Gestos por la vida

El objetivo es terminar con los tracción a sangre

Para salvar a un animal que tira carros, se unieron varios villamarienses de diferentes sectores para un solo fin: comprar una moto utilitaria que sustituya al burrito

El ciclomotor de carga se adquirió después de mucho esfuerzo

Cuando se unen las manos solidarias y la conciencia de vida surgen gestos maravillosos.

Esto pasó durante los últimos días, cuando se mezcló la inquietud de niños, la iniciativa laboriosa de una mujer y hasta gente relacionada a los aviones para lograr comprar una moto utilitaria que remplace al caballo tira carros.

¿Cómo fue? Todo nace de lo que genera Natalia Videla, de El Potrerito, quien siempre busca salvar a los caballos de la crueldad o la insensatez del hombre.

El puesto en el Festival aéreo fue fundamental para reunir el dinero

En este caso, ella sabe que mucha gente humilde utiliza al equino como herramienta de trabajo y entonces propuso generar las vías para adquirir otro vehículo que remplace al animal.

Alumnos de la Escuela Manuel Belgrano pensaron lo mismo. Por eso hicieron una colecta, vendiendo alfajores para comenzar con la búsqueda del dinero.

Mientras tanto, Natalia recibió el visto bueno para colocar un puesto en el Festival Aéreo. Y allí, el fin de semana del 25 y 26 de agosto último, quienes se acercaron a comprar una mandarina, una gaseosa o un chocolate, entre otros alimentos, ayudó a la causa animalista.

Finalizado el festival, se pudo contar con el dinero para adquirir la moto de carga que, en esta semana, será entregada a un hombre que le dará descanso a su burrito.

El animal pasará a mejor vida, con los cuidados correspondientes, y el hombre tendrá su transporte para no quedarse sin trabajo.

“Fue poder cumplir un sueño, aunque la sustitución del caballo por un vehículo debe existir con la voluntad política”, dijo Videla.

“Desde nuestro humilde lugar hicimos el esfuerzo para lograrlo en tiempos muy difíciles”, agregó. Y no es para menos.

Los valores de los vehículos (como casi la mayoría de cosas) se dispararon por las nubes, al tiempo que la crisis empuja a muchos a la indigencia, desde donde se utilizan más a los caballos para el trabajo.

“No pierdo las esperanzas de que se logre la sustitución del animal por otro vehículo a nivel gubernamental, ya que hay ideas para ponerlo en práctica en Villa María”, añadió.

En ese sentido, indicó: “En Villa Nueva ya se comenzó a trabajar en tracción a sangre y con las familias, ya que no solo es recuperar un caballo, sino contribuir a dignificar la vida de los seres, tanto al animal como a las personas, porque se ayuda a prosperar en la vida; se trata de generar conciencia”.

“Nosotros hacemos lo que podemos para recuperar al animal, pero el dueño que tenía ese caballo mañana tendrá otro. Y si no cuidó ese, tampoco lo hará con el otro, entonces es generar el amor y el compromiso en su corazón con respecto al respeto que debe existir en todos los seres vivos y convivir en todo sentido con la naturaleza”, agregó.

Con esta propuesta, Natalia sostuvo: “Aunque parezca una utopía, se puede lograr. De hecho, tengo ejemplos de personas que poco a poco se van comprometiendo; algunos se dan cuenta que todos somos seres vivos y que todos nos necesitamos”.

Sin olvidarse de agradecer a la comisión del festival aéreo, sobre todo en la figura del presidente, Osvaldo Villanueva, Natalia precisó que “mucha gente, como el caso de quienes integran esta comisión de aviones, se da cuenta que puede aportar su granito de arena para esta causa”.

Esta semana, se intentará reunir los últimos pesos para pagar los papeles del vehículo. Y luego se realizará la entrega, salvando al animal… Ganando otra batalla.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus