Invitarán a gremios a sumarse al paro global de mujeres del 8M

Distintas voces se hicieron oír el pasado viernes, en la primera reunión de mujeres de cara al 8M

El viernes habrá otra reunión preparatoria del evento que se replicará a nivel internacional. Esperan la adhesión de sindicatos de al menos media jornada para esa fecha

El 8 de marzo quedó establecido como el día de Paro Internacional de Mujeres (8M) y en Villa María ya se están organizando reuniones participativas para definir cómo será esa jornada en la ciudad.

La próxima será el viernes 16 de febrero, desde las 20, en la Casa Cultural Libertaria Juana Azurduy (Jujuy 13), en barrio La Floresta de Villa Nueva, donde tiene su sede la agrupación Las Juanas.

Carola Marchisio, integrante de ese espacio, contó que las reuniones son “amplias, diversas y se suman mujeres autocovocadas que presentan diferentes intereses” y que no necesariamente forman parte de una organización, sino que “tienen necesidad de sumarse y participar y para nosotras eso es muy valioso”.

“La idea es que la segunda asamblea vuelva a convocarnos y sobre todo para este 8M estamos buscando amplitud y poder expresar las necesidades, inquietudes y lo que aún falta conquistar para la lograr la  igualdad”, expresó.

Esta vez intentarán que los gremios y sindicatos den un paso importante en cuanto al apoyo que brindan al movimiento feminista local que lucha por la igualdad. Serán convocados para que adhieran al paro “al menos en media jornada”, según indicó Marchisio.

Va a tener mucho empeño y laburo, vamos a convocar a los gremios y sindicatos para que haya un compromiso para que podamos avanzar en algo con respecto al 8 de marzo anterior”, destacó.

En la reunión del próximo  viernes se definirá el recorrido y el horario de la marcha que se realizará en Villa María ese mismo día, que “cada vez toma más fuerza en diferentes países y también en Argentina”.

Uno de los principales objetivos del 8M es “albergar y contener todas las demandas y reclamos de cualquier sector, sobre todo de las mujeres trabajadoras”.

 

El comunicado de la Confederación Nacional del Trabajo

“¡A la huelga, hermanas!”

El movimiento feminista convoca una huelga general, laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo para este próximo 8 de marzo. La Confederación Nacional del Trabajo reunida en su Pleno de Regionales ha aprobado por unanimidad dar todo su apoyo al llamamiento convocando a la huelga general para ese día.

Nos colocamos, como sindicato, detrás de un movimiento diverso cuya perspectiva crítica alimenta nuestro ideario. Llevamos la lucha feminista en nuestro ADN, así lo recogen los estatutos de nuestra organización y estamos orgullosas y orgullosos de ello… Por eso, queremos que todo el protagonismo esté donde tiene que estar este 8 de marzo.

Como personas luchadoras, compañeras y compañeros nos comprometemos a trabajar codo a codo por el éxito de este 8M en aquellas estructuras feministas en las que ya militamos, dentro y fuera del sindicato, para contribuir con todas nuestras fuerzas a demostrar que, si paramos las mujeres, todo se para.

Porque creemos que la violencia económica debe seguir encontrándonos de frente, como ya ha ocurrido con cuidadoras, trabajadoras de limpieza, las Kellys o camareras de piso,  trabajadoras de Berskha, de Coca-Cola… y todas y cada una de las mujeres que están diciendo basta en un país en el que cobramos menos que los hombres y sufrimos más precariedad.

Porque reconocemos el inmenso valor del cuidado, tan interesadamente obviado por el capitalismo salvaje, que no lo retribuye o lo hace de forma insultantemente deficiente. Un trabajo tan vital como poco reconocido y que trenza la base de la sociedad sigue recayendo de manera casi exclusiva en las mujeres.

Porque creemos que la violencia sexual, al fin en cuestión, al fin fuera del armario, nos afecta en todas las dimensiones de la vida y atenta contra la libertad tanto íntima como pública. Nos queremos mujeres libres, y en esa lucha por la libertad todos y todas debemos revisar nuestros gestos heteropatriarcales.

Porque creemos en la necesidad de defender la diversidad afectivo-sexual, en una sociedad en la que la libertad sexual permita que cada cual haga con su cuerpo, su género o su sexualidad lo que desee. Nuestra libertad crece junto con la de las demás, muy lejos de la hipocresía del credo liberal que convierte las libertades en una mercancía al servicio de aquellos que puedan pagarlas.

Porque saludamos la compañía de los feminismos racializados, tan necesarios, de los que tanto tenemos que aprender de nuestro propio privilegio, que entran de lleno en esta movilización feminista, denunciando la vergonzosa actuación de la Europa Fortaleza, el racismo institucional y la violencia inaudita que se practica en las fronteras interiores y exteriores.

Sabemos que todo esto no es “cuestión de mujeres”, sino cuestión de feminismos: porque no hay explotadas sin explotadores pero tanto nosotras y como nosotros llevamos un nuevo mundo en nuestros corazones, y en ese mundo no tiene cabida un sistema heteropatriarcal injusto, caduco y agonizante.

¡A la huelga, hermanas! ¡A la huelga compañeras, compañeros!

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus