El Diario del centro del país

Juzgarán a un policía por un asalto

López será juzgado por su presunta participación en un asalto ocurrido en las inmediaciones del puente Negro

El fiscal Bosio ordenó su libertad y remitió la causa a la Cámara del Crimen

Se trata del cabo primero Diego López, quien está acusado por un hecho de “robo calificado por uso de arma de fuego” ocurrido el 5 de agosto en el puente Isidro Fernández Núñez. El caso será ventilado a mediados de 2019 con un jurado popular

El fiscal de Instrucción René Bosio elevó ayer a juicio la causa penal que se le sigue al cabo primero Diego Mario López (37), un policía que está acusado de haber asaltado a un joven villamariense en las inmediaciones del puente Isidro Fernández Núñez.

Además, ordenó la libertad del uniformado, aunque previamente estableció una fianza o caución personal de 300 mil pesos, que fue cubierta con las firmas del abogado defensor de López, Eduardo Rodríguez, y de otro letrado del foro local.

La excarcelación dispuesta por Bosio se basó en que no hay peligro procesal de que el cabo primero vaya a fugarse o eludir la acción de la Justicia y además porque fue papá hace pocas semanas.

El efectivo policial está imputado como presunto autor de “robo calificado por uso de arma de fuego” y “encubrimiento agravado”, y como se trata de un funcionario público, será juzgado por un tribunal integrado por un jurado popular en fecha a determinar oportunamente, aunque todo indica que será recién a mediados de 2019.

López fue detenido el martes 14 de agosto, nueve días después del hecho ocurrido detrás del Monumento al Cristo Redentor. En efecto, en horas de la madrugada del domingo 5, Darío Gabriel Fabbro (24) regresaba a su domicilio luego de haber concurrido al boliche bailable York, en Villa Nueva, y fue interceptado por un sujeto que portaba un arma de fuego.

Bajo amenazas de muerte, el delincuente le sustrajo un teléfono celular Samsung J1 y se dio a la fuga. Pero en base a una prueba fílmica, aportada por el registro de una cámara de seguridad que la Municipalidad tiene en las inmediaciones, el policía quedó bajo sospecha y se inició una investigación que derivó en su detención y posterior procesamiento.

Diego López, alias “Negro”, nació en Villa María el 24 de julio de 1981 y fue arrestado en su casa de Mendoza 2477, en barrio San Martín de esta ciudad, donde personal de la División Investigaciones secuestró un revólver marca Bagual, calibre 22, con la numeración limada.

Al ser indagado por el fiscal Bosio, el 21 de agosto, el cabo primero negó haber cometido el hecho y luego se abstuvo de seguir declarando.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Colisiones con motos en Villa María y vuelco de un camión en Villa Nueva

Daniel Rocha

La Justicia de Bell Ville autorizó una gestación por sustitución

Daniel Rocha

La Federal sigue con los controles

Noemí Bramardo