San Martín RC

El reencuentro de La 75 motorizó un locro solidario para ayudar al club

Un grupo de exjugadores realizará el 9 de julio un locro para colaborar con la entidad tricolor y para que los integrantes de los planteles puedan ponerse al día con su cuota. Carlos Gonella contó la actividad que llevarán a cabo
lunes, 29 de junio de 2020 · 10:16

Las consecuencias de la pandemia han repercutido en diferentes ámbitos. El aislamiento social, preventivo y obligatorio ha provocado en lo deportivo que los clubes cerraran y que la actividad se convirtiera en un hecho virtual, para contener a los más chicos y sostener el entrenamiento para las categorías mayores.

Esta situación sanitaria ha generado además que, en muchos casos repercutiera en los ingresos familiares, lo que impactó en la finanza de los clubes, porque algunos jugadores tuvieron que dejar de pagar su cuota social y varios más, el aporte que se realiza para practicar un deporte competitivo amateur.

Así han surgido distintas actividades generadas desde los clubes, para reunir dinero y la historia de La 75 del San Martin RC es una historia de reencuentro, amistad, solidaridad y amor por la institución. Este grupo realizará un locro solidario el próximo 9 de julio y el beneficio de lo logrado servirá para que los jugadores de rugby y hockey puedan ponerse al día con su cuota social. La porción costará 180 pesos.

Uno de los integrantes de La 75, llamada así por el año de nacimiento de esa camada de exjugadores, es el fiscal Carlos Gonella, quien contó a El Diario detalles de esta iniciativa.

“Empecé a jugar al rugby a los 7 años. Mi viejo (Daniel) era árbitro y por toda la situación que se vivía en el futbol infantil, nunca quiso que practicáramos futbol. Cuando dos amigos, Eugenio y Javier Morra, me invitaron a jugar al rugby, tuve todo su apoyo. El entrenador era Eugenio padre, una persona muy especial, lo mismo que el Negro Amaya, Miguel Garay y todos los entrenadores que se agregaron después, como Fernando Badrán. En ese tiempo no teníamos mánager. San Martín es un club muy humilde, pero siempre fue muy integrador. Jugué hasta los 17. Hace un tiempo, al igual que otros grupos del club, nos volvimos a encontrar, se armó el grupo y nos reunimos luego de casi 30 años”, contó Gonella en diálogo con este medio.

“El reencuentro no priorizó otra cosa que la amistad y el cariño por el club que se generó a partir del rugby, el juego, los viajes, las rifas que se hacían para ayudar al que no tenía el dinero para viajar. Era un grupo donde muchas veces los dirigentes ponían dinero para que todos viajaran y hasta nos prestábamos los botines. Uno siente que pasaron 30 años y el cariño se mantuvo intacto”, señaló.

“Cuando nos volvimos a encontrar cenamos un costillar. Nos juntamos 22 y nos comimos un costillar de 22 kilos. El club se puso contento de que volviéramos y nos compartió sus instalaciones. Adolfo Russo y Cuchara Franco nos invitaron a que siguiéramos yendo, que era necesario que estuviéramos en el club. Nosotros pagamos una cuota que se llama la cuota Fans, un aporte para socios no activos, una forma de apoyar al club”.

“Atravesados por la situación de esta pandemia, muchos jugadores han dejado de pagar su cuota y el club tiene que abonar al personal, los servicios y otros gastos. Entonces propuse en nuestro grupo hacer un locro solidario”.

Gonella, que es fiscal oral federal en Córdoba, comentó “Colaboro haciendo locros solidarios para algunos merenderos, a partir de un programa con sectores vulnerables que tenemos desde el Juzgado, fundamentalmente colaborando con la tarea del padre Mariano  Oberlin, en barrios carenciados de Córdoba. Mi abuelo, que vivía en Oliva, me enseñó a hacer locro y adquirí esa costumbre, por eso realizamos locros solidarios, mil o 1.500 porciones en distintos barrios”, destacó.

“Esa linda costumbre se la presentamos al club, para hacer un locro solidario acá. Empezamos a pedir colaboraciones  y conseguimos todo donado, para hacer unas 1.200 porciones. Eso tiene un costo de 80 o 100 mil pesos y logramos que De Zárate colaborara con la verdura, Moreyra con la carne, La 75 aportó la legumbre. Esto surge en un contexto donde afloran los valores solidarios y de unión”.

“La idea es que cada jugador venda porciones. De acuerdo a lo que venda, sirve para pagar cuotas adeudadas y ponerse al día. Indirectamente, esa ayuda vuelve al club. Es homogéneo, es un ingrediente que hace a este deporte”.

“El grupo está integrado, entre otros, por Mariano Donayo, Sebastián Clos, David Rubiolo, Jorge Demarchi, Martín Sayago, Fernando Manavella, el Negro Fama, Julio Castro, Guillermo Pieckenstainer, Natalio Graglia, Santiago Ateca y otros que no están en Villa María. En el grupo hay exjugadores que son abogados, empresarios, obreros, uno es intendente, y todos vamos a trabajar durante dos días, con todas las medidas de seguridad que se necesitan, para colaborar con el club”.

“Serán dos jornadas de trabajo intenso. Vamos a ser unas 45 personas trabajando en la preparación. Compartiendo algo caliente para combatir el frío y cortar la verdura y más de 250 kilos de carne, 90 kilos de zapallos, preparando 75 kilos de legumbres. Esto será bueno para que los chicos puedan vender. Villa María es muy solidaria y tiene un Estado municipal que apoya. Lo que vendan los jugadores servirá para pagar cuotas atrasadas. Es un incentivo para ellos y un aporte para el club”, concluyó.

El grupo está programando además una serie de charlas de concientización a los más jóvenes, para cuando la situación sanitaria lo permita.

88%
Satisfacción
11%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios