El Diario del centro del país

El cura católico y un pastor contra la Navidad Gaucha

Oliva – El sacerdote denunció a la comisión y el evangélico, terminó detenido

Una situación inédita ocurrió en Oliva. El cura denunció a la comisión organizadora de la Navidad Gaucha por usar el agua de la escuela parroquial y un pastor, tumbó los baños químicos y amenazó al director de Cultura

 

Suna Rocha le puso anoche su voz a la representación del nacimiento de Jesús criollo, mientras más de cien chicos de todas las escuelas de danzas de Oliva, interpretaban la escena de una Navidad Gaucha junto a la Banda de Música y un ensamble vocal.

El festejo que fue ideado por un sacerdote, Roberto Larrocca, y continuado por la comunidad, se realizó anoche y hoy, en inmediaciones de la plaza General Paz, frente al templo católico y a la escuela Sagrado Corazón.

¿Cómo es entonces que una fiesta popular termina en las páginas de policiales de un diario, con un cura denunciando a la comisión y un pastor preso por amenazas y daño? Se lo contamos.

El viernes a la noche, Mariano Pérez, actual párroco de Oliva y representante legal del colegio Sagrado Corazón, se presentó en la Policía para denunciar a la comisión organizadora de la Navidad Gaucha por usar el agua de la escuela.

Fernando Demaría, director de Cultura, indicó que el sacerdote “seguramente no se pudo comunicar con nosotros porque estábamos en un acto escolar”, entendiendo que por eso recurrió a la Policía y no a ellos primero.

Aseveró que en los últimos años, las instituciones intermedias que tienen los espacios de comida de la fiesta popular, utilizaban el agua de la escuela. Agregó que incluso, hay una conexión hecha para ese fin. “Pero bueno, ante esto, no tuvimos ningún problema y hoy -por ayer- hicimos la conexión desde otro lugar para garantizar el trabajo de las instituciones”, expresó.

Valoró que más allá de ese incidente, muchos vecinos apoyan la Navidad Gaucha. “La Liga Solidaria nos presta el espacio para trabajar y Mario Fiori nos permite conectar la electricidad”, indicó, a modo de ejemplo.

Pero mientras la organización estaba ultimando los detalles para la primera noche de la Navidad Gaucha y solucionando el problema del agua, se encontraron con otro problema ocasionado por alguien que no entendió que el festejo era, como dice el villancico, una “noche de paz, noche de amor”.

 

También el pastor

Ayer a la mañana, trajeron los baños químicos que se colocan en la plaza para el uso de los asistentes al festejo del pueblo (el año pasado hubo cinco mil personas por noche) y al verlos, un vecino, se cruzó y a empujones, los volteó, derramando el químico que tienen depositado en sus instalaciones.

Los trabajadores municipales y miembros de la comisión, debieron trabajar extra para limpiar y arreglar el desastre de los baños caídos. Pero no terminó allí.

Cerca del mediodía, el hombre que tiene en su casa ubicada frente a la plaza, una sede de la iglesia Adventista, salió otra vez a la calle y comenzó a amenazar al director de Cultura.

Los policías presentes en el lugar, decidieron intervenir y se llevaron detenido al vecino que si bien no consta que sea pastor, es quien vive en la misma sede de la iglesia Adventista.

“Yo no quiero iniciar ninguna acción penal, pero sí relaté todo lo que pasó ante la Policía. Es mi obligación”, expresó Fernando Demaría.

Precisamente, desde la Comisaría de Oliva, indicaron que ayer se recibió “un llamado telefónico al 101, del secretario de Cultura municipal, quien solicita presencia policial en la plaza General Paz ubicada en bulevar Moyano y Chubut, lugar donde se realizará esta noche (por el sábado) el evento denominado Navidad Gaucha. Al llegar al lugar observan que un sujeto de 75 años estaría ocasionando disturbios manifestando en términos amenazantes, el que habría tirado al piso los baños químicos gritando muy molesto que no quería que se haga el evento, por lo que se aboca a detener su accionar comenzando a forcejear procediendo a trasladarlo hacia la Comisaria, quedando a disposición de la Fiscalía de Oliva como supuesto autor de los delitos de “daño”, “amenazas” y “resistencia a la autoridad”.

Finalmente, el funcionario municipal relató que entre las amenazas que profería le dijo que lo iba a matar porque “estaba cansado de verme en la tele”.

“Más allá de que vamos superando todo lo que pasó para que sea una verdadera fiesta, nos duele un poco porque es un evento que nació desde una mirada religiosa, que reivindica la Navidad, que se hace una vez al año y que forma parte de la historia de nuestro pueblo”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Violó restricción, pateó la puerta y enfrentó a la Policía

Mercedes Dagna

Dos transeúntes heridas en accidentes

Mercedes Dagna

Prisión preventiva para 11 convictos

Mercedes Dagna