó muy bien su período como autoridad provincial, dado que fue exonerado del cargo por ser encontrado culpable de malversación de fondos públicos. Pero estando aún en funciones Olmos apoyó la construcción del edificio policial en Villa María. Aunque debe aclararse que los fondos asignados para tal fin resultaron insuficientes para cubrir el costo de la obra. A raíz de la necesidad de mayores recursos económicos para terminar el edificio, se realizó una suscripción entre vecinos de la pequeña localidad que, recordemos, aún no contaba con la declaración de ciudad que recién llegaría en 1915. Silvestre Peña y Bernardo Fernández lideraron la colecta. La tradición señala que aquella recolección de dinero duró tan solo dos horas, pues en ese corto lapso de tiempo se logró juntar el monto necesario para que la Policía contara con su sede local.

 

Problemas de presupuesto

Terminada la construcción, la misma fue ocupada por la fuerza de seguridad provincial, manteniéndola como edificio propio hasta el año 1912. Esto surge de lo sostenido en el Tomo II del Plan de Desarrollo de la ciudad de Villa María, editado por la Biblioteca Bernardino Rivadavia, donde se afirma que fue en ese año cuando se habilitó el nuevo edificio de la Jefatura Política en la esquina de San Juan y General Paz. No olvidemos que los policías dependían de esa Jefatura.

Debe recordarse que hasta que Amadeo Sabattini llegó al Gobierno provincial, en Córdoba existían dos Policías, una de la capital y otra del interior, conocida como “de campaña”. Osvaldo Barreneche, docente de la Universidad Nacional de La Plata, en su trabajo acerca de la reorganización de las Policías de Buenos Aires y Córdoba, sostiene que “no había ningún vínculo institucional entre estas fuerzas de seguridad ante de la década del 30 y sólo la Policía de la capital”, de nuestra Córdoba, fue reorganizada en 1927, durante el Gobierno encabezado por Ramón J. Cárcano. La Policía que actuaba en Villa María no sufriría ninguna reforma hasta la llegada al poder de Sabatini, quien inicia un camino de profesionalización de la actividad.

Retornando a la historia del edificio de Policía podemos decir que el cuarto día de noviembre de 1904, la Legislatura provincial sancionó la Ley 1.745 autorizando al Poder Ejecutivo de Córdoba a emitir los “Bonos para obras públicas” hasta un monto de dos millones 500 mil pesos. Con los recursos generados por la ubicación de esos títulos de deuda, la Provincia financió obras en diferentes lugares de la geografía cordobesa. Nuestra ciudad de Villa María fue uno de los puntos a recibir fondos. En este caso fue para la construcción del edificio de la escuela de niñas y también para el Edificio Departamental, nueva sede de la Jefatura Política que hasta establecerse en la esquina de calle Santa Fe tuvo su sede en la vecina localidad de Villa Nueva.

 

Demoras y traslado a la nueva sede

El constructor elegido para erigir el nuevo edificio de la esquina de San Juan y General Paz fue Miguel Parra. El contrato fue firmado el primer día de marzo de 1907, pero se demoraron el inicio de los trabajos. Para noviembre del año siguiente, cuando se suponía que la obra estaría concluida, Parra aún no había podido iniciar su tarea y transfirió el contrato a Maury y Beneján quienes a su vez firmaron otros compromisos con la administración provincial. Los nuevos contratistas iniciaron las tareas de construcción recién en 1911, logrando terminar el edificio en julio de 2912. Meses después, en julio del mismo año se compró a la firma Bigi y Casella el mobiliario para las nuevas oficinas por un monto de 620 pesos nacionales.

Resuelto el equipamiento del edificio, la Jefatura se trasladó. Existen registros que permiten sostener que el 28 de octubre de 1912 la construcción ya estaba ocupada por la Jefatura Política de Tercero Abajo. Así consta, por ejemplo, en el contrato celebrado ese día entre la Dirección de Arquitectura de la Provincia y la firma Pastrone y Colamino para la construcción de las aceras. Es factible que la Policía ya estuviera establecida en el nuevo edificio donde tenía su sede el jefe político.

Más adelante la Policía fue incorporando otros edificios, pero continuó manteniendo el referido donde se desarrollaron diferentes actuaciones, no todas dentro de la ley. Recordemos que allí fueron llevados secuestrados durante la dictadura. Desde hace años, en esta columna se viene manifestando que quizás esa edificación debería estar señalizada para que nadie olvide que allí llevaron a villamarienses secuestrados por hombres de uniformes, para luego ser trasladados a otras dependencias de la ciudad o la provincia. La memoria es un trabajo que debemos tomarnos quienes queremos una sociedad justa.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus