El Diario del centro del país

Inodoros secos, muros verdes, humedales y ciudades esponja

Los humedales desempeñan un papel vital en la economía y el medio ambiente porque evitan una mayor degradación y pérdidas

22 de Marzo – Día Mundial del Agua -¿Puede ayudarnos la Naturaleza a mejorar la gestión del agua?

Alrededor de 3.600 millones de personas habitan actualmente en zonas que pueden sufrir la carencia de agua al menos un mes al año.

Para 2050, la población afectada podría situarse entre los 4.800 y 5.700 millones de personas, según la ONU.

La contaminación del agua en los ríos de Africa, Asia y América Latina ha empeorado desde los años 90 y se cree que seguirá haciéndolo en las próximas décadas, poniendo en riesgo el medio ambiente, la salud y el desarrollo sostenible.

Una de las opciones que proponen las Naciones Unidas son las llamadas soluciones basadas en la Naturaleza, que usan o imitan procesos naturales para la gestión del agua. Tales soluciones comportan mejoras en el suministro y la calidad y, a su vez, ayudan a reducir el impacto de los desastres naturales.

 

¿Qué hacer?

Una solución basada en la Naturaleza puede efectuarse a través de la conservación o mejora de los ecosistemas naturales o mediante la creación de procesos naturales en un hábitat modificado o artificial. De esta forma, se puede asegurar la disponibilidad y calidad del agua.

Los diferentes tipos de soluciones van desde la escala personal, el uso de los llamados inodoros secos, hasta una escala macro, como las aplicaciones a nivel de paisaje o las adecuadas para entornos rurales y urbanos, como los usos de muros verdes o los jardines en las azoteas.

Un claro ejemplo de este tipo de soluciones tuvo lugar el año 1986 cuando el Estado de Rajasthan, en la India, sufrió una grave sequía. El trabajo conjunto de una ONG y las comunidades locales durante los años siguientes logró establecer estructuras de captación de agua y regeneración de los suelos y los bosques de la región. Esta situación condujo a un aumento del 30% de la cubierta forestal, el aumento del nivel de las aguas subterráneas varios metros y la mejora de la productividad de las tierras de cultivo.

Todas estas medidas son un ejemplo de buenas prácticas recomendadas en el último informe de las Naciones Unidas que fueron presentadas en la ciudad de Brasilia durante el VIII Foro Mundial del Agua.

El documento identifica al agua no como un elemento aislado, sino como parte de un complejo proceso natural que implica la evaporación, la precipitación y la absorción del agua a través de los suelos.

 

Los humedales

Debe reconocerse el papel vital que desempeñan los humedales en la economía y el medio ambiente para evitar una mayor degradación y pérdidas. De allí la importancia de orientarse en la “ingeniería medioambiental”.

“Durante demasiado tiempo, el mundo ha recurrido en primer lugar a la infraestructura construida por el hombre, lo que se conoce como la infraestructura gris, para mejorar la gestión del agua. Al hacerlo, a menudo ha dejado de lado los conocimientos tradicionales e indígenas que adoptan enfoques más ecológicos”, destaca Gilbert Houngbo presidente de ONU-Agua y director general del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

El informe destaca que la infraestructura denominada verde, a diferencia de la gris, se centra en la preservación de las funciones de los ecosistemas, tanto naturales como artificiales, y de la ingeniería ambiental, más que en la ingeniería civil para mejorar la gestión de los recursos hídricos. Se estima que la producción agrícola podría aumentar casi un 20% a nivel mundial utilizando prácticas más ecológicas de gestión del agua.

Por ejemplo, en un contexto urbano, China cuenta con un proyecto llamado “ciudades esponja cuyo objetivo es reciclar 70% del agua de lluvia mediante suelos más absorbentes y dispositivos de recolección, almacenamiento y purificación del agua, junto a la rehabilitación de las zonas húmedas aledañas. El país contará con dieciséis “ciudades esponja” piloto para el año 2020.

 

¿Por qué un Día Mundial del Agua?

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce.

Cada año, el Día Mundial del Agua destaca un aspecto particular relacionado con el agua y, en 2019 el lema propuesto es: “No dejar a nadie atrás: agua para todos”

La creación de un día internacional dedicado al agua fue recomendado durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Cnumad) realizada en 1992 en Río de Janeiro, aunque la primera jornada mundial se concretó un año después.

Se invitó entonces a los diferentes Estados a consagrar este día a la realización de actividades concretas como el fomento de la conciencia pública a través de la producción y difusión de documentales y la organización de conferencias, mesas redondas, seminarios y exposiciones relacionadas con la conservación y desarrollo de los recursos hídricos.

El 22 de marzo, entonces, es una oportunidad de aprender más sobre temas relacionados con el agua, sirve de inspiración para compartir los problemas relacionados con el agua y tomar medidas para cambiar la situación.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Barreras internas y externas que dificultan la apertura al mundo

Lucas Bertolino Desatec

EL CAMBIO DEL MUNDO YA LLEGO

Alexis Loudet

¿Qué es un perito tasador?

Mercedes Dagna