Fotógrafa local, contra las normas de Instagram

Como parte de la campaña, la artista subió a la red social una imagen con un pixelado distinto: se difumina todo menos los pezones

Censura – Annette Morale se sumó a la campaña “FreeTheNipple” 

La red social le censuró imágenes con torsos desnudos de mujeres. Ella expresó su postura con la consigna: “Liberar el pezón”

Todo comenzó días atrás cuando la fotógrafa local Annette Morale subió a la red social Instagram unas imágenes donde se podían ver torsos desnudos de mujeres que habían participado de un evento público.

Momentos después, dicha plataforma virtual bloqueó ese contenido con la leyenda “no cumple con nuestras normas comunitarias”.

La artista, que es responsable de las muestras “Boudoir” y “Silver man”, en las que justamente aborda la sensualidad de los cuerpos femeninos y masculinos desde otra óptica, se sumó inmediatamente a la campaña mundial “FreeTheNipple” (Liberen el pezón), que llegara a contar con el apoyo de celebridades tales como la modelo Naomi Campbell y las cantantes Miley Cirus y Rihanna, entre otras.

Morale en su cuenta de Instagram brindó su postura estética y política al respecto: “Nos bombardean con imágenes de mujeres desnudas las 24 horas al día para vendernos lo que sea y es muchísima más la proporción que de desnudos masculinos. Ya el cuerpo femenino y su interpretación no pertenece a las mujeres, sino que se transformaron en una herramienta de negocio y de control definidos por otros. Nos marcan qué podemos enseñar y qué no y esto claramente no es por una cuestión de volumen mamario. No busques como excusa que los pezones de las mujeres son una zona erógena. Eso lo vemos así porque en la pornografía machista siempre cumple el protagonismo del acto sexual. La dignidad como derecho de decidir libremente por nuestro cuerpo y nuestra vida, no como seguir justificando violencia, la violación y la represión de una visión cultural que interpreta nuestra anatomía de forma sexual”.

“El torso desnudo del hombre (Annette publicó torsos masculinos pixelados en la misma red), no se considera transgresor de mal gusto, pornográfico o con contenido sexual, pero sí el de una mujer. Los dos géneros nacemos con pezones, somos básicamente iguales en ese sentido. El objetivo es restar la connotación sexual de los pezones femeninos, tanto en las redes sociales como en la vida real. Obviamente no es el pecho lo que asusta a Instagram y a Facebook, sino el pezón femenino que está fuera de las ‘normas comunitarias’. Mientras que estamos acostumbrados a ver en estas plataformas sociales casos de mutilación, pornografía machista y violencia entre otras cosas, la aureola de una mujer en un contexto no sexual se transforma en una violación de sus términos”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus