Egreso de los médicos residentes

Los facultativos egresados posaron al finalizar el acto realizado en la mañana de ayer

Acto en el Hospital Regional Pasteur

Emotivas palabras del director del centro asistencial, de la jefa del servicio de Pediatría y de uno de los egresados. Hablaron de un “hospital escuela modelo”

El momento en el cual el director del centro asistencial se dirigió a los egresados y a quienes dijeron “presente” en el acto

En un acto celebrado en instalaciones del Salón Auditorio Carlos Gagliano del Hospital Regional Pasteur, se entregaron las medallas de reconocimiento a los profesionales médicos que egresaron como residentes de las distintas especialidades.

Los egresados homenajeados son Noelia Benedetto (Psicología), Valería Santiano, Mayra Sierra y Paola Rendici (Pediatría); José Siccha y Alfredo Patiagua (Cirujía) y Jimena Ranco (Clínica Médica).

Encabezaron el evento el director del centro asistencial, Sergio Arroyo; el subdirector, Pablo Valle, y la decana del Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), Gloria Vadori. También se hicieron presentes para acompañar a los egresados algunos de sus familiares, jefes de servicios del hospital, compañeros y familiares.

 

Las palabras del director

En el discurso que pronunció en la oportunidad, Arroyo valoró y agradeció la tarea diaria de los médicos residentes: “Deben trabajar sobre la complejidad social y sobre las patologías prevalentes en la comunidad, por eso valoro todo lo que hacen”.

Además, Arroyo ponderó el rol del Pasteur en la formación de estos médicos. En tal sentido, señaló que “la institución se ha constituido con el devenir de los años en un hospital escuela modelo que por su casuística y el compromiso de sus profesionales genera formación de calidad, calificada y humana”.

 

“La formación no tiene techo”

La jefa del servicio de Pediatría, Analía Stadelman, también les dirigió unas palabras de despedida a los nuevos profesionales y destacó su perseverancia, esfuerzo y la importancia que implica que cumplieran su objetivo.

“Debemos ser conscientes de que la formación profesional no tiene techo, aun en los primeros trayectos de aprendizaje y en un hospital escuela del interior”. Asimismo, resaltó este proceso formativo al considerar que “la actitud para aprender define el perfil del residente y, sin dudas, del profesional que seremos”.

 

“Hijos del hospital”

Por su parte, el residente egresado José Siccha definió a los residentes como “hijos del hospital” y ponderó los vínculos logrados, que “superan los límites de la especialidad o del servicio en el que nos formamos; somos una gran familia”, resaltó.

Finalmente, el doctor Siccha agradeció a los directivos de las dos gestiones por el apoyo y el respeto al trabajo y a la participación en cada uno de los sectores del Hospital Regional Pasteur.

 

Los vínculos logrados superan los límites de la especialidad o del servicio en el que nos formamos. Somos una gran familia”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus