Isabella no se intoxicó, por lo que se refuerza la hipótesis de alacranismo

“El alacranismo es grave o fatal en los chicos, cuando menos masa corporal hay”, señaló Seggiaro

Falta el resultado de la microscopía, la que podría determinar si la nena de 4 años del barrio La Calera falleció a causa de una picadura de escorpión. El director del Pasteur dijo que es “casi imposible” que una picadura pase inadvertida

“El alacranismo es grave o fatal en los chicos, cuando menos masa corporal hay”, señaló Seggiaro

Aunque faltan los resultados de la autopsia, un estudio médico descartó que la pequeña villamariense de 4 años Isabella Orellana Cáceres haya muerto a causa de tóxicos o por la ingesta de un medicamento, por lo que cobra fuerza la hipotésis de que fue víctima de un alacrán.

“Todavía no tenemos el resultado de la microscopía, pero presumiblemente haya fallecido por la picadura de un alacrán porque ha llegado el resultado del análisis de toxicología que habían pedido en la Unidad Pediátrica y dio negativo de tóxicos y medicamentos, como se especuló en un momento”, confirmó ayer el director del Hospital Regional Pasteur, Luis Seggiaro, a EL DIARIO.

“Podría ser un caso de escorpionismo, pero falta que lo diga la autopsia, si es que lo puede expresar”, añadió el profesional ante la consulta de este matutino.

Como se recordará, la pequeña Isabella, habitante del barrio La Calera de esta ciudad, falleció el martes 3 de enero y se presume que fue picada por un escorpión. Anteayer ocurrió lo mismo con una niña de 7 años de Villa Carlos Paz.

Los casos de picadura crecieron en las últimas semanas. Seggiaro dijo que no tenía estadísticas pero que evidentemente hay más episodios. De hecho, contó que el lunes atendieron a un adolescente por esta causa.

“No hizo falta colocar suero porque anduvo bien con las medidas generales, las que son colocar corticoide, antihistaminicos o algunos antibióticos en la zona de la picadura”, especificó el facultativo sobre este último hecho.

También señaló que previo al caso fatal de Isabella habían atendido a un chiquito, que afortunadamente logró superar la situación. “Se le aplicó el suero y anduvo bien”, comentó.

El directivo recordó que “el alacranismo es grave o fatal en los chicos, cuando menos masa corporal hay”, y ante preguntas de este cronista confirmó que “el dolor es importante, es significativo, por eso que ha sido tan confuso el caso de la nenita” del barrio La Calera. Seggiaro sostuvo que la picadura en una persona “no podría pasar inadvertida, es casi imposible que así sea”.

“Sube la frecuencia, la respiración”, añadió cuando se le preguntó si uno de los signos es la hipertensión.

 

Recomendaciones y detalles – La consulta médica debe ser inmediata

Los alacranes suelen esconderse entre piedras, en resumideros, cúmulos de escombros o leña, huecos en las paredes o pisos, entre otros lugares. Por lo tanto, es importante no caminar descalzo, sacudir ropas, sábanas y calzados, separar las camas de la pared, tener precaución cuando se revisan cajones o estantes, observar el piso del baño antes de ducharse, cubrir con tela metálica los resumideros, controlar entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras, mantener limpio y ordenado el hogar y libre de malezas alrededor, no acumular leña, ladrillos o escombros, revocar paredes y tapar grietas en pisos, paredes y techos.

Son recomendaciones dadas por el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba.

Dicha cartera indicó que la peligrosidad de los alacranes depende tanto de la variedad del animal como de la edad y el estado de salud de la persona afectada, así como de la cantidad de veneno ingresada en el organismo del afectado. Por eso es importante detectar el tipo de alacrán que causó la picadura.

“Los alacranes tienen hábitos nocturnos y están activos todo el año, aunque con mayor intensidad en épocas de alta temperatura. Durante el día se ocultan debajo de piedras y troncos o en las cuevas que ellos escarban.

Se ubican tanto en lugares periféricos como en barrios cercanos al centro, especialmente en terrenos baldíos, galpones y sitios donde se acumulan escombros. Pueden colonizar sitios dentro de las viviendas, tales como caños de desagüe (baños), contrapisos o marcos de aberturas”, precisó la información oficial.

Todos inoculan veneno. La consulta médica debe ser inmediata y, en lo posible, hay que llevar el animal para su identificación. Para capturarlos es necesario extremar las medidas de seguridad para evitar picaduras.

 

Hubo varios casos de picaduras que llegaron al Pasteur en las últimas semanas

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus