El Diario del centro del país

Elevaron a juicio la causa por el femicidio de Olga Inés Moyano

La fiscal Maldonado instruyó la causa desde que el cuerpo de la víctima fue encontrado en un contenedor, a pocos metros de la casa de Varela

Justicia – Osvaldo Alfredo Varela afronta una pena de prisión perpetua

El acusado deberá responder por varios hechos además del homicidio de la mujer

 

La fiscal Silvia Maldonado cerró la etapa de instrucción por el femicidio de Olga Inés Moyano y elevó a juicio la causa que tiene como único imputado a Osvaldo Alfredo Varela (54), un hombre con antecedentes de delitos contra las mujeres y también contra la propiedad.

Por la gravedad del hecho, será juzgado con jurado popular y afronta una pena de prisión perpetua.

La principal causa por la que se lo juzgará a Varela es la de “homicidio triplemente calificado por alevosía, por mediar violencia de género y críminis causa”.

Los hechos se develaron el 16 de junio de 2017, cuando un albañil que trabajaba en la obra de la calle La Rioja al 1900, del barrio Ameghino de esta ciudad, encontró dentro del contenedor los restos de una mujer descuartizada.

Inmediatamente los pesquisas, bajo la instrucción de la fiscal, comenzaron a recabar información que permitió llegar al domicilio de Varela, ubicado en los fondos de una casa de la misma calle La Rioja, a menos de una cuadra del contenedor.

Las cámaras de seguridad permitieron identificar que los había llevado en moto desde su domicilio hasta el contenedor. La moto era de la víctima. Después de torturarla y asesinarla, le robó las pertenencias y se fue a la casa con la llave que sacó de la cartera de la mujer, para seguir robando los bienes de Olga Inés Moyano. Por eso, también es llevado a juicio por “robo, violación de domicilio y hurto calificado por el uso de llave verdadera sustraída”.

Además, como encerró a la víctima, también está imputado por “privación ilegítima de la libertad calificada por la violencia”.

 

Desprecio hacia las mujeres

Una trabajadora sexual corrió mejor suerte y logró escapar de las garras de Varela. Pasado el tiempo de sufrir una brutal agresión, la mujer leyó El Diario con la crónica del femicidio de Olga Inés Moyano y no pudo creer lo que veía: el rostro de su atacante era el mismo que la había victimizado a ella.

Este hecho ocurrió a fines de 2015, cuando Varela fue a un hotel alojamiento con la trabajadora sexual. Allí, no sólo que no cumplió con el pago pactado, sino que además le robó a la mujer e intentó asfixiarla. Casi la mata, pero la oportuna intervención del dueño del lugar la salvó y provocó la huida del agresor.

En ese momento, la víctima no hizo la denuncia. Pero cuando vio el rostro de Varela no dudó y se presentó ante la fiscal.

Esa causa también fue llevada a juicio con Varela como acusado de “robo calificado en grado de tentativa” y “homicidio doblemente calificado por críminis causa y por mediar violencia de género, en grado de tentativa”.

 

Y hay más…

El hombre, que está tras las rejas desde junio de 2017, tiene antecedentes por delitos contra la propiedad. Después de salir de la cárcel llegó a Villa María figurando ser un trabajador, con especialidad como gasista y plomero. Pero esa no era su principal actividad, tal como lo demuestra la causa elevada juicio en la que Varela está acusado por robo agravado por el uso de arma. El hecho del que se lo acusa ocurrió el 18 de mayo de 2017 en el local de ropa Colorín Colorado, ubicado en la calle Salta al 1800 (cerca de donde vivía).

Allí ingresó, amenazó a las mujeres con un arma y se llevó prendas del local y elementos personales de la empleada del lugar.

El cuarto hecho por el que será juzgado ocurrió el 31 de mayo de 2017, cuando dos mujeres que trabajaban en una empresa de salud fueron sorprendidas por un hombre que las amenazó con un arma -después se supo que era de juguete- y las increpó haciéndoles pasar un mal momento.

Por este hecho, se elevó a juicio la causa por “robo con uso de arma de utilería”.

De esta manera, se cierra la etapa de investigación de los hechos. En breve, llegará la hora en que los jurados y jueces dicten su veredicto.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Los arqueros también lloran…

Mercedes Dagna

Detuvieron a tres personas y recuperaron objetos robados

Daniel Rocha

La vigilia del pueblo junto a los excombatientes, cita de honor

Noemí Bramardo