El Diario del centro del país

“Hay Pedagogía del ajuste en el Inescer”

Desde la CTAA le contestaron a la titular del centro educativo que experimenta una difícil situación que incluye el cierre de carreras y que motivó la movilización de la comunidad educativa

Desde la CTA Autónoma de Córdoba cruzaron a la directora Mónica Fernández

El secretario general de la central obrera, Federico Giuliani, consideró que la directora “muestra todas las características de los ajustadores que desean mantenerse impolutos, pero se les ensucian los dedos”

Federico Giuliani, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina – Autónoma en la provincia de Córdoba (CTAA), salió al cruce de las expresiones vertidas por la directora del Instituto de Educación Superior del Centro de la República (Inescer), Mónica Fernández, en una carta publicada por este medio donde opina respecto a la situación que atraviesa la entidad educativa.

A través de un comunicado titulado: “Los deditos de las Fernández”, Giuliani destacó que el Inescer “enfrenta, desde hace tiempo, los embates de lo que podríamos denominar la pedagogía del ajuste”.

“Los villamarienses saben que es una institución señera en la educación pública de calidad, pero también conocen que pareciera que, desde algún lugar del Ministerio de Educación, se ha decidido que las instituciones educativas tienen que funcionar más o menos como una fábrica de tornillos (con todo el respeto que se merecen quienes trabajan en esos lugares)”, afirmó el dirigente gremial.

“Para lograr estos cometidos el Ministerio elige funcionarios que tienen el perfil necesario para ser agentes del ajuste. Si bien éstos tratan, como lo hace Mónica Fernández, directora del Inescer, de presentarse con un perfil técnico (imagen que ella no puede sostener con su manera de redactar), en realidad llegan a esos puestos para hacer el trabajo sucio y, créanme, se les ensucian los deditos”, resaltó el autor de la misiva.

“Las o los Fernández son una especie conocida que se reproducen rápido en tiempo de ajuste. La directora, que abrió el debate con una nota, muestra todas las características de los ajustadores que desean mantenerse impolutos, pero se les ensucian los dedos”, agregó.

“En su nota pareciera declarar que no tiene responsabilidad ni opinión muy fundada pues reproduce lo que le dijeron los de arriba y cita una frase que alguien escribió acerca de la educación, pero sin mencionar al autor”, acotó también Giuliani.

 

Una malabarista

“Para ella, o para la gente de arriba, no cierran las carreras, sino que abren nuevas ofertas. Es algo como el voto “no positivo”¿se acuerdan?”, manifestó el sindicalista.

“ La carrera de Comunicación este año no inscribió para primer año, es decir estuvo cerrada. Lo mismo plantea para Agraria, pero en lugar de decir que la cierran plantea la discontinuidad diciendo que no abren la inscripción en 2019”, remarcó el referente de la CTAA.

“Lo que denominamos pedagogía del ajuste pretende que entendamos que una pipa no es una pipa, y que una carrera que se cierra en realidad se abre. Curioso caso de malabar lingüístico que, por supuesto, no desmiente la realidad”, expresó el líder gremial.

“Otra cosa que declara Fernández es un principio rector de la pedagogía del ajuste, solo se educa a pedido. Si no existe demanda de tornillos no se hacen tornillos. Si la gente no concurre masivamente a cursar animación sociocultural, u otra carrera, no se abrirá la oferta. Un principio que ensucia mucho los dedos de los ajustadores pues por allí se les ve su adhesión al neoliberalismo y el sometimiento de lo educativo a la ley de la oferta y la demanda”, puede leerse también en el escrito.

“Los y las Fernández aplican todos estos criterios, sin sangre, sin que se les caiga nada y se reconocen funcionarios del poder que ajusta a la vez que no expresan la preocupación de los y las trabajadores/as docentes”, apuntó el gremialista.

Desde nuestra Central de Trabajadores llamamos a mantener las ofertas educativas como la del Inescer, que pueden cursarse en horarios adecuados para quienes provenimos del sector del trabajo. Si Fernández quiere expresar la preocupación de quienes trabajan en esa casa nos tendrá trabajando a la par. Nunca es tarde para defender lo que es justo”, concluyó Giuliani.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Artistas locales nutren la apertura

Noemí Bramardo

Benito y Faustino recibieron su primera dosis de Spinraza

Mercedes Dagna

La demanda laboral sigue dando pésimos registros en la ciudad

Alexis Loudet