El Diario del centro del país

Fragmentada, la oposición le dio a Gill los votos para discutir sobre el Salón

La minoría se dividió. El jueves, Bruno y Polack habían argumentado a El Diario que darían primera lectura solo para habilitar la discusión. Sus pares de bancada estuvieron lejos de coincidir en ese análisis

Sesión caliente en el Concejo Deliberante – Perdiendo a Verónica Navarro, el oficialismo necesitó dos votos de la oposición y los tuvo en Karina Bruno y Polack

El oficialismo incorporó modificaciones al proyecto de Gill que lo mismo no convencieron a Navarro. Gisele Machicado, presidenta del bloque de la minoría, y los radicales, votaron en contra

Silla vacía. Navarro dijo presente porque era la continuidad de la sesión del día anterior, y luego se fue

Con la aprobación en primera lectura, finalmente ayer el Concejo Deliberante habilitó el tratamiento parlamentario del controvertido proyecto que prevé la construcción de un nuevo salón de los deportes en inmediaciones de la Universidad Nacional de Villa María, a cambio de que los inversores se queden con el actual espacio, situado en Carlos Pellegrini y Corrientes.

Esto se dio justo con ocho votos, los que sí o sí necesitaba el Gobierno de Martín Gill por parte de los doce ediles. Fueron seis del oficialismo (de los siete) y dos de la oposición (de los cinco).

Votaron en contra los radicales Nora Landart y Gustavo Bustamante, y la presidenta de la bancada de la minoría, Gisele Machicado. Del lado del peronismo, Verónica Navarro, quien preside la Comisión de Hacienda y es pareja de Eduardo Accastello, se retiró apenas iniciada la sesión.

Todos los que hablaron coincidieron en que la ciudad necesita de una nueva infraestructura deportiva, pero quienes rechazaron la propuesta oficial hicieron hincapié en la metodología elegida por el gillismo.

El proyecto girado por el Ejecutivo tuvo modificaciones previas al tratamiento de ayer, las que nacieron de los planteos de las oficialistas Verónica Navarro, Rosana Suescum y Mónica Lazos.

Esto es, que se abrió la posibilidad de que quienes quieran mejorar la oferta realizada por los empresarios Mario Brondello y Gustavo Martinengo puedan hacerlo. Una comisión integrada por miembros de los tres bloques y el presidente del Concejo Deliberante estudiarán las nuevas propuestas.

Machicado, Landart y Bustamante tuvieron despacho propio, y en ese y en sus alocuciones posteriores durante la sesión de la víspera, dejaron en claro su mirada tanto sobre lo que vino desde el Ejecutivo como de la modificación dispuesta en el cuerpo parlamentario.

Argumentaron que para el tratamiento de la iniciativa no se constituyeron las comisiones legislativas específicas y remarcaron que el Código Civil y Comercial de la Nación establece que bienes como el Salón de los Deportes forman parte del dominio público del Estado municipal y por lo tanto se encuentran fuera del comercio.

Agregaron que por Carta Orgánica el municipio debe procurar el desarrollo urbano procurando conservar y mejorar el patrimonio de la ciudad. “En lugar de enajenar estos bienes, debería garantizar su mejoramiento y conservación”, sostuvieron.

También advirtieron que no se cumple con lo establecido por ordenanzas. Algo similar advirtió Navarro.

 

Defectos

Consultada por El Diario, Verónica Navarro dijo que se retiró del recinto para ser “coherente” con lo que vino sosteniendo en las últimas semanas, al señalar que el proyecto oficial “tiene defectos formales”.

“No hay llamado a licitación y tampoco, por más que se haya intentado escribirlo de esa manera, un procedimiento acorde a lo que es una iniciativa privada”, remarcó.

Sostuvo que lo que se pretende hacer “es una contratación directa” y dijo que esto es contrario a las normas de contratación, la Carta Orgánica y los antecedentes en la materia.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Recuerdos de techos volados y agua adentro de viviendas

Juan Pablo Morre

Universitario jugará el torneo y compartirá la zona con Alumni

Daniel Rocha

A mostrar las garras

Juan Pablo Morre