El Diario del centro del país

Emotivo rescate

El perro bajó asustado y recibió el cariño de los servidores y proteccionistas

Fue encomiable el trabajo de Bomberos Voluntarios para bajar a un perro del techo de los silos abandonados. La proteccionista Silvina Gómez relató la tarea, que duró más de dos horas durante la mañana de ayer, en el molino Fénix

El perro se mostró desde lo alto, pero en gran parte fue difícil verlo

Un emotivo rescate de un perro, que se encontraba desde hace más de un día arriba de un silo lindante a las vías, causó el agradecimiento de animalistas y dejó otro pulgar para arriba para los Bomberos Voluntarios de la ciudad.

El hecho ocurrió ayer por la mañana, cuando una rescatista de animales, Silvina Gómez, recibió la noticia sobre un perro atrapado en la zona abandonada de Molinos Fénix.

En ese lugar, donde residen incluso algunas personas, ya no se encuentran las viejas escaleras que estaban colocadas. Al parecer, por allí subió el perro, de tamaño mediano y color negro, hasta lo más alto del viejo silo.

Bomberos llegaron con una unidad especializada de rescate

Vecinos del lugar lo escucharon ladrar al animal durante toda la noche y también esta madrugada. Todos se percataron de que estaba sufriendo.

Al ser notificada de este problema, Silvina llamó automáticamente a los bomberos.

Según el relato de la mujer, primero se acercó un servidor público para verificar sobre el tema.

Cerca de las 9.40 empezó el operativo rescate con el arribo de un camión de escala giratoria.

Este tipo de unidad está diseñada específicamente para acceder a lugares de grandes alturas donde escalas convencionales no pueden llegar.

La escalera se encuentra montada en una plataforma giratoria en la parte trasera del camión, lo que le permite girar en torno a una base estable. Entonces permite el acceso y la salida de los bomberos y las víctimas desde grandes alturas.

De esta manera, primero los bomberos probaron ingresar por el acceso sobre el bulevar Vélez Sarsfield.

El primer intento fue en vano. Había que penetrar con el móvil por el otro sector, motivo por el cual los servidores dieron la vuelta y se ubicaron desde un área del silo por la cual penetraron hasta llegar al perro.

“Fue realmente emocionante ver la forma y todo lo que pusieron para trabajar en eso”, destacó Silvina.

“Fue un trabajo muy complicado y los bomberos estuvieron desde las 9.40 hasta las 12.30… Es para destacarlos”, añadió. Además, remarcó que si bien el perro se escuchaba, no se veía, lo que dificultó aún más el trabajo para los servidores públicos.

“Verlos poner todo para salvar al perro es algo gratificante y emocionante, todavía se me caen las lágrimas”, expresó Silvina.

El perro quedó finalmente cerca del lugar, pero las animalistas se comprometieron en ayudar a las familias humildes del sector, llevándole alimento al animal.

También intentarán que la perra que circula en el sector sea operada para no quedar nuevamente embarazada.

Por lo pronto, el negrito que quedó atrapado entre los techos y pasó la noche sufriendo, recibió la mano bondadosa de los animalistas y, sobre todo, de los bomberos de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Cada vez más tirados

Alexis Loudet

El CAM, con visto bueno

Mercedes Dagna

Té dulce

Mercedes Dagna