“Jamás le hemos sacado plata a la gente y no vamos a parar hasta que se aclare”

Estos son los bonos truchos vendidos a nombre del merendero: “Pone fotos de los chicos que vienen a tomar la leche, pero el número de teléfono es el de este hombre; nos usa para quedarse con el dinero”

El merendero San Expedito Las Playas Solidaria iniciará acciones legales

Denunciaron que venden “rifas truchas” de hasta 2.000 pesos a nombre y con fotos de los chicos que asisten a la copa de leche. Los referentes seguran que se trata de una estafa y advierten a los vecinos que no compren los números

Al enterarse de la estafa en su nombre anterior “Las Playas Solidarias”, decidieron cambiar y pasaron a llamarse “San Expedito, Las Playas Solidaria”: “Hicimos hacer un sello, que antes no teníamos”

El merendero San Expedito Las Playas Solidaria alimenta diariamente y desde principios de 2017 a casi 40 chicos de 1 a 13 años.

Estella Aguila, responsable del merendero, denunció públicamente que desde hace un tiempo se están vendiendo rifas “truchas”, utilizando en los tickets el nombre y las fotos de los chicos que asisten a la copa de leche, para quedarse con el dinero: “Es una estafa a la gente que de buena fe quiere ayudar a los niños y al merendero. Nosotros no vendemos esos bonos y de ahí no vemos un peso”, aseguró a EL DIARIO.

La historia empezó en junio, cuando el hombre que hoy vende esas rifas, cuyo nombre prefirieron no decir por temor, como no tenían un salón para albergar a estos chicos, los invitó a brindar la merienda diaria en su garaje.

Los encargados del comedor aceptaron la propuesta y durante dos meses utilizaron ese espacio: “Cómo era complicado trasladar la leche y el chocolate, en agosto ya nos instalamos en mi casa. Pero fue en esos meses que el hombre empezó a estafar con el nombre del merendero”, contó Aguila.

Además de los bonos, se enteraron de que este hombre estaba cobrando cuotas solidarias a diferentes vecinos, cuando en realidad ellos no cobran nada: “Nos empezamos a enterar de estas cosas ahora, que saltó el tema de las rifas. Pero nosotros no cobramos cuotas, nos abastecemos de las diferentes personas, negocios, instituciones y hasta de la Iglesia, que nos donan cosas para el merendero. Nosotros no tenemos ayuda de ningún Gobierno, solamente de gente que colabora, por eso esto nos hace mucho daño”.

 

Rifas truchas de hasta 2.000 pesos

Aguila pudo hablar con una de las personas estafadas, quien hizo la denuncia a la Policía. Es la hija de una mujer de 77 años que viene comprando rifas a nombre del merendero hace meses: “Está en lo correcto al hacer la denuncia porque la estafaron. Su mamá tiene una bolsa llena con los papelitos de los bonos falsos, le vendieron un montón aprovechándose de ella. El hombre vendía rifas desde 1.500 a 2.000 pesos a nombre del merendero y no tenemos nada que ver. La señora me trajo el talón que compró y es la número 197, no sabemos cuántas llegó a vender”.

“El puso la foto que nos sacó en junio y puso como título ‘Las Playas Solidarias’, que es como nos llamábamos antes”, explicó la responsable del merendero, quien aclaró que ahora, ante este problema, pasaron a llamarse “San Expedito Las Playas Solidaria. Hicimos hacer un sello, que antes no teníamos”.

“Jamás le hemos sacado plata a la gente. Yo me enteré el jueves de que una empresa de luz nos donó cosas para hacer la instalación en el salón que estamos construyendo y un cheque. Pero el cheque no nos llegó nunca porque se lo quedó este hombre”, señaló.

Según pudieron averiguar, la persona en cuestión tiene antecedentes en este tipo de delito.

 

Estafados en su buena fe

“Nosotros no vamos a parar hasta que todo esto se aclare en la Justicia porque lo único que hacemos es juntar ropa, juguetes y comida para estos chicos. No podemos terminar un saloncito de 50 metros para que los chicos no estén en el sol o en el frío y estas personas se ríen de nosotros. La gente no va a creer más en nosotros”, expresó.

“Hacemos empanadas, polladas y vendemos lo que podemos para juntar plata y que a estos chicos no les falte nada. Este hombre el último tiempo se compró una moto nueva, celulares. Es injusto lo que ha hecho. Recuerdo que decía que se iba al casino y todos los fines de semana ganaba entre cinco mil y seis mil pesos, pero finalmente era plata de estos bonos”, manifestó, al tiempo que advirtió a los vecinos que no compren más esos bonos.

Aguila aseguró que se acercaron a la Justicia a realizar la denuncia, aunque allí les dijeron que no iba a haber novedades hasta el fin de la feria judicial.

“Acá es todo donado, se junta mucha ropa, juguetes, golosinas y, fundamentalmente, comida. Todo lo que no comen los chicos, lo estoy mandando a un comedor en Sanabria, nada se desperdicia. Por eso nos duele mucho que la gente tiene buena fe para ayudar a los chicos y es estafada”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus