El Diario del centro del país

Hallan nueva evidencia de la peligrosidad de los celulares

La nueva tecnología precisa una gran densidad de antenas, multiplicando la acción de las radioondas

En particular, en la tecnología 5G

Se encuentra una asociación entre la radiación de los teléfonos celulares y el cáncer. El tema es recurrente en materia de prevención

Una coalición de organizaciones de base en los Estados Unidos afirma que docenas de estudios muestran un vínculo positivo entre la exposición a la radiación de microondas y el daño a los sistemas biológicos, y pide que se detenga el despliegue acelerado de la infraestructura celular 5G.

La coalición Americanos por la Tecnología Responsable (ART), que representa a más de cincuenta y dos grupos estatales y locales, afirma que estudios recientes han encontrado que la radiación de microondas a niveles típicos de la comunicación celular puede causar la interrupción del desarrollo normal del cerebro en los fetos, problemas neurológicos y cognitivos, anomalías cardíacas y estrés oxidativo que pueden conducir al desarrollo de cáncer. Las poblaciones en riesgo incluyen las mujeres embarazadas, los niños, los ancianos, las personas con dispositivos médicos implantados y las personas con problemas cardíacos y neurológicos preexistentes.

En una carta a Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos, la ART afirma que la FCC, “que no tiene expertos en salud entre su personal y cuyas pautas para la radiación de microondas se actualizaron por última vez en 1996”, carece tanto de la autoridad como de la capacidad de evaluar las implicaciones reales para la salud, del despliegue generalizado de los millones de nuevos transmisores y receptores inalámbricos potentes necesarios para el despliegue completo de la tecnología 5G. La carta cita un estudio realizado en 2018 por los institutos nacionales de la salud que mostró “un vínculo claro y positivo” entre la exposición a la radiación de microondas de radiofrecuencia y el cáncer.

“Estamos en el nexo de la tecnología y la salud, y debemos ser muy cuidadosos con nuestros próximos pasos”, dijo Doug Wood, director asociado de Grassroots Environmental Education, una de las organizaciones de la coalición ART. “El despliegue denso de nuevas y potentes antenas 5G en todos los vecindarios de Estados Unidos significará que expondremos a los ciudadanos estadounidenses a un peligro comprobado para la salud sin evaluar adecuadamente los posibles impactos en su salud y seguridad. Este es un gran exceso en nombre de una sola industria”.

Las redes 5G alcanzan altas velocidades de datos mediante el uso de ondas de radio de frecuencia más alta (ondas milimétricas alrededor de 28 y 39 GHz), mientras que las redes celulares anteriores utilizaban frecuencias en la banda de microondas submilimétrica (700 MHz y 3 GHz). Como las ondas milimétricas son absorbidas por los gases en la atmósfera y tienen un alcance más corto que las microondas, las celdas 5G solo cubrirán un bloque de la ciudad, a diferencia de las celdas en redes anteriores que podrían tener muchos kilómetros de ancho. Como resultado, se necesita un aumento exponencial en el número de torres para conectar en red las numerosas celdas que conforman la infraestructura de red 5G.

Fuente: Medimaging

 

Un tema largamente debatido y sin respuesta unánime

Los teléfonos móviles usan radiación electromagnética en el rango de las microondas, lo cual según el artículo adjunto y otros estudios sería perjudicial para la salud humana.

Sin embargo, una gran cantidad de investigación existe, tanto epidemiológica como experimental, en animales no humanos y en humanos, que no demuestran efectos peligrosos.

La Organización Mundial de la Salud, basada en el consenso de las comunidades científica y médica, ha declarado que el cáncer es poco probable que sea causado por los teléfonos celulares o sus estaciones base y que los exámenes no han encontrado pruebas convincentes de otros efectos en la salud humana.

Otros, como los dispositivos digitales inalámbricos, tales como las redes de transmisión de datos, producen radiación similar. Hay una investigación llevada a cabo por los investigadores rusos acerca de los efectos sobre la salud de la radiación de microondas, que ellos denominan “enfermedad del microondas”.

Sus primeros signos son presión baja y pulso lento. Las manifestaciones siguientes, mucho más conocidas, son excitación crónica del sistema nervioso simpático (síndrome de estrés) y presión alta. Esta fase también incluye dolor de cabeza, mareos, dolor de ojos, insomnio, irritabilidad, ansiedad, dolor de estómago, tensión nerviosa, incapacidad de concentrarse, pérdida de cabello, entre otros.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Los recursos actuales para quitar tatuajes

Daniel Rocha

La privación del sueño podría acelerar el daño del Alzheimer

Mercedes Dagna

Seis falsos mitos acerca de la fruta

Daniel Rocha