¿Falta de interes o de leyes?

En 2013 la Legislatura porteña sancionó la Ley 4.428, que promueve la instalación de techos o terrazas verdes con una quita de hasta el 20% en las tasas, pero todavía no fue reglamentada
En 2013 la Legislatura porteña sancionó la Ley 4.428, que promueve la instalación de techos o terrazas verdes con una quita de hasta el 20% en las tasas, pero todavía no fue reglamentada

Viviendas con techos verdes, construcción en seco y edificios sustentables son una rareza en la Argentina. Lejos se está todavía de los países que son pioneros como Canadá, Dinamarca, Francia. Incluso nuestro vecino Chile tiene una gran cantidad de casas bajo el sistema steel framing. Sin embargo, es notorio que hay más consultas sobre construcciones alternativas entre la gente cuya preocupación pasa por los costos elevados que mayormente tienen este tipo de construcciones y el miedo al uso de los materiales no tradicionales.

¿Qué se entiende por una construcción sustentable? Son aquellas edificaciones que hacen un uso racional del agua, que almacenan energía a través de paneles solares y que fueron construidas a partir de materiales reciclables para cuidar el ambiente. El fin de estas construcciones es aprovechar todos los recursos que brinda la naturaleza y utilizar materiales que sean reciclables y, con el tratamiento adecuado, servir en edificaciones que ayuden a cuidar la calidad de vida.

El tipo de construcción que puede verse y es más utilizado es el de construcción mixta. Es decir, aquellas obras que mezclan materiales tradicionales con eficientes. En viviendas o edificios se ve con más frecuencia, en los cuales hay que realizar una modificación, por ejemplo: habitaciones de la casa que se realizaron con placas de yeso o madera. Lo mismo para los frentes de la casa, que se usa la madera con techos de teja o chapa.

Otro punto también a tener en cuenta y que no hace posible el tipo de construcción eficiente en un 100%, es la falta de una legislación a nivel nacional que ayude a que el proceso hacia una construcción más ecológica sea posible. Solo hay un precedente en la Ciudad de Buenos Aires, cuando en 2013, más precisamente el 25 de enero de ese año, se publicó en el Boletín Oficial la Ley 4.428 sancionada en la Legislatura porteña. Dicha norma promueve la instalación de techos o terrazas verdes con una quita de hasta el 20% en las tasas y el ABL. A cuatro años de su promulgación, todavía no está reglamentada.

Otro ejemplo, es la construcción de la primera vivienda sustentable en el país llamada “Nave Tierra”, cuyo creador es el arquitecto Michael Reynolds, visionario y rebelde que ha impulsado una serie de iniciativas experimentales alrededor del mundo, desafiando lo establecido y promoviendo un nuevo tipo de arquitectura en base al reciclaje y la autosuficiencia. Este tipo de edificación de su autoría se destaca por ser una construcción realizada con materiales reciclables, que se abastece de forma independiente, ya que puede generar su propia energía gracias a sus paneles solares y un sistema que permite almacenar esa energía para poder tener luz en la vivienda en días que no hay sol. Posee también un sistema para reutilizar el agua de lluvia que permite regar las plantas que crecen en un habitáculo de la casa y así se obtiene hortalizas naturales sin ningún residuo de agroquímicos y fertilizantes. También posee un sistema cloacal independiente cuyos residuos también son debidamente tratados.

Este tipo de construcción se encuentra en Ushuaia, al sur de nuestro país, y fue posible gracias al aporte de los actores Elena Roger y Mariano Torre, que es oriundo de esta ciudad. Son integrantes de la Fundación NAT (Naturaleza Aplicada a la Tecnología). Para el proyecto, con el aval del intendente de Ushuaia, Federico Sciurano. Es una vivienda 100% autosustentable, puede ser visitada todos los días y está abierta al público que quiera verla. Esa casa no puede habitarse dado que “no existe un decreto o ley para permitir ese tipo de construcciones” y “quizás más adelante promuevan un decreto que permita este tipo de construcciones. Por ahora este proyecto es experimental”, según cuenta Leo, guía de turista de la “Nave Tierra”. Por lo tanto, es necesaria una ley que permita el tipo de construcción ecológica. Queda entonces la pregunta y el interrogante de si realmente es por los costos o por la falta de una ley, la que no hace posible que las personas se vuelquen definitivamente al estilo de construcción más amigable con el planeta.

 

Informe Construcción

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus