El Diario del centro del país

El día que, entre todos, salvaron al pueblo

En 48 horas hicieron un canal de cuatro kilómetros para que no se inundara la localidad

ARROYO ALGODON

En 48 horas, con el apoyo de todos, lograron construir un canal de cuatro kilómetros de extensión que abrió paso al torrente de agua que amenazaba con inundar la vecina localidad

El lunes 14 de enero de 2019 será recordado como el día en que entre todos los vecinos, salvaron al pueblo de Arroyo Algodón.

Cristian Ghiano, intendente de la localidad, dialogó con El Diario sobre la situación que vivieron en la semana que hoy concluye.

“Nosotros estamos preparados para la lluvia. De hecho, unos días antes habían caído 110 milímetros y no pasó nada. El problema fue cuando llegó una corriente caudalosa de agua proveniente de la zona de James Craik, que costeaba el lado oeste de la ruta y empezaba a entrar al pueblo por el lado sur”, comenzó diciendo el mandatario.

Paralelamente, “los hilos” del arroyo que le da el nombre a la localidad, iban desbordando y sumando caudal amenazando el lado norte.

“El lunes a la mañana nos reunimos con las instituciones, los vecinos y los productores y todos estuvieron de acuerdo en que el objetivo era salvar al pueblo de una situación que no habíamos vivido nunca”, dijo.

Así fue que pusieron manos a la obra: sabían que tenían que dar salida a ese caudal de agua que ingresaba por el sur, sin perjudicar a nadie. Para eso, era necesario hacer un canal de cuatro kilómetros para derivar el agua hacia el final del arroyo Algodón. “Se alinearon los planetas”, bromeó Ghiano, porque en la misma reunión “con los productores dueños de los campos por los que pasaría el canal, la gente de Recursos Hídricos y el Consorcio pusimos manos a la obra”.

Cristian Ghiano, intendente de Arroyo Algodón, dialogando con El Diario en la ruta, donde hicieron un canal en tiempo récord

Los tres productores firmaron los permisos para que en sus campos pasar el canal, Hidraúlica “puso toda la plata y las máquinas que hacen falta” y la Municipalidad agregó el resto.

De hecho, unas 60 personas estaban trabajando en el lugar. Primero, colocaron el caño de hormigón debajo de la ruta, para lo cual, se sumaron los Bomberos Voluntarios de Arroyo Algodón y Villa María, colaborando con el control de esa arteria por la que pasan a diario el tránsito regional e internacional, dado que es la ruta del Mercosur, que une Brasil, Argentina y Chile.

Luego, siguieron con el cavado del canal de cuatro kilómetros de extensión hacia el este y el miércoles a la noche, antes que el agua tapara el pueblo, lo habilitaron.

Habían pasado 48 horas del momento en que entre todos, coincidieron en que la prioridad era salvar el pueblo.

Tal era el compromiso de la gente con el trabajo de todos, que, por dar un ejemplo, un matrimonio se encargaba todas las tardes de preparar sanwiches y jugos, para repartirlos gratuitamente entre los obreros que, durante los pocos días de sol que hubo en la semana, estaban trabajando a destajo.

La obra que permitió que no se inundara el pueblo, pasa por tres campos. Sus propietarios firmaron los
permisos para que utilicen las tierras el mismo día que se planteó la iniciativa

Todos se quedaron en el pueblo: comían en el comedor de la escuela secundaria, dormían en Bomberos y eran asistidos por todas las instituciones del pueblo.

Ghiano valoró que consiguieron rápidamente todos los permisos. “Vialidad Nacional nos autorizó la obra el mismo día y por eso pudimos hacer el alcantarillado rápidamente”.

Pero no todo el esfuerzo estaba puesto en que no ingresara el agua por el sur. También tenían otro foco de tensión en el norte. “Estuvimos trabajando en ese sector con bombas arroceras y con máquinas que solidariamente aportaron desde los municipios de Villa María, La Playosa y Pozo del Molle”, agregó. “En definitiva, logramos que el agua no entrara a ninguna casa”, destacó.

Ahora, ya más tranquilos, están trabajando para encauzar los desbordes del arroyo Algodón que afecta principalmente la zona rural (ver suplemento agropecuario).

“Por ahora pensamos que hay que canalizarlo bien, pero se definirá con la Provincia”, indicó.

Lejos de estar echándose la culpa unos a otros, la comunidad de Arroyo Algodón logró hacer una obra indispensable en tiempo récord y con la solidaridad de las instituciones y los vecinos, lograron el objetivo de salvar al pueblo de una segura inundación.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Voces a favor y en contra del polémico proyecto

Alexis Loudet

Detuvieron a un joven varillense por integrar una red de explotación sexual

Alexis Loudet

Niños y jóvenes tienen canción y bandera

Juan Pablo Morre