El Diario del centro del país

Emprendedores verdes

¡QUIERO EMPRENDER!

Respecto a la sostenibilidad ambiental y a la responsabilidad social como banderas

Escribe: Lic. Karina Costabello (*)
Especial para El Diario

La preocupación por la preservación del medio ambiente debe estar presente en todos los sectores de la sociedad. En el mundo de los negocios no es diferente. El motivo principal es porque una mala gestión en este sentido puede traer resultados desastrosos tanto para la empresa como para la naturaleza.

La actividad emprendedora es esencial para el necesario cambio de modelo socioeconómico, desarrollar acciones que fomenten el espíritu emprendedor es la manera de cambiar las cosas y el emprendedor es la mejor fuente de oportunidad, así como la sostenibilidad es fuente de oportunidad de negocio.

Para la superación de la actual crisis económico-financiera no vale cualquier tipo de iniciativa de emprendimiento, sino aquéllas que tengan la sostenibilidad ambiental y la responsabilidad social como principales banderas. Hablamos así de los “emprendedores responsables”, aquellos emprendedores que son capaces de generar unos valores ambientales, sociales y económicos positivos, tanto desde un punto de vista externo (su entorno) como interno (su forma de operar). Entre ellos están los emprendedores sociales (cuyo valor más notorio es el social, ya que habitualmente nacen como respuesta a un problema o necesidad social) y los emprendedores verdes o eco-emprendedores (que se destacan por mejorar nuestra relación con el medio ambiente gracias al eco-emprendimiento). Ambos generan un valor social y económico positivos. Sostenibilidad ambiental y responsabilidad social son los valores-guía de toda actividad del eco- emprendimiento.

El emprendedor verde ha adquirido especial relevancia en los últimos años introduciendo nuevos valores. Transformar o renovar algunos sectores económicos es clave en el asentamiento de la economía circular. La idea es construir un entorno emprendedor fuerte para lograr atraer más financiación, talento y proyectos empresariales innovadores. Hay que entender que el concepto del emprendimiento sostenible adquiere vital importancia para mejorar la competitividad. Para eso, la sociedad y el emprendedor en particular tienen que asumir su responsabilidad a favor de la sostenibilidad para no comprometer las necesidades de las generaciones futuras.

Cuando el emprendedor contribuye aportando ideas y soluciones que crean valor ambiental, y lo hace de manera sostenible, estará resolviendo problemas de la sociedad y ambientales desde una perspectiva económica.

Los factores clave a tener en consideración son:

  • Consumo responsable.
  • Materias primas cercanas.
  • Producción menos dañina para el medio ambiente.
  • Planes estratégicos sostenibles que reduzcan el impacto ambiental.
  • Reciclaje.

 

Paso inteligente y estratégico

Emprender en proyectos ecológicos es un paso inteligente y estratégico. Debido a la creciente conciencia de calentamiento global, la contaminación de ríos y océanos, la baja calidad del aire, etc. se incrementa la demanda de productos verdes.

En tu modelo de negocios Canvas debés tomar en cuenta cómo tu oferta de valor, tus recursos, aliados, canales, etc., pueden reducir la huella de carbono o hacerse cargo de los desechos no biodegradables.

Las ideas de negocio verdes, también conocidos como ecoemprendimiento, tiene grandes ventajas:

  • Si generás productos posicionados como verdes, podés cobrar un precio más elevado. Las personas sensibilizadas con el cuidado del ambiente no escatiman gastos si se trata de la protección del planeta.
  • Muchas prácticas ecoamigables pueden ayudar a la reducción en los costos.
  • Cumplís con las leyes ambientales.
  • Construís una imagen responsable, lo que te ofrece ventajas competitivas. Con prácticas de marketing verde podrás posicionar a tu negocio.

 

¿Cómo se caracteriza un negocio ecológico?

Se trata de aprovechar los recursos de forma creativa para reducir la huella de carbono que se genera en las empresas y que todas las prácticas del negocio (producción, distribución y desecho) sean amigables con el ambiente. No es solamente tener una buena imagen con el público, sino que es un proceso de concientización ambiental. Tan solo con reducir los gases de efecto invernadero personal y empresarial, estamos aportando un valor inestimable para nuestro planeta. Algunas de estas prácticas son: la utilización de la luz natural el mayor tiempo posible, o disminución del papel para las comunicaciones internas (haciendo uso de formatos digitales), etc.

El emprendimiento también es una respuesta a los cambios sociales producidos. Cada vez existe mayor información sobre la importancia del cuidado del medio ambiente. El emprendimiento verde muestra la vocación profesional de tantos emprendedores que llevan a cabo una idea de negocio pero integrando siempre en su plan de negocio la sostenibilidad ambiental como programa necesario para el éxito. Por lo tanto, los eco-emprendedores al igual que quienes emprenden en el ámbito de lo social, son responsables con la sociedad en la que viven. Buscan la armonía de un proyecto que se ajusta al entorno. Hoy mucha gente no le da importancia a estas nuevas políticas, pero muchas leyes ya se están aplicando para que tengan en cuenta el medio ambiente a la hora de abrir un negocio. Seguramente en menos de 10 años, todos estaremos pensando en negocios verdes y rentables.

 

(*) Comunicadora social publicitaria del Estudio Moon Comunicación, Marketing y Diseño

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

AERCA dijo presente en el Argentina Exporta

Mercedes Dagna

El “efecto Bolsonaro” en nuestra economía

Daniel Rocha

Pymes destinan menos a la inversión productiva

Mercedes Dagna