El Diario del centro del país

Experiencia de usuario: qué es y cómo usarla a favor

¡QUIERO EMPRENDER!

Las marcas que no se preocupan por ofrecer buenas experiencias de navegación en sus sitios y blogs van a perder espacio en la búsqueda por la atención de los clientes

Escribe: Lic. Karina Costabello (*)
Especial para El Diario

La semana pasada estuvimos hablando acerca de cómo sería la web ideal para tu empresa. Entre todos los tips, hablamos de la experiencia de usuario (EU). Dado que los consumidores pasan cada vez más tiempo en el ambiente digital, es natural que busquen maneras más sencillas y agradables de realizar sus tareas diarias. Eso también significa que las marcas que no se preocupan en ofrecer buenas experiencias de navegación en sus sitios y blogs van a perder espacio en la búsqueda por la atención de los clientes. Entonces, es fundamental saber qué está involucrado en la experiencia del usuario y de qué formas podés usar ese recurso para atraer a clientes y a fidelizar los actuales.

La EU es un atributo de calidad que mide la facilidad de uso de las interfaces web. La idea es mejorar la forma en que los visitantes de tu sitio web pueden interactuar y acceder al contenido. Si es fácil encontrar lo que están buscando, los usuarios son más propensos a seguir leyendo o interactuando. El concepto tiene su origen en el campo del marketing online por estar muy vinculado con el concepto de experiencia de marca (relación familiar y consistente entre consumidor y marca). Es un proceso que lleva a cabo el usuario cuando interactúa con un producto. A veces confundimos el concepto de experiencia de usuario con el de usabilidad.

Usabilidad: es la facilidad con que las personas pueden utilizar una herramienta particular o cualquier otro objeto fabricado por humanos con el fin de alcanzar un objetivo concreto.

Experiencia de usuario: son los factores y elementos relativos a la interacción del usuario, con un entorno o dispositivo concretos, cuyo resultado es la generación de una percepción positiva o negativa de dicho servicio, producto o dispositivo. Es cómo la persona se siente al navegar por tu sitio, blog, aplicación o cualquier otro canal online.

Por eso una página web puede presentar estas situaciones:

1.El producto es usable, pero no genera una gran EU.

2.El producto es usable y además genera una gran EU.

3.El producto no es usable pero genera una gran EU: esto no tiene sentido que ocurra y que denotaría que algo se está haciendo mal.

Lo ideal está en el punto 2. Si conseguimos este combo estaremos generando experiencias únicas y notorias para el usuario, lo cual nos retornará en un beneficio tangible, no solo en nuestra reputación de marca sino en un beneficio real a medio y a largo plazo. Los aspectos emocionales juegan un papel fundamental en la interacción del usuario porque los estados emocionales afectan a los procesos cognitivos que influyen en la relación de un usuario con un producto.

¿Para qué sirve la EU?

Sirve para ofrecer una amplia perspectiva sobre el uso y el consumo de productos de carácter interactivo. Además, se utiliza mucho para entender el comportamiento a nivel emocional de los usuarios y cómo influyen la estética y el diseño en este. Analizándola, las compañías pueden asegurarse de conseguir que los usuarios pasen por un proceso de interacción mucho más enriquecedor y cómodo, lo que a su vez propicia una mejora de la imagen de marca y, por tanto, una mayor captación y visibilidad a ojos del público.

Puntos de la experiencia del usuario

  1. Estética: la primera impresión sirve para dar una noción de cómo será el restante de la experiencia. Una interfaz atractiva fortalece la confianza del usuario, haciéndolo creer que la navegación será provechosa.
  2. Usabilidad: como lo dijimos anteriormente, la usabilidad es fundamental para complementar la estética, o sea, para que esa visual no sea solo bonito, sino también funcional. La usabilidad define con qué eficacia los usuarios logran navegar por el sitio o aplicación.
  3. Arquitectura de información: la arquitectura de la información se trata de cómo las informaciones son organizadas en una página.
  4. Flujos de interacción: los flujos de interacción se asemejan a un mapa de distintos caminos que el usuario hará al usar tu producto. De ese modo, la persona siempre sabrá donde y cuáles serán los próximos pasos que ella puede tomar durante la navegación. Eso ayuda los usuarios a ubicarse y a tener en mente las posibilidades que el producto ofrece, en vez de simplemente sentirse perdido e ir a buscar por recursos que no existen.
  5. Contenido: el contenido es fundamental para la buena EU. Debe ser relevante, entretenido, nutrido. Cuando es bien usado, el contenido proporciona instrucciones prácticas e informaciones útiles que ayudan a enriquecer más aún esa experiencia.

¿Por qué la experiencia del usuario es fundamental para tu estrategia de marketing digital?

Un punto esencial a tener en cuenta es que esa experiencia es definida por todas las interacciones del usuario con tu marca. Si en algún momento se decepciona, toda la experiencia estará comprometida. Es obvio que la relación con una persona que está satisfecha será más tranquila y duradera que lidiar con alguien que está frustrado o enojado.

Seis ideas que diferenciarán la manera en cómo tu cliente verá tu empresa y podrán tener una buena EU:

  1. Entrevistá a los usuarios: conducir entrevistas con los usuarios de la página que tu empresa proyecta puede dar otra perspectiva sobre qué tipo de elementos son necesarios o dispensables.
  2. Creá maneras de entender las emociones de los usuarios: ¿Cómo medir emociones? Los botones de reacción de Facebook son un buen ejemplo de lo que es posible hacer en tus proyectos, para tener mejor idea de cómo los usuarios se ven. Algunos sitios poseen una pregunta como “¿este contenido ha sido útil?”, qué también puede ser utilizado como indicativo de satisfacción.
  3. Estudiá patrones (con cuidado a las tendencias) de diseño: usá elementos que las personas reconocen fácilmente para que los clientes se sientan familiarizados con la interfaz al usarla por primera vez. Por otro lado, seguir todas las últimas tendencias de diseño no siempre es conveniente, ya que buena parte de ellas son demasiado complicadas para los usuarios que no están muy acostumbrados a la tecnología. Todo dependerá a quien va dirigido. Cuál es tu público.
  4. Sé claro en la propuesta de valor: una propuesta de valor clara y objetiva solucionarían el problema de la gran mayoría de los sitios web corporativos y landing pages confusas que existen por ahí.
  5. Evitá formularios complejos: los formularios muy complejos están entre los principales villanos de la tasa de conversión y de la buena experiencia del usuario.
  6. Pensá en la experiencia en dispositivos móviles: los dispositivos móviles son la regla, y no la excepción, cuando se trata de acceso a internet, hoy en día. Aplicaciones nativas, sitios con diseño responsivo e incluso navegación sin consumo de datos están entre los cuidados que valen la pena tener al proyectar experiencias digitales.

 

(*) Comunicadora social publicitaria del Estudio Moon Comunicación, Marketing y Diseño

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

AERCA lanza la convocatoria a emprendedores para encubar

Juan Pablo Morre

Marenco Viajes: concretando sueños

Alexis Loudet

Cerraron el “Mes contra el Cáncer de Mama”

Alexis Loudet