El intendente abogó por “construir una Patria más federal y sin excluidos”

Muñoz, Bedano, Gill y su esposa se aprestan a integrarse a las columnas de danza, ataviados a la usanza tradicional
Muñoz, Bedano, Gill y su esposa se aprestan a integrarse a las columnas de danza, ataviados a la usanza tradicional

Con una jornada climática poco propicia y un escaso acompañamiento popular, se realizó ayer por la mañana el acto oficial de recordación de los 201 años de la Declaración de la Independencia.

En la plaza San Martín, ubicada frente a la Catedral Santuario, se izó la enseña nacional, y se depositó una ofrenda al pie del busto que recuerda al Padre de la Patria.

Luego se ofició una misa en el templo católico encabezada por el párroco Pedro Lucchese, y finalmente se bailó una ranchera pueblera en la primera cuadra de la calle Estados Unidos, de la que tomaron parte entre otros, el intendente Martín Gill y la legisladora Nora Bedano.

El párroco de la Catedral aseguró que “no entendemos el concepto de mansedumbre”

El jefe comunal, hizo uso de la palabra luego del izamiento de la Bandera, expresó que “la independencia sigue siendo un proceso permanente, como un valor constitutivo de la Patria que permite que un pueblo, un país, decida sobre su presente y su futuro sin injerencia de nadie, sino pensando en los intereses de su comunidad, de su gente y con el pleno convencimiento del compromiso histórico que esos actos conllevan”.

“Es una construcción constante, de todos los días, de quienes son públicos pero fundamentalmente de quienes son anónimos. Es una construcción que hacemos en el club, en la escuela, en el centro vecinal, en la agrupación cultural, en la fábrica, en la iglesia. La hacemos en la calle, en las instituciones, con las instituciones, en la familia. La hacemos todos los días cuando asumimos la capacidad de poner por sobre los intereses individuales, el interés colectivo”, se explayó.

La legisladora Bedano, en pareja con el candidato Héctor Muñoz, bailaron la ranchera pueblera

“Estamos convocados, desde el interior del interior, para poder construir una Patria más federal, con más oportunidades para todos, sin excluidos, donde los derechos que consagra nuestro texto constitucional sean una realidad para cada uno de los argentinos”, afirmó el intendente.

Gill también recordó a los héroes de Malvinas, como ejemplo vivo de la postergación de los intereses individuales por “un objetivo mayor: el de la consolidación de la Patria y de un país más independiente y soberano”. También hizo hincapié en que la soberanía argentina sobre las islas es “una de las causas permanentes y constantes de la construcción de nuestra independencia”. Seis veteranos villamarienses estuvieron presentes en el acto y fueron aplaudidos por la concurrencia.

Como cierre, y antes de colocar la ofrenda floral a los pies del busto del General José de San Martín, uno de los próceres que más bregaron porque el Congreso reunido en Tucumán declarara la independencia, el intendente tomó las palabras del Papa Francisco respecto a la necesidad de “ponerse la Patria al hombro”.

“Esa sigue siendo una tarea permanente para todos. Los chicos, los grandes, los que tienen experiencia, los que la están haciendo, los que ejercen vocación social, los que trabajan en organizaciones comunitarias, los públicos, los anónimos. Todos, desde nuestra ciudad, en este 9 de Julio, hagamos todo nuestro esfuerzo, con generosidad, con diálogo y con cultura del encuentro, para ponernos la Patria al hombro”, concluyó.

Gill se hizo eco de la lectura que hizo Pedro Lucchese de la “oración por la Patria” y dijo que “cuando la Conferencia Episcopal Argentina, frente a aquellos episodios de 2001 lleva adelante esa oración, uno de los elementos más fuertes que contiene es aquella apelación a Dios, diciendo que queremos ser Nación. Y uno podría decir, ¿pero no lo somos? En realidad la Nación es una construcción de todos los días”.

De la ranchera pueblera, tomaron parte agrupaciones, centros de jubilados, ateneos folclóricos de la ciudad y varios funcionarios públicos, ataviados con ponchos tradicionales.

La música en vivo estuvo a cargo de los acordeones de Mauro Viano.

 

“Seamos mansos”

En la misa por la Patria, que celebró el párroco de la Inmaculada Concepción, Pedro Lucchese, éste hizo mención a la actual campaña electoral para renovar la mitad de la Cámara de Diputados de la Nación.

Al respecto, el sacerdote expresó: “¡Qué bueno sería que seamos mansos, humildes y dóciles!, pero no solo quienes se candidateen, sino todos”.

“Es una propuesta de Jesús, no de parte mía -prosiguió- Cuando decimos docilidad, pensamos en alguien al que lo llevan de las narices. No entendemos el concepto. No significa que la mansedumbre sea sinónimo de inepto, de cuadrado, de un inoperante. La mansedumbre es el dominio de sí mismo, de alguien que no tiene exabruptos, y que no irrita”.

En los actos protocolares de la mañana estuvieron presentes la legisladora Nora Bedano; representantes del Ejecutivo, del Concejo Deliberante, del Tribunal de Cuentas y de instituciones que se desempeñan en la ciudad; ateneos y agrupaciones folclóricas así como miembros del Gabinete de los Niños.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus