Evalúan resultados económicos y ecológicos tras 13 campañas

Claudio Amengual, otro de los disertantes de las Jornadas de Agricultura de Conservación
Claudio Amengual, otro de los disertantes de las Jornadas de Agricultura de Conservación

Claudio Amengual y Américo Cerutti, de Gesta Consultora Agropecuaria, expusieron en las jornadas el resultado de un ensayo realizado durante 13 campañas en un campo de Ballesteros con buenos suelos (clase 2) y limitaciones climáticas. El objetivo era demostrar los márgenes brutos y el estado de los suelos comparando dos esquemas de rotación: el primero con maíz-soja de primera-trigo-soja de segunda (tres años) y el otro esquema, con maíz-trigo-soja de segunda (dos años).

“En lo que hace a los márgenes brutos por hectárea, las dos rotaciones están ‘palo y palo’, para decirlo a lo criollo”, expresó Amengual.

“Las diferencias están en el suelo. En el caso de la rotación a dos años, la matriz orgánica no solo no cae, sino que aumenta levemente. En cambio, en el caso de la rotación de tres años, la matriz orgánica tiene una tendencia levemente bajista”, expresó.

Al puntualizar algunos datos del estudio que demandó 13 años de investigación, Amengual reseñó que “en los parámetros de fósforo, en ambas rotaciones -con niveles de fertilización alto- disminuyó. Pero la disminución fue menor en el ciclo de rotación largo”.

“Con respecto al PH, que es otro parámetro que se utiliza para ver la sustentabilidad de la rotación en el tiempo, se acidifica más en el ciclo de dos años que en el de tres”, agregó.

 

Recomendaciones

Con estos resultados, entiende que si tuviera que hacer una recomendación para productores ubicados en una zona delimitada por unos 75 kilómetros a la redonda de Villa María, donde hay diferentes tipos de suelo, aconseja que “en suelos buenos, digamos, clase 2 y 3, es indistinto cualquier esquema”; pero en suelos “con capacidad de uso 4 en adelante, que tienen perfiles con tosca antes del metro de profundidad o que cuentan con exceso de salinidad; ahí ya nos tendríamos que ir a la rotación de tres años, que es menos exigente”.

Y para concluir, expresó: “Es importante la fertilización, no solo aportando fósforo, sino también calcio, que se está consumiendo muchísimo y hasta ahora no se está reponiendo como se debe”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus