Joven denunció brutal golpiza en la Comisaría de Villa Nueva

Leandro Sosa concurrió a EL DIARIO para denunciar el hecho y mostrar cómo le quedó el rostro tras la golpiza

Se trata de Leandro Sosa, quien concurrió a EL DIARIO para hacer público un incidente ocurrido el viernes en la vecina ciudad. “Un policía me pegó en la cara con la parte metálica de su botín y me quebró el hueso maxilar izquierdo”, aseguró

Un vendedor ambulante de Villa Nueva denunció que fue golpeado por un efectivo policial, en ocasión de su detención, el pasado viernes.

Leandro Raúl Sosa (28) se hizo presente ayer en la Redacción de EL DIARIO para hacer pública la agresión que sufrió en la Comisaría de Distrito de la vecina ciudad: “Un policía me pegó en la cara con la parte metálica de su botín y me quebró el hueso maxilar izquierdo”, afirmó.

El denunciante dijo que como consecuencia del golpe, en el Hospital Pasteur determinaron que debe ser intervenido quirúrgicamente en breve en la ciudad de Córdoba.

Sosa, viudo y padre de seis hijos, relató que el viernes pasado, alrededor de las 8.30, se encontraba conversando con otra persona en barrio Florida -donde reside- cuando, de repente, se detuvo un móvil policial y descendió una persona de civil que le propinó una trompada en el rostro.

Supuestamente, el agresor creía que Sosa le había robado un teléfono celular.

A continuación, el policía que conducía el patrullero se bajó y, tras detenerlo, lo llevó a la sede policial villanovense, ubicada frente a la plaza Capitán de los Andes. Allí, siempre según la narración de Sosa, un efectivo le ordenó que posicionara el rostro para una foto, pero al aclarar el detenido que no podía por el dolor que le quedó luego de la trompada, el uniformado le pegó en el costado izquierdo de la cabeza, fracturándole el hueso maxilar.

 

“Se hizo cargo”

“El muchacho que hablaba conmigo en la calle se hizo cargo de haber robado el celular, pero igualmente quedé detenido hasta la madrugada del sábado”, continuó Leandro, para luego mencionar que entablará una demanda contra sus agresores a través de un abogado.

“Nunca estuve detenido, nunca tuve problemas con la Justicia”, concluyó el denunciante.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus