Industrias lácteas de la región, premiadas por sus quesos

Mauricio Vázquez, miembro del jurado, con la Medalla de Oro de Capilla del Señor por su provolone hilado

En el concurso de quesos que se llevó adelante en Totoras, empresas de Villa María, Etruria, Arroyo Algodón y Ucacha recibieron distinciones por la calidad de sus productos

Mauricio Vázquez, miembro del jurado, con la Medalla de Oro de Capilla del Señor por su provolone hilado

Mañana concluye la 47º edición de la Fiesta Nacional de la Leche que se lleva a cabo en Totoras, provincia de Santa Fe.

En ese marco es que se realiza el concurso de quesos de distintas categorías.

Al conocerse los resultados, se pudo advertir que empresas locales y de la región obtuvieron importantes distinciones.

 

Los premios

En la categoría “quesos de pasta blanda” obtuvo la Medalla de Plata la empresa etrusca Quescor SRL, que presentó para ese rubro su port salut sin sal.

La misma empresa ganó la Medalla de Oro en la categoría de “quesos de pasta semidura sin ojos”, presentando para esta ocasión un tybo de su elaboración.

En la misma categoría, “Esnaola”, la marca que procesa Ucalac SA, de Ucacha, obtuvo la Medalla de Plata.

Por otra parte, en la categoría de “quesos de pasta hilada”, la villamariense Capilla del Señor ganó la Medalla de Oro por su provolone hilado.

En quesos especiales la Cooperativa Charles Gide, de Arroyo Algodón, obtuvo la Medalla de Oro por su sardo con pimienta.

Cabe señalar que como miembro del jurado estuvo Mauricio Vázquez, quien fue uno de los cuatro jefes expertos que evaluaron la calidad de los productos.

Como en todo concurso de quesos desde la organización informaron que realizan un análisis sensorial, el que, “debido al gran número de muestras a evaluar y al poco tiempo disponible para realizar el análisis de las muestras, presenta características particulares”.

Para ello el laboratorio de Evaluación Sensorial del INTI-Lácteos desarrolló una metodología para el análisis sensorial de los quesos en un concurso, la cual incluye planillas de jura particulares para analizar las distintas variedades de quesos participantes.

La jura de un queso contempla la evaluación de la “apariencia”, “textura” y “flavor”. Por una cuestión operativa se dividió la jura en dos etapas (separadas en tiempo y espacio).

La primera etapa se realizó sobre hormas enteras y cortadas a la mitad, evaluándose en forma visual los atributos de “apariencia exterior” (forma y corteza) y la “apariencia interior” (color, ojos, aberturas, etcétera).

La segunda etapa se desarrolló sobre dos trozos de la muestra cortados en forma de paralelepípedos de 1,5 cm x 1,5 cm de sección y cuya longitud es de 5 a 8 cm, descortezados y presentados en recipientes cerrados adecuados para evaluar los atributos de “flavor” (aroma, gustos, etcétera) y “textura” (elasticidad, firmeza, humedad, etcétera).

A partir de allí cada jurado otorga una puntuación y se definen en base a esa “nota” los premios del concurso.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus