El Diario del centro del país

El consumo se retrae, pero el comercio electrónico crece

El rubro que más facturó en 2018 fue turismo, seguido por tecnología, con equipos de audio, imagen, consolas y telefonía

DATOS DE LA CACE

Las compras por medio del canal digital aumentaron un 47% en 2018 respecto de 2017. El sector facturó $229.760 millones y registró 79 millones de órdenes de compra

Pese a que 2018 fue un año recesivo, el comercio electrónico fue uno de los pocos -si no el único- segmento del consumo en salir indemne. Creció un 47% el año pasado, facturó $229.760 millones y vendió 120 millones de productos, un 25% más que en 2017. Los números se desprenden del estudio que realizó por octavo año consecutivo la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) junto a Kantar TNS con el objetivo de analizar el comportamiento de empresas y consumidores en las compras online que tienen lugar en el país. De acuerdo a la entidad, que próximamente cumplirá 20 años y nuclea a 1.400 socios entre referentes del sector y jugadores de la economía digital, el ticket promedio en 2018 fue de $2.900 (un 11% más que en 2017) y un 90% de los encuestados efectuó una compra en línea.

“Es un segmento que no para de crecer. Pese a la suba de la inflación, las ventas online demostraron un buen comportamiento y esperamos que la tendencia se afiance en el futuro. Notamos que si la experiencia de compra es buena, los usuarios son más propensos a la recompra. Por eso, necesitamos impulsar aún más la oferta y la demanda”, señaló Alberto Calvo, presidente de la CACE, quien se refirió al comercio electrónico argentino como un mercado “maduro” que “sabe lo que tiene que hacer para brindar una experiencia satisfactoria”. “Estamos muy contentos con los resultados obtenidos. Aunque 2018 fue un año económico complejo tanto para las empresas como para los consumidores, se alcanzaron buenos números. Además, los usuarios compran con mayor frecuencia en diversas categorías de consumo semanal y declaran altos niveles de satisfacción, lo cual significa el incremento de su confianza”, sintetizó Gustavo Sambucetti, director Institucional y expresidente de la CACE.

El rubro que más facturó en 2018 fue turismo ($60.660 millones); seguido por tecnología, con equipos de audio, imagen, consolas y telefonía a la cabeza ($27.175 millones). Otros segmentos que se encontraron entre los de mayor facturación fueron artículos para el hogar, muebles y decoración ($20.348 millones); alimentos, bebidas y productos de limpieza ($19.709 millones); y electrodomésticos de línea blanca y marrón ($13.492 millones).

Sin embargo, estos no fueron los que más crecieron. Las categorías que mostraron una mayor evolución interanual fueron artículos infantiles (82%); cosmética y perfumería (72%); materiales de construcción (68%); alimentos, bebidas y productos de limpieza (63%); y elementos deportivos (52%). El consumo de primeras necesidades (y no tanto por ocio) acaparó la mayor cantidad de compras virtuales. La gente recurrió al e-commerce para stockear, por ejemplo, comestibles y pañales. En este sentido, la consolidación de las tiendas digitales de los grandes retailers contribuyeron a esta situación.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Con visión de futuro

Daniel Rocha

Se hizo millonario en Internet, pero dice que no invertiría ahí

Mercedes Dagna

“Si no hay créditos, es imposible evolucionar”

Daniel Rocha