El resurgimiento del turismo israelí

miércoles, 6 de abril de 2022 · 11:42

Israel ha sido desde un tiempo un destino turístico de relevancia internacional. Ya sea para recorrer sus playas, o conocer su historia, miles de visitantes llegan para vacacionar en esta joya del medio oriente. Al mismo tiempo, en los últimos años por dos problemáticas marcadas, ese número cayó estrepitosamente. Las estadísticas bajaron y con eso los ingresos económicos de un país que los necesita urgentemente.

Debemos entender que el turismo religioso, es uno de los principales portavoces de la expansión y demostración de la cultura israelí al mundo. El país muestra mucho orgullo al abrirse de esta manera hacia los extranjeros. Es más, existen diversos programas que buscan que jóvenes judíos regresen al lugar donde todo comenzó, inclusivo muchos hacen viajes a Israel desde Argentina. Pero el mal llamado fanatismo religioso, o la potestad de recordar constantemente y pasionalmente la cruda historia de la fundación del Estado, trae también consecuencias. Y es aquí cuando llegamos a la primera problemática que viene afectando negativamente a la rama turística. El conflicto armado israelí-palestino. Por cuestiones obvias, la guerra le quita atractivo a un lugar que merecería ser visitado.

Para conocer un poco más sobre este asunto, este conflicto comenzó en el siglo pasado. El control por Palestina ha sido uno de los orígenes de todas las batallas que fueron sucediendo en Medio Oriente en las pasadas décadas. En respuesta el antisemitismo, el sionismo pidió por la creación de un Estado Judío. Las tierras que se ofrecieron fueron las de Palestina. Muchos judíos emigraron masivamente hacia allí una vez terminada la Segunda Guerra. Los palestinos claramente lo sintieron como una amenaza. Ver como gente de distinta religión se asienta en tu territorio puede resultar gravitante. A esto le podemos sumar dos cuestiones. Por un lado, las distintas divisiones religiosas y creencias que suceden dentro de ambos países. Y por otro lado, muchos otros actores se fueron sumando a la disputa. Existen una gran variedad de puntos de vista, opiniones e intereses. Aunque se quisieron ir solucionando con distintas reuniones, los enfrentamientos paramilitares fueron una constante, causando una gran cantidad de víctimas de ambos lados.

La franja de Gaza ha sido el principal punto de disputa, junto a Jerusalén. La franja ha sufrido bloqueos económicos, lo cual colapsó al gobierno Palestino desde entonces. En 2014 y en 2021 se vivieron guerras fuertes en esta zona y se ha declarado varias veces como una zona en crisis humanitaria. Aquí podemos ir cerrando el primer causante de esta bajante de pasajeros en los aeropuertos de Israel. Ahora nos enfocaremos en el segundo motivo.

La pandemia ha hecho estragos calamitosos en todo el mundo. En todas las ramas productivas y comerciales de cada nación, los ingresos se han visto afectados. Esto se acentúa cuando además tienes una guerra bíblica y un enfrentamiento religioso en pleno aeropuerto. De esta manera, se fusionaron dos contratiempos mayúsculos que han parado casi la totalidad de la actividad económica en suelo israelí.

Para combatir dicho estancamiento macabro, se tuvo que trabajar en conjunto con distintas ONGs, agencias y organismos internacionales y unificar el capital privado y público. Por eso se ha planificado la recuperación desde lo gubernamental, para luego llegar a cada rincón de la sociedad judía. Primero se comenzó por establecer récords en la disposición de vacunas para la población. Israel fue uno de los primeros países en inmunizar a la totalidad de su población. El gobierno no perdió un segundo y compró lotes de vacunas rápidamente. Una movida política muy complicada de hacer con las tensiones que había generado la guerra anteriormente. Pero de alguna manera u otra, se logró llegar a destino.

Otro accionar que tomó la cúpula del gobierno judío, fue apostar por aperturas seleccionadas y constantes. De esta forma - según explica Greca Viajes - se tramitó la idea del famoso “Pase Verde”. Las personas vacunadas lo pueden sacar para no sufrir retrasos en aeropuertos, restaurantes u otras actividades. De esta manera se facilitó el movimiento y se favoreció la política de restricciones, relajándose y apostando por las pruebas negativas de PCR. De esta manera, Israel se convirtió en el primer país en recibir con una cálida bienvenida al público que decidió vacacionar igualmente durante los meses más duros de la pandemia. Con este conjunto de medidas se consiguió mayor accesibilidad hacia las atracciones principales del país. También existió un arduo trabajo cultural durante los meses de cuarentena. Se inauguraron nuevos museos, nuevos hoteles y espacios sociales para ofrecer nuevas opciones a los visitantes rutinarios.

El turismo religioso volvió a estar en el centro de atención. Y no solo para las organizaciones judías del interior del país, sino para otras agencias extranjeras. En España por ejemplo, siempre ha tenido gran relación con los mandatos israelitas. Las empresas de turismo españolas especializadas en turismo religioso, han retomado otra vez sus esfuerzos e inversiones en torno a las excursiones judías. Esto volvió a reactivar el ida y vuelta entre países. Por un lado, tenemos una gran masa de españoles visitando el Muro de Lamentos, la Iglesia de Belén, el Santo Sepulcro de Jerusalén y el Memorial del Holcausto. Y por el otro lado, tenemos a los habitantes de Tel Aviv eligiendo vacacionar en Barcelona, un destino favorito para el judío con alto poder adquisitivo.

De esta manera, se fue acaparando otra vez la mirada del turismo europeo o americano. Pero para cerrar el círculo de recuperaciones, se comenzó a apostar por lo regional. Fue así, que Israel firmó un pacto con Marruecos, celebrando un foro sobre turismo que abrió puertas para muchas medidas consecuentes que se tomaron. Por ese canal virtual, se crearon inversiones mutuas y se fortalecieron las relaciones entre ambos países. Para culminar, se fundó una plataforma empresarial para la creación de proyectos en conjunto; y desde 2020 que se vienen discutiendo acuerdos económicos para el favorecimiento vincular de ambas naciones. Invirtiendo en pymes y en franjas hoteleras en las zonas playeras, lo cual fomentará de manera considerable el turismo regional.

Valorar noticia

33%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
66%
Indiferencia

Comentarios