Estuvieron bajo bandera durante la Guerra de Malvinas y no son reconocidos

Acosta y Brusa en la Redacción de EL DIARIO. “Las tropas en las islas se calculaban entre 10 y 12 mil, pero solo 3.337 tuvieron acciones efectivas de guerra”, dijo Brusa

Reclamo de quienes no estuvieron en campo de batalla directo, pero participaron del conflicto bélico

Rubén Acosta y Mario Brusa señalaron que nunca tuvieron respuestas a sus planteos

Rubén Acosta y Mario Brusa estuvieron bajo bandera -sin participar directamente en los campos de batalla- en la época de la Guerra de Malvinas y reclaman que el Estado los reconozca, algo que para los oriundos de Villa María no sucedió.

“Estuvimos en Río Grande, Tierra del Fuego. De nuestro batallón, de mil hombres, fueron 600 o 700 (a las islas). El resto se quedó a cuidar en la costa, como apoyo logístico”, explicaron en la Redacción de EL DIARIO.

Luego tuvieron distintos destinos. Por ejemplo, Rubén contó que lo enviaron “a una planta de petróleo que está en el límite con Chile, en Río Grande, para cuidar esa parte”.

En total, permanecieron un año bajo bandera. “Entramos a Río Grande en octubre del 81 y salimos en octubre del 82. Hicimos la parte logística”, precisó Brusa.

“Pedimos un reconocimiento moral e histórico, como están gestionando en otras provincias”, explicó.

Acosta destacó que nunca recibieron nada, “ni una rebaja de impuestos. En su momento, Nora Bedano me pidió todos los datos y después no tuve más respuestas”.

“Muchos de nosotros han muerto, queremos llegar dignamente a una vejez. Esto no fue voluntario, fue obligatorio y teníamos 18 años. En todas las costas hubo gente que combatió contra los ingleses… Me los imagino contándoles a los hijos y los hijos contando en la escuela. Si uno lo contaba, te miraban como si estuviésemos enfermos”, graficó Brusa.

Acosta advirtió que perdieron a “muchos compañeros con quienes estábamos en el Batallón 5”, tal es así que “en la formación en Plaza de Armas éramos 500 o 600 y cuando volvimos, éramos 30 o 40 adentro del avión”.

“Hay muchos compañeros a los que no vimos nunca más. Es una marca para toda la vida”, añadió.

“Gran Bretaña desclasificará los archivos de guerra en 2072, allí se sabrá el número y la ubicación de los muertos ingleses que quedaron enterrados en el continente; ya no estaremos”, contextualizó.

Ambos coincidieron en que “los combatientes no quieren que cobremos, son inhumanos”.

Brusa fue más lejos, al decir que “hay nueve mil excombatientes truchos, algo que consiguieron los punteros en épocas de Menem”.

“Ahora dicen que digitalizarán el padrón y se está depurando para descubrir los manejos inescrupulosos de políticos, funcionarios y punteros que lucraron con la sangre de nuestros hermanos camaradas durante 36 años. Actualmente, hay cerca de 28 mil excombatientes que son reconocidos con honores y beneficios, pero entre 9 mil y 15 mil son truchos”, sostuvo.

Los entrevistados contaron con dolor que “todas las semanas muere alguien que estuvo junto a nosotros”, algo que se enteran por los grupos de WhatsApp que armaron (dejaron el número de teléfono para quienes quieran contactarse, es el 0353-154239362).

Acosta dijo que presenta hernias de disco y problemas de cintura, lo que le impide realizar trabajos pesados. Es plomero y gasista. Brusa se dedica a la electricidad.

Sobre el final ilustraron la situación nacional. Por ejemplo, contaron que “en Río Cuarto los han reconocido con algún beneficio, algunas provincias se adelantaron en ese sentido, lástima que Córdoba, que fue la Docta, está atrasada en esto, mientras que a Villa María le faltan muchas materias para ser una Ciudad del Aprendizaje”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus