“El tango es una música que no va a morir jamás”

Torres confesó que se aburre en su tiempo de ocio y que su felicidad la encuentra en la composición musical

Damián Torres – Se presenta el sábado en el Centro Cultural

Es director de la Orquesta Provincial de Música Ciudadana y encabeza un quinteto que está a punto de sacar un disco doble con 21 composiciones propias. Tocarán en el marco del ciclo “Música de la Casa”

 

Bandoneonista y compositor de tango, Damián Torres se reconoce como un tipo que se “aburre muy fácilmente” y encuentra la felicidad en el hecho de componer la mayor parte del día.

El sábado desde las 21.30 se presentará con el quinteto que lleva su nombre en el Centro Cultural Leonardo Favio (Sabattini 200), en el marco del ciclo “Música de la Casa”, que promueven la Municipalidad y la UNVM, para que se presenten bandas de estudiantes y profesores de la carrera de música de esa institución.

En su caso dicta un taller de composición y arreglos para tango, dos veces al año en Villa María.

“Escribo de manera que el quinteto conviva dentro de la amalgama de sonidos que uno quiere y no pensando solo en el bandoneón y que el resto me acompañe”, aseguró Torres, actualmente director de la Orquesta Provincial de Música Ciudadana.

“Trabajé muchos años en formato de trío y en 2014 lo amplié con el violín y la guitarra. Ahí fue que comencé a hacer hincapié en la música de autor, casi el 100% de lo que hacemos lo escribo yo”, señaló.

El sábado el quinteto vendrá con una propuesta netamente instrumental, aunque en el disco doble que está a punto de salir a la calle se incluyen 11 temas cantados.

“Ritmo de ciudad” cuenta con otras diez obras, que en total suman 21 para lo que es el segundo material discográfico del quinteto, luego de “Abriendo cancha” (2015).

Consultado sobre cómo es componer contemporáneamente para un género nostálgico y de antaño, respondió: “La nostalgia justamente no tiene edad ni tiempo. Al principio yo tenía el autoprejuicio de ‘ya está todo escrito’, hasta que un profesor que tenía me hizo ver que en realidad no va a haber otro Damián Torres en el mundo, cada uno somos una entidad aparte… original va a ser porque nace de uno”.

“Componer es una sensación física. Logro aburrirme muchísimo y el hecho de pasar componiendo la mayor cantidad del tiempo me hace muy feliz”, expresó Torres.

Aseguró que antes “el tango se aprendía más intuitivamente y a los golpes, y ya hace unos años se viene editando material que nutre a las nuevas generaciones”, refiriéndose tanto a libros como a obras musicales.

“El tango es una música que no va a morir jamás”, sentenció.

“Lo quisieron hacer caer a golpes, pero no pudieron… no solo mediáticamente, sino algunos artistas hicieron ese circo que tiraba a menos, a mi entender”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus