El Diario del centro del país

Ingresó al Concejo la iniciativa para crear la reserva El Algarrobal

Miembros de la Asamblea Socioambiental elevaron el proyecto

Implica la expropiación de 12 hectáreas

La Asamblea Socioambiental El Monte Nativo Vuelve presentó ayer en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para la creación de una reserva natural urbana y pluricultural en el predio El Algarrobal, situado en el barrio Malvinas Argentinas.

Un nutrido grupo de ambientalistas se dio cita en el edificio de Corrientes y Mitre y, tras dejar en la secretaría el proyecto, se retiró aplaudiendo, en señal de buenos augurios para la iniciativa.

El sector, de unas 12 hectáreas, “presenta especies en todos los estratos de la masa boscosa: arbóreas, arbustivas y herbáceas, enredaderas y diversidad de fauna, representativas de la ecorregión del Espinal sumamente valiosas. Es por ello que deben ser protegidas por su intrínseca importancia, teniendo en cuenta que el monte nativo en el área urbana cumple funciones ecosistémicas fundamentales y representa un legado de cultura e identidad casi perdido en la región”, expresa el proyecto.

“Villa María es susceptible a inundaciones, de acuerdo con los episodios ocurridos en los últimos años. Un factor causal determinante es la falta de cobertura boscosa original, ya que ésta funciona como un regulador hídrico irremplazable y posee un gran potencial de captación hídrica.

Determinadas zonas de El Algarrobal “son constantemente afectadas por la generación de microbasurales. Como consecuencia de esto, se han desencadenado varios episodios de incendios, aparentemente intencionales para la quema de los residuos”.

La Asamblea propone que se sancione una ordenanza por iniciativa popular para declarar “de utilidad pública sujeta a expropiación” los terrenos que ocupa El Algarrobal.

Según se indicó ayer a El Diario, días pasados los ambientalistas se entrevistaron con los concejales Carlos De Falco, José Carignano y Mónica Lazos, quien dieron su visto bueno a la iniciativa, aunque consideraron que la parte más problemática a resolver es la medida de expropiación.

El proyecto pasará a estudio de comisiones y si es admitido, se deberán reunir al menos 720 avales de la comunidad para su tratamiento en el plenario.

La Asamblea afirmó también que la zona propuesta como reserva cuenta “con gran potencial como espacio de investigación y educación, si se tienen en cuenta los antecedentes de iniciativas, propuestas y trabajos realizados: voluntariados universitarios, proyectos de investigación, jornadas de reconocimiento de especies, educación ambiental con escuelas de la ciudad y de la zona”.

Sugieren que además se dispondría de “un espacio idóneo donde generar nuevas iniciativas, como la elaboración de un banco de germoplasma, vivero experimental, jornadas de reforestación, avistaje de aves, estudios multidimensionales de la sustentabilidad del monte, etcétera”.

“El bosque nativo -señalan- nos brinda servicios ecosistémicos como: la conservación de la biodiversidad, la contribución a la diversificación y belleza del paisaje, la defensa de la identidad cultural, la regulación de los ciclos de nutrientes, reducción de los efectos del cambio climático global; aporta estabilidad ambiental, una mayor resistencia a crisis climáticas y meteorológicas, un efecto reductor de la erosión hídrica y eólica, el predominio de la infiltración de agua de lluvia sobre la escorrentía superficial, la generación sustentable de agua y suelo, el comportamiento predecible de cursos de agua y masas lacustres, la disponibilidad de especies medicinales y alimenticias, la producción de oxígeno y la fijación de dióxido de carbono y la oferta de ambientes aptos para el ecoturismo”.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

La Pluricolor cuestiona la distribución de cargos en la Comisión Directiva

Daniel Rocha

Pide a PAMI que entregue una droga de quimioterapia

Juan Pablo Morre

La oposición insiste con el control animal

Juan Pablo Morre