Grandes cambios que no requieren obras

Eliminar puertas es una intervención de bajo presupuesto que cambiará la percepción del espacio, al sumarle amplitud y dinamismo

Muchas veces analizamos la necesidad de introducir modificaciones en nuestros hogares o espacios de trabajo, pero no contamos con el presupuesto ni el tiempo necesario para sumergirnos en todas las implicancias que significa sumergirnos en una obra.

Para quienes “sufren” esa problemática, a continuación repasamos algunos tips aconsejables para darle una “vuelta de tuerca” a nuestros espacios.

 

La fina elegancia de las molduras

El potencial decorativo de las molduras sigue intacto y ayuda a que los interiores se perciban más refinados.

 

Alisar con madera

Revestir las paredes nos puede ayudar a renovar estéticamente el espacio y de paso se puede conseguir aislar térmica o acústicamente paredes y techos. Con paneles de madera, de los que hay una gran variedad, se pueden conseguir acabados contemporáneos que proporcionan un nuevo confort y actualizan cualquier ambiente.

 

Eliminar puertas

Abrir caminos a la luz natural que entra por la fachada o la cubierta eliminando puertas y tabiques, y dejando huecos entre estancias, es una intervención rápida y de bajo presupuesto que cambiará totalmente la percepción del espacio al sumarle amplitud y dinamismo.

 

Microcemento

El microcemento es un revestimiento decorativo formado por cemento, resinas, aditivos y pigmentos minerales. Con él podrás cubrir suelos, paredes, techos y mucho más en un tiempo récord, pues este material se puede aplicar directamente sobre cualquier superficie gracias a su gran adherencia y mínimo espesor.

 

Pintar los azulejos

Renovar las paredes del baño o de la cocina ya no supone tener que hacer obras en casa. La alternativa es pintar los azulejos con unos productos específicos fácilmente disponibles en el mercado. Con un rodillo se aplica una capa de un fondo fijador y sobre esta una capa de pintura especial para azulejos.

 

Moqueta: pisadas silenciosas

Una de las soluciones más rápidas, económicas y decorativas para renovar los suelos es colocar moqueta. Proporciona una pisada cómoda y aísla tanto acústica como térmicamente. Colocarla es fácil: se pega con una cola acrílica que va directamente al viejo suelo previamente alisado.

 

Más luminosidad con reflectores de luz

Son dispositivos bioclimáticos que bañan con luz natural el interior de los patios de viviendas y edificios. Captan los rayos solares en su parte superior y los redirigen hacia su interior, incrementando espectacularmente los niveles de luz en el fondo del patio y espacios interiores colindantes

 

Ganar espacio

La carpintería a medida es una gran solución para sacar el máximo partido al espacio. Huecos y rincones desaprovechados se pueden convertir en lugares para el almacenamiento que multiplicarán la funcionalidad, ya sea, por ejemplo, instalando un estante bajo la ventana o un armario bajo el hueco de la escalera.

 

Tabiquería en seco

El pladur, o cartón yeso, es un gran aliado para cambiar la distribución de forma “indolora”. Consiste en placas de yeso laminadas entre capas de cartón, con diferente grosor y medida, que pueden utilizarse como paredes divisorias, estanterías o techos decorativos. Es más rápido de colocar y genera menos escombros que el ladrillo.

 

Tapizar el mobiliario

Las tapicerías marcan el estilo decorativo, por eso se puede cambiar la imagen del espacio renovándolas. Es importante acertar en su elección: lisas, estampadas, oscuras o claras. Si queremos que el tapizado dure mucho tiempo en perfecto estado, escogeremos telas desenfundables que soporten mejor el desgaste y resulten más fáciles de limpiar.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus