Imputaron por homicidio calificado agravado a la mujer involucrada en el primer choque del año

A 10 días de ocurrido el fatídico accidente fue modificada ayer por el fiscal

La automovilista, a quien los análisis le dieron que tenía 1,2 gramo de alcohol en sangre, se encuentra en libertad bajo fianza como lo ordena la ley

La Justicia imputó a Gisela Iliana de Bastiani por “homicidio calificado agravado” en la causa referida al trágico accidente de tránsito ocurrido en una esquina céntrica de Villa María en las primeras horas de la mañana del 1 de enero pasado, hecho en el que perdió la vida el motociclista Patricio Iván Ludueña, informó ayer a EL DIARIO el fiscal de Instrucción de Feria René Bosio.

La mujer involucrada en el primer siniestro vial con saldo fatal, ocurrido en Villa María a poco menos de ocho horas de iniciado el nuevo año, fue notificada ayer de la calificación, por lo que concurrió al edificio de Tribunales junto a su asesor legal, el abogado villamariense Daniel López.

 

Libre bajo fianza

El fiscal explicó que existen pruebas suficientes para imputar a De Bastiani de acuerdo a lo que prescribe el artículo 84 bis, o sea por homicidio “culposo”, toda vez que se encuadraría su acción en carácter imprudente y/o negligente, y, además, “agravado”, por la constatación de que conducía con 1,2 gramo de alcohol en sangre.

De acuerdo a lo que determina la ley, señaló Bosio, la mujer se encuentra en libertad bajo ciertas medidas: por un lado, presentación de una fianza equivalente a 300.000 pesos y la obligatoriedad de realizar un tratamiento psicológico, que deberá ser acreditado cada 15 días ante la Fiscalía.

La automovilista protagonista del luctuoso accidente, acaecido alrededor de las 7.45 en General Paz y Salta, tiene 41 años, nació el 18 de agosto de 1976 en Villa María, es comerciante y reside actualmente en calle Misiones 362, en barrio Paso de los Andes, en la ciudad de Córdoba, y al momento del choque viajaba acompañada por sus dos hijos de 8 y 12 años.

 

Lo que viene y falta

El funcionario judicial adelantó que el próximo paso consiste en realizar la indagatoria procesal, acto que seguramente se registrará en febrero próximo a su retorno del período de vacaciones que comenzará el 15 del corriente.

Asimismo, durante la víspera Bosio receptó el pedido presentado por los padres del motociclista fallecido en el accidente, quienes con la representación de la abogada Erramuspe, a fin de constituirse en querellantes en la causa, lo que aún deberá resolver.

El fiscal, por otro lado, informó que todavía permanece al aguardo del informe que producirá el Departamento de Química Legal sobre las pericias y análisis realizados al motociclista que perdió la vida.

Causa de la muerte

En relación a los detalles obtenidos mediante la observación de lo que registraron las cámaras existentes en la trágica esquina, señaló que se observaron todas las secuencias, inclusive el instante del violento impacto, lo que corroboró lo que el propio fiscal había informado días atrás a EL DIARIO, en cuanto a que los vehículos se desplazaban a alta velocidad a juzgar por el derrotero sin control del Peugeot 208, guiado por la mujer, y la Yamaha FZ, que manejaba el hombre de 34 años.

Un traumatismo en la base del cráneo fue la causa eficiente que provocó una severa lesión craneoencefálica que llevó a la muerte en el acto al motociclista, se precisó en el informe médico legal sobre el luctuoso caso.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus