Juzgan a vecino de Las Perdices, acusado de abusar de una menor

El juez René Gandarillas preside el debate, que se realiza a puertas cerradas en la Cámara del Crimen local

A puertas cerradas – Hoy comparecerán los principales testigos de la causa

Se trata de Matías Alarcón, quien está detenido desde fines de abril de 2016. El hecho fue denunciado por su expareja, madre de la supuesta víctima. En la localidad, muchos habitantes aseguran que el sospechoso “es inocente” y que “le armaron la causa”

El 26 de agosto de 2016, Silvia Testa, madre de Alarcón, se hizo presente en Tribunales para reclamar que se investigara a fondo la causa que se le atribuye a su hijo. En aquella oportunidad aseguró que su hijo es inocente y que todo el pueblo lo apoya

Un hombre de 34 años, oriundo de Las Perdices, empezó a ser juzgado ayer en la Cámara del Crimen de Villa María, acusado de haber abusado sexualmente de una niña, aunque tanto él como numerosos vecinos de aquella población aseguran que es inocente y que la causa fue armada por la denunciante.

Matías Leandro Alarcón comparece imputado como presunto autor de los delitos de “abuso sexual agravado” (sin acceso carnal) y “promoción o facilitación a la corrupción de menores agravada por el vínculo” en perjuicio de una menor de su entorno familiar, que actualmente tiene 9 años.

Alarcón, nacido el 30 de agosto de 1983 y con último domicilio registrado en Santa Fe 178 de aquella localidad, se encuentra detenido desde el 27 de abril de 2016, aunque la denuncia formulada en su contra por J.S.L. data del 17 de octubre del año anterior.

Como los hechos que se procuran dilucidar son de instancia privada y la presunta víctima es menor de edad, la audiencia se realiza a puertas cerradas, por lo que no se permite el ingreso de público ni de periodistas al recinto ubicado en el quinto piso de los Tribunales locales.

El debate es presidido por el camarista René Gandarillas y cuenta con la participación del fiscal Francisco Márquez, del abogado defensor Antonio Alarcos y de la secretaria Gabriela Sanz.

Según pudo saberse, en la víspera, tras la lectura de la pieza acusatoria, Alarcón negó los hechos que se le atribuyen y luego se abstuvo de seguir declarando, aunque sí compareció sobre condiciones personales.

Para hoy está previsto receptar los principales testimonios de la causa y, de no producirse una demora en esta etapa del proceso, podrían pronunciar sus alegatos el fiscal y el defensor para luego dictarse la sentencia correspondiente.

 

“Mi hijo es inocente”

A fines de agosto de 2016, a cuatro meses de que Alarcón fuera detenido, su madre habló con EL DIARIO luego concurrir al Palacio de Justicia local para reclamar que la causa se investigara a fondo porque dijo estar convencida de la inocencia de su hijo.

“Alguien me tiene que escuchar”, señaló entonces Silvia Mónica Testa, y luego disparó munición gruesa contra su exnuera, al asegurar que ella y su nueva pareja fueron quienes armaron la denuncia para perjudicar a Matías.

Al relatar los hechos, la mujer dijo que Alarcón “estuvo cinco años en pareja con una chica en Las Perdices, tuvieron una nena y en 2014 se separaron; ahí empezaron los problemas”.

“Denuncias van, denuncias vienen, la cosa derivó en que nosotros no podemos ver a la nena hace ocho meses”, añadió Testa en aquella entrevista del 26 de agosto de 2016.

Luego explicó que “se estableció un régimen de visitas y se fijó una cuota alimentaria cuando el caso estaba en lo Civil y lo atendía la abogada Graciela Oliveri, pero cuando Matías solicitó ampliar las visitas, apareció esta denuncia”.

La mujer deslizó que su hijo estaba disconforme porque solo podía ver a su hija los sábados, de 12 a 15. “Apenas tres horas por semana y la tenía que ir a buscar el abuelo”, explicó.

 

Sobre la denuncia

“Cuando Matías pidió ampliar el régimen de visitas, ella decidió hacer una denuncia por abuso sexual. No dijo qué día, sino que expresó que fue entre abril y octubre”, añadió Testa.

“Si mi hijo es culpable, le pediré perdón al pueblo -dijo la mujer-, pero tienen que saber que fueron a declarar la jueza de Paz, la maestra de la nena y hasta la psicóloga de mi hijo, y ninguna involucró a mi hijo; mi hijo es inocente”.

Testa recordó también que un mes después de la detención “el pueblo de Las Perdices, que conoce bien a mi hijo, hizo una marcha en la que participaron una exnovia de Matías, la novia actual y sus padres. Ellos apoyan y en las redes sociales apoyan a mi hijo, pero acá (en alusión a los fiscales villamarienses que tuvieron la causa durante la instrucción) nadie se enteró”.

“Yo ahora estoy haciendo lo que no hace la Justicia… investigando”, dijo la mujer en aquella entrevista, y agregó que “la actual pareja de mi exnuera (J.S.L.) tiene una denuncia por psicopatear a una novia anterior. Eso fue entre mayo y diciembre de 2011. Nadie investigó. El papá (de la denunciante) tiene armas y está vinculado en una causa por una muerte en un campo. Y mi nieta convive con ellos. Pero es mi hijo el que está en la cárcel”.­­­­

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus