El Diario del centro del país

En enero, bajaron los precios de los alimentos solo en Villa María

Informe CPCE – Según el relevamiento, la carne y los lácteos fueron los únicos con tendencia a la suba

La Canasta de alimentos para una familia tipo en Villa María tuvo una baja. Para vivir, una familia en esta ciudad necesita 37.272,16 pesos por mes

La Canasta Alimentaria Nutricional (CAN) que mide el Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCE) registró para enero una sorpresa para Villa María, dado que fue la única ciudad de las relevadas en la que bajaron los precios de la comida.

Según el informe, la caída del primer mes del año comparada con diciembre de 2018, fue del 2,36%.

“La variación registrada se debe a la disminución en el costo de los rubros panadería (13,91%), bebidas (8,28%), almacén (3,00%), verduras y huevos (1,47%); y al aumento en el valor de lácteos (2,59%) y carne (2,23%)”, indicaron.

Cabe señalar que pese a la baja del primer mes del año, la variación interanual -enero 2018 a enero 2019- fue la más alta de la provincia, alcanzando un 54,35%.

Por lo tanto, se estima que las últimas bajas fue una tendencia al equilibrio más que una tendencia.

En definitiva, para comer, una familia tipo integrada por un matrimonio y dos hijos menores necesita 17.335 pesos y si a eso se le suma vivienda, educación y servicios, alcanza 37.272, 16 pesos.

 

Rubro por rubro

La principal caída que se observó, fue en el rubro panadería, explicado por la disminución en el precio de pan salvado doble diet (28,05%) y pan francés (2,58%).

El resultado negativo del rubro bebidas es explicado por los menores costos en vino fino (16,52%), cerveza (13,12%), agua saborizada (7,96%), jugo en sobres (3,97%), soda (3,95%) y gaseosa (2,29%).

La variación negativa en el rubro almacén se debe, principalmente, a los menores costos de helado (27,52%), galleta de agua (21,34%), copos de maíz (15,49%) y café (14,69%); aunque hubo subas en alimentos básicos como polenta (7,64%) y harina (6,63%), entre otros.

La disminución en el precio del rubro verduras y huevos, causado por el menor valor de berenjena (20,94%), batata (16,59%), calabacín (13,42%), cebolla (13,33%) y tomate (6,92%).

Por otro lado, las subas del valor del rubro lácteos, se debe al mayor costo de queso cremoso (16,49%), queso de rallar (8,20%), leche fluida (4,15%), yogurt entero en vasito (2,02%) y manteca (1,33%); mientras que se dio un menor costo en yogurt entero en sachet (15,14%), yogurt descremado en vasito (2,42%) y leche en polvo (1,45%).

Por último, la suba registrada en el rubro carne se debe al mayor valor de costilla (11,24%), carne picada (8,10%), bife de hígado (3,32%) vacio (1,64%), bola de lomo (1,06%) y costeletas (0,76%).

 

Metodología

El Instituto de Economía del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Córdoba elabora un indicador que mide el costo de la Canasta Alimentaria Nutricional (CAN).

El trabajo tiene como objetivo monitorear cómo afecta el alza de los precios al gasto que realizan las familias de clase media de la ciudad de Villa María, en la adquisición de una canasta de alimentos y bebidas.

La evolución se mide a partir del relevamiento de precios, en cadenas minoristas localizadas en barrios de clase media, de una canasta de bienes elaborada por el Colegio de Nutricionistas de la Ciudad de Córdoba, tomando como base los requerimientos de una alimentación balanceada y según los patrones de consumo culturales propios de la provincia. Contiene 80 productos, divididos en seis rubros: lácteos, carnes, verduras y huevos, panadería, bebidas y almacén.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

“Hay mucha más necesidad que antes, mucha, mucha más”

Juan Pablo Morre

Alfonsín: “La UCR ha comprendido la necesidad de influir en las decisiones”

Daniel Rocha

Reacción contra Accastello en el PJ

Noemí Bramardo