En Santa Fe investigan una supuesta estafa iniciada en Villa María

En la comisaría de Suardi, provincia de Santa Fe, se presentó la denuncia que llevó a los investigadores a Villa María

Compraventa online – Aseguran ser de esta ciudad y después de cobrar no entregan los autos

A través de las redes sociales, personas que invocan el nombre de Villa María se conectan con incautos compradores y después de cobrar no entregan los autos que dicen vender y desaparecen. Lo investigan en la provincia de Santa Fe. Habría damnificados de otras provincias

Según la Policía santafesina, hay al menos tres damnificados en la localidad de Suardi, quienes habrían sido engañados con planes de automóviles inexistentes por personas que mencionaban como lugar de origen a Villa María.

Según difundió Radio Belgrano de aquella localidad, el jefe de la Policía local señaló que recibieron las denuncias contra una supuesta firma que se presentaba como “Plan Motors Villa María”.

Carlos Franck, el vecino de la Capital Nacional del Sorgo y denunciante, dijo que después de pagar cuotas y dinero extra por los trámites para acceder al vehículo que ofrecían, no pudo establecer más comunicación con los “vendedores”, que dejaron de contestar el teléfono y de tener actividad, al menos con el mismo nombre, en las redes sociales.

El mismo Franck, ante la certeza de que había sido estafado, inició una investigación propia y encontró que el espacio físico de la “empresa” no era otra cosa que un galpón abandonado, lleno de autos viejos.

Según el testimonio que recoge la emisora, después de terminar de pagar las cuotas, el hombre “aportó entre 20 mil y 40 mil pesos más, pero nunca tuvo respuestas”.

El comisario agregó: “Incluso, luego hemos recibido otras dos denuncias, por lo que hasta el momento en Suardi serían tres los damnificados”.

 

No es el único caso

Trascendió que en una de las fiscalías de esta ciudad se está investigando un hecho similar.

El damnificado en esta ocasión sería de la provincia de Buenos Aires y los vendedores “fantasmas” utilizaban nombres propios -se estima que no son reales- y no de empresas como en el caso que se averigua en Suardi.

La conexión establecida con Villa María se dio porque después de hacer el acercamiento entre comprador y el supuesto vendedor, se inició una conversación telefónica y por WhatsApp desde un número con característica de esta ciudad.

Llama la atención que toda la operatoria, desde la pauta de la compra del vehículo hasta la entrega del dinero, se hizo sólo por redes sociales y por teléfono, es decir, nunca se encontraron cara a cara.

Pero lo concreto es que después de pagar no le entregaron al damnificado auto alguno y por eso radicó la denuncia.

Recordamos también que hay otros casos con damnificados en nuestra ciudad que cayeron en las redes de los supuestos vendedores y, al igual que los demás denunciantes, se quedaron sin nada.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus