Emergentes contra la emergencia

El Gobierno nacional ha celebrado esta decisión, en tanto, el posicionamiento permitirá mejores condiciones de mercado

Análisis

Argentina ha sido reclasificada de mercado “fronterizo” a “emergente” por la empresa estadounidense Morgan Stanley Capital Investment, pero… ¿qué significa esto y por qué?

Escribe Pablo Fernando Ceballos Chiappero
Abogado (UNC) – Especial para EL DIARIO

La semana pasada inmediata ha sido clave en materia económica y fundamentalmente bursátil: el 20 de junio, la República Argentina ha sido reclasificada de mercado “fronterizo” a “emergente”. Esta calificación es efectuada por la empresa estadounidense Morgan Stanley Capital Investment (MSCI Inc.), que hace más de cuatro décadas provee índices de mercados de valores (acciones, bonos, etc.), fondos de capital, deudas y demás información relevante a fin de que los principales inversionistas del mundo elaboren sus portafolios o carteras de inversión. Es una empresa líder y confiable que ha servido para que los fondos institucionales obtengan una acabada visión sobre rendimientos y riesgos, así como también acceder a investigaciones innovadoras sobre inversiones.

Argentina fue emergente hasta el año 2009, ocasión en que MSCI desplazó sus acciones al índice “frontera”, debido a las constantes restricciones sobre los ingresos y egresos de capitales en la bolsa porteña. La reclasificación del Indice MSCI Argentina de “frontier markets” a “emerging Estado” de los mercados se basó en el “visto bueno” de los principales participantes del mercado que se expidieron sobre la propuesta. Estas opiniones consultadas vislumbran gran esperanza en relación al país, ya que los inversores internacionales manifestaron su confianza en las actuales condiciones y normas para ingresar al mercado argentino.

Empero, vale destacar que los recientes vaivenes cambiarios de nuestro país -sobre los que aún no ha dado señales de estabilidad- han ocasionado una aclaración por parte del MSCI: su decisión podría ser revisada si Argentina incorpora restricciones de acceso al mercado, tales como controles de capital o divisas. El Indice MSCI Argentina se incluirá en el Indice MSCI Emerging Markets recién en mayo de 2019, por ello es menester asegurar y continuar la estabilidad económica del país, a fin de sortear con éxito las revisiones del índice. Por tal contexto y en una progresividad inclusiva, MSCI continuará restringiendo la inserción en el índice a las empresas argentinas listadas en el extranjero, como los American Depositary Receipts (ADR), que posibilita la negociación de acciones de empresas nacionales en las bolsas estadounidenses o en una bolsa del exterior. Debe quedar claro que, técnicamente, sólo se reclasifica a los ADR argentinos; para el resto, los evaluadores ponderaron que se necesita mayor liquidez antes de considerar un cambio de listados offshore a onshore.

Esta decisión ha puesto paños fríos a la situación del país por una previsibilidad positiva. Se estima que los inversores internacionales ingresarían entre 3.500 y siete mil millones de dólares a nuestro mercado financiero. Las esperadas inversiones. Y ello puede ocurrir, fundamentalmente, porque muchos fondos internacionales se constituyen y rigen por “prospectos” o reglamentos, que contienen cláusulas por las que sólo permiten invertir en mercados emergentes. Va de suyo que hasta entonces no incluían empresas argentinas en sus portafolios, salvo indirectamente para aquellas cualificadas con ADR.

Durante el jueves posterior, con habilidad bursátil -en tanto el miércoles fue feriado- las acciones operaron en alza, con las líderes Grupo Financiero Valores (VALO) con un +18,44% y Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cerrando un +16,17%. El promedio fue 6,01% y el indicador Merval a 30.869,35 puntos.

Además, este aumento de calificación permitirá mejores condiciones de acceso al crédito internacional para las empresas.

El Gobierno ha celebrado esta decisión, en tanto su nuevo posicionamiento permitiría mejores condiciones de mercado, al tiempo que reduce el indicador de riesgo país.

En relación al dólar, los principales bancos han cedido el tipo de cambio aproximadamente $0,70 – $0,80, cerrando el viernes con una cotización de $27,50 en el Banco Nación Argentina (BNA). No obstante, la decisión de emergentes ha sido sólo una causa, ya que también contribuyó la incorporación a las reservas del préstamo del Fondo Monetario Internacional y la asunción del nuevo presidente del Banco Central, quien mediante su estrategia de subasta de divisa estadounidense, entre otras, ha logrado calma para el mercado.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus