El Diario del centro del país

“Es una megaproducción con una calidad óptima de realización”

“La audición fue una semana entera de estar colgado de arneses, trabajando con diferentes planos en el espacio y cumpliendo con cuestiones muy específicas”, contó Benítez (foto Vegas)

Villamarienses en temporada – El bailarín José Benítez protagoniza “Hombre vertiente” en Carlos Paz

En la puesta teatral y vivencial creada por el mítico director Pichón Baldinú, el mismo de De la Guarda, el joven artista local interpreta uno de los papeles centrales. El espectáculo no convencional se extenderá hasta el 5 de marzo en Espacio Mónaco

“Es una innovadora y emocionante experiencia en 360, que combina: teatro, danza aérea, acrobacia, música electrónica, proyecciones 3D y 6 mil litros de agua que se reciclan”.

Así se promociona a la excitante puesta teatral y vivencial “Hombre vertiente”, que se desarrolla en el flamante Multiespacio Mónaco de Villa Carlos Paz y donde el joven bailarín villamariense José Benítez cumple uno de los papeles protagónicos.

Quien fuera profesor de la academia Danza Vida y Espacio Sur y quien creara el año pasado su propio grupo (Benítez Compañía de Artes Escénicas), superó y aprobó un arduo proceso de audición que iniciara el 3 de diciembre pasado. “Fue una semana entera colgado de arneses, trabajando en diferentes planos en el espacio y cumpliendo con cuestiones muy específicas, que se diferenciaron de los castings que se pueden llegar a hacer para bailarines o para actores. En las selecciones convencionales, se prueba algo, se chequea, sale bien y listo, quedás; en este caso eran desafíos totalmente nuevos para la mayoría de los que estábamos, donde cada uno dio lo mejor de sí. Le pusimos empeño en el desafío físico, en la concentración y en alimentarse bien. Era como una carrera que había que ganar y al final, quedamos 12 artistas cordobeses en escena”, contó a El Diario.

-¿Cómo está viendo el montaje de su puesta en Carlos Paz el mítico director Pichón Baldinú, el mismo de Organización Negra y de De la Guarda?

-Por lo que nos cuentan, él está muy satisfecho con la plaza de Carlos Paz, con la capacidad de adaptación de la gente que trabaja y por la materia prima cordobesa. Este mismo show lo ha llevado a Israel, Estados Unidos, Europa y Asia pero ahora lo ha modificado y le agregado escenas para esta nueva temporada. Se trata de una megaproducción con una calidad óptima en su realización, donde los artistas tienen exactamente el mismo protagonismo que los técnicos que deben ser especializados en tecnología y en cuestiones de escalada, como así también tener criterios artísticos y contar en tiempos musicales. Es un esfuerzo de 30 personas que se suman a toda la puesta. En cuanto al lugar, se decidió montarlo en este espacio nuevo (Mónaco), debido a que se necesitaba de un recinto y una infraestructura especiales. Es una obra, por supuesto, no convencional. Para que te des una idea, el escenario es inmenso y se han instalado dos tótems mecánicos, bajadas eléctricas especiales, se llevaron seis bombas de agua para propulsar el agua que usamos los “hombres vertientes” y se colocaron motores que nos elevan hasta 10 metros de altura.

 

Blanda como el agua

-¿Cómo es la dinámica del espectáculo?

-En principio, se rompe la idea de una puesta tradicional donde el espectador mira en una dirección hacia delante sino que el público está parado y se convierte en protagonista también al vivenciar y ser testigo de los paisajes, los personajes y las criaturas que crea un “artista”, que en este caso vengo a encarnarlo yo y un compañero, Boris Bakst. Ambos cumplimos el mismo rol ya que al ser tan acelerados los tiempos de cambios en cuestiones técnicas puestas en el cuerpo, nos dividimos las escenas. Por suerte nos llevamos súper bien y hasta tuvimos que sortear el desafío de parecernos físicamente para que en escena no se note tanto la diferencia. Nos reímos de eso porque tuvimos que tomar sol, cortarnos el pelo y teñirnos igual. En cuanto a la dramaturgia de la obra, se cuenta la historia de un “artista” que crea personajes que lo llevan a perderse por los laberintos de su propia mente. Son su creación pero a la vez se rebelan y se burlan de él. También aparece una musa inspiradora que intenta ayudarlo. Hasta el último, no se sabe si puede escaparse o no de ellos. Por último hay que decir que la inclusión del agua no es casual, ya que es un concepto tan simbólico, tan plástico y tan blando como las ideas que empiezan a verter.

-¿Hasta cuándo se extenderá la temporada?

-Comenzamos el 3 de enero y tenemos entendido que se desarrollará hasta el 5 de marzo, con funciones de jueves a lunes.

 

Premios

Vale precisar que “Hombre vertiente” obtuvo cuatro galardones en los Premios Carlos (como Mejor Director de Espectáculo, Mejor Producción, Mejor Coreografía y Mejor Escenografía Virtual).

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Voces por la ciudad

Mercedes Dagna

Un humorista dice: “Paren, che, al final no sé qué chiste podemos hacer”

Daniel Rocha

El Limón cumple 6 años

Juan Pablo Morre