Entre todos

Escribe Katy Maidana (PROTECCIONISTA)

La decisión de compartir nuestra vida con un animal o el hecho de invitarlos a ser parte de nuestro mundo humano, nos otorga la gran responsabilidad de integrarlos de forma correcta. Los animales no tienen voz, pero sí tienen derechos y es nuestro deber alzar la voz en su defensa, para lograr una correcta tenencia responsable.

El animal debe estar identificado con collar y chapita donde se consigne un número de teléfono,

Debemos hacer hincapié también en la educación, es fundamental para la tenencia responsable.

Tenemos que saber los cuidados básicos necesarios y las responsabilidades que asumimos como dueños o tenedores de mascotas.

En este punto es necesario el actuar de los médicos veterinarios, que son los profesionales más capacitados para orientarnos, pero también se requieren campañas informativas y concientización a nivel escolar.

Sin dudas todos debemos ser educados. Tanto los niños, los jóvenes, adultos y personas de tercera edad, ya que todos convivimos con animales, sea de forma activa o no.

Otro de los puntos es la castración, es fundamental para evitar la superpoblación de animales abandonados.

La vacunación y control de parásitos también son importantes, existen enfermedades de carácter zoonóticos y otras altamente peligrosas y mortales, por eso es importante cumplir con el calendario de vacunación, además de la desparasitación interna y externa de tu mascota.

Debemos también promover la adopción por sobre la compra, ya que existe un sin número de perros vagabundos por las calles esperando un hogar.

En contraposición a esto, si recorremos el Facebook de cada proteccionista, vamos a advertir decenas de casos mensuales, tanto de abandono, de perras en celo que hacemos castrar, animales enfermos con moquillo, bichera o víctimas de maltrato.

A la gente le pedimos compromiso, compromiso con el animal que encuentran. Las proteccionistas no somos un 0800 capaz de hacernos cargo de todo. Pongan su granito de arena, entre todos podemos salvar más vidas.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus