Gill: “Vivimos momentos difíciles”

El intendente Martín Gill presidió el acto protocolar en presencia de vecinos, abanderados y representantes de instituciones locales

Día de la Independencia en Villa María

El intendente encabezó el acto oficial en la plaza San Martín. En su discurso, expresó que la construcción de la Patria requiere “poner manos a la obra todos los días”

La plaza San Martín, frente a la Catedral Inmaculada Concepción, fue el epicentro del acto oficial protocolar que se realizó ayer por la mañana en conmemoración del 202º aniversario de la independencia de nuestro país.

El 9 de julio de 1816 se firmaba la Declaración de la Independencia de la Argentina, en la que conocemos actualmente como la Casa de Tucumán, declarada en 1941 Monumento Histórico Nacional.

Tras el acto protocolar en plaza San Martín y el tedeum en la Catedral, academias folclóricas y vecinos se
adueñaron de la calle y bailaron chacarera y pericón para celebrar los 202 años de independencia argentina

Durante la mañana de ayer se dieron cita vecinos, funcionarios, abanderados y escoltas y representantes de distintas instituciones para iniciar las celebraciones locales de tan importante acontecimiento.

El intendente Martín Gill encabezó el acto, que inició minutos antes de las 10, y agradeció la asistencia a los presentes, destacando a los Veteranos de Malvinas.

Gill señaló que la Declaración de la Independencia no es un hecho puramente histórico, sino una apelación hacia delante “para no olvidarnos de lo que ese proceso significa, pero fundamentalmente para asumir los desafíos que tenemos en el hoy”.

Tras hacer un recorrido por fechas claves, el intendente interpeló a los presentes sobre si la construcción nacional “es la foto de un momento o una tarea a la que tenemos que ponernos manos a la obra todos los días”.

En ese sentido, llamó a sentir “pasión por la verdad” y habló de la necesidad de un compromiso por la construcción del bien común: “Vivimos momentos difíciles en nuestra Patria, donde fundamentalmente se profundizan los desencuentros y donde también se profundizan las inequidades, las injusticias y las desigualdades”, manifestó.

Por último, destacó que “en los momentos difíciles también surge una oportunidad: la oportunidad de redoblar el esfuerzo para querer ser Nación y para hacer de la Nación, sobre los errores, una Patria que tenga pasión por la verdad y que no dude en tener el compromiso por el bien común. Que desde donde estemos cada uno podamos poner nuestro granito de arena para alcanzar ese objetivo”, expresó Gill para cerrar un discurso al grito de “¡Viva la Patria!”.

Tras el acto, todos ingresaron a la Iglesia Catedral, donde el obispo Samuel Jofré ofreció el tradicional tedeum (ver página 5). Finalizado el mismo, los presentes pudieron disfrutar de un chocolate caliente y de las chacareras y el pericón que desplegaron en la calle los denominados Bailarines Unidos de Villa María.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus