El impacto de lo nuevo

La madera tiene un rol protagónico en el flamante local, cambiando tipos, tramas y colores en diferentes planos y funciones

Proyectos locales – Ponte Vecchio:

Dos jaulas metálicas laterales ordenan y sectorizan la exposición y stock de productos. De este modo, un mismo elemento define el espacio y es soporte de mercadería

Ponte Vecchio es una casa de comidas con más de 14 años de experiencia en el rubro. Buscando una nueva imagen de marca para la apertura de esta sucursal, se proyectó un espacio representativo, fuerte e impactante, que pudiera atraer la atención de la gente que pasea por la avenida principal del barrio Las Rosas, calle clave en el desarrollo del nuevo polo residencial ubicado en la ciudad de Villa Nueva.

Debido a las escasas dimensiones del salón (34 metros cuadrados) y las características de las dependencias del mismo (una pequeña kitchenette no apta para cocinar), esta sucursal busca sacar el máximo partido al espacio disponible apuntando a un local tipo self-service de comidas, vinos y productos exclusivos.

Planteamos como premisa de diseño generar una abstracción de un antiguo almacén. Se desprende de allí el concepto de un lugar amigable, fresco, de identidad clara y que trasmita a los clientes la calidad del producto. Debido a la naturaleza de la construcción del local, se selecciona como material protagónico la madera, buscando transmitir calidez y cercanía. Se lo utiliza exprimiendo al máximo sus posibilidades, cambiando tipos, tramas y colores en diferentes planos y funciones, en un juego perceptivo que da profundidad y aumenta la sensación de tamaño del pequeño salón.

La estética industrial acompaña toda la intervención: madera, hierro, concreto, ladrillo visto y azulejos subway conviven y se complementan en total armonía.

El salón de ventas  se organiza en torno a una mesa central que esconde un pozo de frio y deja espacio de apoyo para comidas fraccionadas. Esta disposición permite y guía el movimiento fluido de los clientes en el interior del local. Dos jaulas metálicas laterales ordenan y sectorizan la exposición y stock de productos. De este modo, un mismo elemento define el espacio y es soporte de mercadería.

Finalmente, la iluminación se resuelve con un sistema de luces led puntuales y lineales que resaltan la intervención y contribuyen a la visualización del producto. Sobre la mesa central tres lámparas elaboradas artesanalmente en hierro enfatizan la importancia de este elemento en la generación y ordenamiento del local.

 

FICHA TECNICA

Arquitectos:

Flavio Díaz y Marina Alves Carneiro (EFEEME Arquitectos).

PH:

Gonzalo Viramonte (www.flickr.com/photos/gonzaloviramonte).

Branding:

York estudio creativo.

Proyecto:

Ponte Vecchio, casa de comidas.

Ubicación: avenida La Pichona (Villa Nueva).

Superficie: 45 metros cuadrados.

Año proyecto: 2018.

Electricidad y sonido: Víctor Becerra, Gabriel Dalmasio, Elías Guardia y Francisco Finelli.

Herrería y pintura: Luis Callejo.

Carpintería: Carlos Miret.

Cartelería: Alejandro Paviolo.

Climatización: DGM soluciones integrales.

Equipamiento gastronómico: Londero equipamientos comerciales.

E.-mail: efeeme.arquitectos@gmail.com

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus