Entrevista a Martín Bono, del Establecimiento Doña Luisa, de Oliva

La lechería del futuro

Martín Bono es un productor lechero de Oliva que comenzó hace 23 años en un tambo tradicional, al que modernizó. Pasó de producir ocho litros por vaca a 30 en la actualidad. Fue visitado el jueves último por Juan Schiaretti
sábado, 23 de mayo de 2020 · 09:00

¿Por qué el gobernador eligió, entre tantos tambos de la provincia, visitar el Establecimiento Doña Luisa, de Oliva? Entre otras razones, porque tanto las instalaciones como el productor Martín Bono tienen una historia de crecimiento que permitió pasar de un promedio de ocho litros por vaca a 30.

En una entrevista concedida a El Diario, Bono contó que en su juventud compartía el trabajo entre el histórico quiosco de sus padres y la actividad rural, hasta que decidió dedicarse de lleno a esta última.

Alquiló un pedazo de campo de su abuelo, quien tenía una explotación lechera con 30 vacas. Con ese puntapié, comenzó a mejorar año tras año. “Esta es una zona más agrícola, y así como la agricultura ha ido evolucionando, también evolucionó la lechería”, dijo.

“El espaldarazo grande lo tuve en 2015, gracias a José “Beppe” Andruetto, que hace estructuras metálicas y me alentó y confió en mí, financiándome las instalaciones”, relató.

De alguna manera, Bono también alentó a Andruetto, quien está ahora incursionando en la lechería con un tambo automatizado que inaugurará en los próximos meses.

Pero volviendo al Establecimiento Doña Luisa, Martín Bono contó que el apoyo de Beppe le permitió tener hoy un galpón de cinco mil metros cubiertos con capacidad para 300 vacas. “Tiene un camino en el medio por donde pasa el mixer para dejar la comida y nos ocupamos mucho del confort, por ejemplo, moviendo las camas dos veces al día para que el lugar donde está cada vaca esté siempre mullido y seco”, dijo.

También tiene bajo techo la guachera comunitaria de 20 metros por 11 metros, con cuatro corrales, los que cuentan con una capacidad para 12 terneros cada uno. Están provistos con 12 baldes para alimentos y el 13ro. es un bebedero automático.

Las vacas en ordeñe están en un galpón de cinco mil metros cubiertos

El área de ordeñe también está bajo techo, tanto en el corral de espera como en un sector anterior que es la sala de refrescado.

“Lo mismo las vacas secas, las tenemos bajo techo y ahora estoy haciendo una maternidad para que también estén en esas condiciones los recién nacidos”, relató.

“Todo esto permite que el impacto del clima no afecte tanto la producción, porque cuando llueve las vacas no se mojan y cuando hace mucho calor no están tan expuestas a las altas temperaturas”, agregó.

Así llegó a una producción de nueve mil litros y aspira a alcanzar los 10 mil en los próximos meses.

 

Trabajadores

“He visto muchos tambos con instalaciones espectaculares, pero a la par tienen las casas donde viven los operarios en muy malas condiciones, con techos de silobolsas”, dijo cuando le preguntamos sobre los trabajadores que viven en el campo y atienden las vacas a diario.

“Creo que hay que hacer del trabajo del tambo un trabajo normal, no esclavo. Por eso implementamos los cuatro francos mensuales, las vacaciones, la calidad de vida en la vivienda; porque si bien un tambero puede ganar más que un empleado de fábrica, la plata no es sólo lo que mejora la calidad de vida, sino también la vivienda y el descanso”, dijo.

Nota que a la lechería le “falta gente joven”. “Esto hay que hacerlo con pasión, si no, se terminan vendiendo las vacas y a otra cosa”, planteó.

 

La visita

Sobre la visita del gobernador Juan Schiaretti, contó que le avisaron telefónicamente el día anterior. “Más allá del partido político de cada uno, es el gobernador y me parece bien que nos visite”, dijo.

Relató que hablaron de las instalaciones y del protocolo de bioseguridad frente al COVID-19. “Seguimos las pautas de Agricultura respetando el distanciamiento social y proveyendo sanitizantes”, dijo.

“Cuando se fue, muchos me preguntaron qué le había pedido. A todos les contesté que como le iba a pedir algo, sería un ingrato. No creo que los que podemos seguir trabajando seamos prioridad, hay gente que necesita”, concluyó.

Por su parte, según difundió Prensa de la Gobernación, Juan Schiaretti dijo que quería visitar “el tambo para dar un reconocimiento a todos los productores tamberos cordobeses que garantizan la leche en la mesa de nuestras familias todos los días”, afirmó el gobernador.

El mandatario destacó la importancia de la industria de la alimentación, el campo, y el complejo agroalimentario en Córdoba y el país. “Están garantizando el abastecimiento de la población argentina mientras hace la cuarentena, para que la pandemia nos golpee lo menos posible. Por eso, siempre es bueno reconocer a los que producen y trabajan, a los que lo hacen desde siempre, que han trabajado durante toda la pandemia y también a aquellos que están comenzando ahora a producir nuevamente”, agregó.

“Aquellos hombres y mujeres que hunden la mano en la tierra, que le sacan su riqueza a la tierra y que nos dan la alimentación que necesitamos como sociedad para sobrevivir, han sido, son y serán la base del progreso de nuestra Córdoba”, expresó finalmente Schiaretti.

83%
Satisfacción
16%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios