El Diario del centro del país

Emotiva evocación de la recordada carrera

Las familias Ramonda y Suárez, recibieron plaquetas recordatorias de aquella gesta deportiva mecánica

EN EL 70º ANIVERSARIO DE LA BUENOS AIRES – CARACAS

La emblemática cupé del binomio villamariense y otras cupecitas y autos que se sumaron a la evocación

Con una excelente organización de la Asociación Villamarienses de Vehículos Antiguos y de los municipios de Villa María y Villa Nueva, se llevó a cabo un evocación histórica de la Buenos Aires – Caracas, competencia que marcó un antes y un después dentro de las competencias del Turismo Carretera. Aquella recordada carrera, disputada en 1948, tuvo entre sus participantes al binomio villamariense Darío Ramonda – Eleuterio Suárez con la cupé Chevrolet 1939, lograron el objetivo de dar la vuelta y finalizar muy bien posicionados.

La evocación de ayer comenzó en la Plaza Capitán de Los Andes de Villa Nueva, donde se convocaron varias cupecitas y autos de los socios de la AVVA, donde fueron saludados por el Director de Deportes y Turismo de Villa Nueva, Jorge Elhall, quien además, entregó una medalla recordatoria.

Posteriormente, la caravana se dirigió desde Villa Nueva hacia Villa María, donde frente al museo que recuerda a Ramonda-Suárez, se entregaron sendas plaquetas recordatorias a Darío Ramonda y a Macarena Suárez (hija de Daniel Suárez). Allí se colocó una ofrenda floral y Marcos Bovo en una breve alocución recordó este evento tan caro al sentimiento de ambas Villas.

Desde ese lugar la comitiva se trasladó hasta el “Garage Ramonda” (ubicado detrás de la estación de servicios propiedad de la familia), donde previo a los conceptos de Pablo Montes (presidente de la AVVA) y el sentido relato de Darío Ramonda, contando todas las vicisitudes que tuvieron que sortear su tío y su padre, además de destacar el aporte económico de muchos vecinos de ambas ciudades para poder correr.

Allí la AVVA. descubrió un mármol donde recuerda los 70 años de la carrera.

Luego todos se trasladaron al campus de la Universidad Nacional Villa María, donde estaba ubicado el arco de la AVVA, donde con la bandera argentina en manos Rubén Chiapero fueron recibiendo a todos los participantes. Seguidamente la comitiva se trasladó al Museo Don Iris, donde después de recorrer ese lugar, se entregaron reconocimientos a todos los participantes y se sirvió un ágape.

De esta manera concluyó exitosamente esta recordación de la emblemática competencia que unió a Buenos Aires con Caracas y luego al regreso Lima con Buenos Aires, donde en una clasificación conjunta virtual, los villamariense Darío “Davo” Ramonda y Eleuterio “Terio” Suárez se ubicaron en el séptimo puesto.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

La violencia empañó todo

Alexis Loudet

Un finde perfecto para ilusionarse

Daniel Rocha

Moroni – Ramírez ganaron el primer especial de verano

Noemí Bramardo