Exhibieron los proyectos que desarrollan

En el ISA se llevó a cabo el evento, que tuvo como protagonistas a los estudiantes y sus producciones

Celebrando el Día de la Educación Técnica, los alumnos mostraron sus producciones y también se brindó información sobre diversos aspectos relacionados con los alimentos

En el ISA se llevó a cabo el evento, que tuvo como protagonistas a los estudiantes y sus producciones

El pasado miércoles, Día de la Educación Técnica, el Instituto San Antonio (ISA) concretó una exhibición de lo realizado en las aulas este año por los alumnos de la Tecnicatura en Industria de los Alimentos.

En los pasillos en torno al patio mayor, durante las horas de la mañana, los educandos instalaron puestos donde se explicó a los visitantes los desarrollos de distintos proyectos, entre los cuales como novedad se destacó la elaboración de galletas con harinas no convencionales, como las de algarroba y de maní.

También, por primera vez, desde el espacio curricular Dibujo Técnico se mostraron diseños de envases para alimentos.

Otros espacios exhibieron artefactos eléctricos, maquetas y demostración del manejo de instrumental de laboratorio.

Por primera vez, la escuela invitó a aspirantes a primer año que ingresarán en 2018 provenientes de otras escuelas, quienes concurrieron con sus padres.

La exposición, de carácter anual, ofreció información también sobre enfermedades transmitidas por alimentos y medidas higiénicas para mejorar la conservación y manejo de los productos de cocina.

Según manifestó a EL DIARIO el coordinador de la actividad, Diego Monasterio, “es una gran satisfacción para nosotros los docentes que los padres nos comenten que los chicos les repiten hasta el aburrimiento los consejos que aprenden en nuestro instituto, por ejemplo, sobre cómo acomodar los alimentos en la heladera, el corte de la cadena de frío o los cuidados que hay que tener con el yogur y con la leche”.

La orientación mencionada suma una matrícula de 175 alumnos y a fines de este año habrá registrados 75 egresados de las tres primeras cohortes. El plan de estudio es de siete años y la carga horaria demanda ocupación de horas matutinas y vespertinas.

“Más allá de los contenidos, nuestra preocupación es lograr que el estudiante adquiera hábitos de estudio y se acostumbre al trabajo de planta”, explicó Monasterio, “lo cual lo comprobamos por los comentarios que nos hacen los docentes de la universidad, quienes resaltan la sólida formación con la que llegan al curso introductorio”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus