La Alhambra: patrimonio indiscutible

Mammana, a la derecha, junto a Nella Bonfiglioli, hermana del artista
Mammana, a la derecha, junto a Nella Bonfiglioli, hermana del artista

No puedo dejar de imaginar un dí́a de 1934 en Villa María con Don Fernando Bonfiglioli estudiando la historia de La Alhambra en España; su delicioso arte nazarí o granadino (última etapa del arte hispano-musulmán), su entorno, sus paisajes… para no dejar al azar cada detalle y con cuidado diseñar lo que engalanaría la arquitectura maravillosa de La Alhambra de la Sociedad Española de Villa María.

Con esta obra de diseño mudéjar, de exquisita factura, de gran riqueza en contenido y forma, Don Fernando, quien formó parte de la primera Comisión de Cultura de la ciudad, dejó plasmada la primera obra mural de la ciudad.

Defender este espacio donde tantos de la ciudad pasaron momentos inolvidables de sus vidas sería quizá́s, uno de los maás nobles homenajes al arquitecto Francisco Salamone, reconocido a nivel nacional, a Don Fernando Bonfiglioli y a su hija Nella que dedicó́ su vida a poner en valor la obra de su padre.

La recuerdo hace veinte años visitándome en Córdoba preocupada por el estado de la obra mural de su padre en la ciudad: La Catedral, Trinitarios, el CineSud y la Alhambra, algunas por suerte fueron restauradas, y me alegra haber formado parte de ello, hoy nos toca a todos defender este invaluable tesoro.

El 9 de octubre de 2008, Nella me llamó emocionada diciendo que había recibido uno de los mejores regalos de cumpleaños. Ese día, el Concejo Deliberante de la ciudad de Villa María, había sancionado con fuerza de ordenanza (N. 6.021) la “declaración de interés municipal y parte del patrimonio cultural de la ciudad, la conservación del conjunto pictórico conocido como La Alhambra (artículo 1), CineSud (artículo 2) iglesia Catedral (artículo 3) iglesia La Santísima Trinidad (artículo 4)”; por ello, cuando fui convocada a dar mi opinión acerca del “proyecto de las cocheras”, me pareció sentir a Nella organizando apoyo y señalando que no debemos olvidar que la obra de su padre, está protegida… Como restauradora, defensora del patrimonio cultural y apasionada de la obra de Bonfiglioli, no puedo hacer oídos sordos a cuanto está sucediendo.

Quiero pensar, porque hablaría bien de todos, políticos, particulares, todos parte del pueblo en fin, que esto pronto será una anécdota, que se llegará a buen puerto con cocheras que no tienen por qué avasallar el arte, el patrimonio. Los arquitectos seguramente encontraran la forma de congeniar patrimonio con desarrollo.

Y quizás sirva para traer a la memoria del pueblo algo tan bello e importante en la historia de los villamarienses. Ojalá que el problema sirva para que La Alhambra recupere su esplendor, que este espacio sea disfrutado, y nazcan en las nuevas generaciones anécdotas de charlas, cursos, conferencias, fiestas…

Hago votos para que la Sociedad Española tome una decisión acertada y todos recuerden a la institución por haber tenido el gran tino de solventar la construcción de tan hermosa arquitectura decorada magistralmente y no por dañarla.

Estoy segura que el Gobierno acompañará y que el pueblo apoyará la iniciativa.

Siento que así será. Brindo por que el próximo homenaje a Bonfiglioli, a Nella, al arquitecto Salamone, a los inmigrantes españoles, al arte, esté signado por esta nueva etapa de La Alhambra recuperada.

Como siempre, cuenten conmigo.

Marcela Mammana, – Restauradora

 

La autora de la nota

Sabe de lo que habla

Marcela Mammana es restauradora de pintura de caballete, murales, retablos, obras sobre papel, esculturas.

Es egresada de la Escuela Provincial de Bellas Artes. Dr. Figueroa Alcorta con promedio general 9,42 y además es propietaria del estudio de arte y restauración privado (Centro de Arte y Restauro Marcela Mammana – Studio L’Hermitage) y “Arte y Confort”.

Entre sus numerosísimos trabajos, restauró bienes culturales y obras de arte a nivel privado y de entes públicos (obras de la colección del Museo Genaro Pérez).

En el área murales, frescos y restauración arquitectónica:

-En 2016, altar dedicado al cura Brochero iglesia orden Capuchinos de Córdoba.

-En 2013, 2014, 2015 y 2016, murales Parroquia La Santísima Trinidad de Villa María.

-Desde mayo 2014 a junio 2015 Capilla de Buffo, Unquillo, frescos al estilo italiano, siendo la primera profesional en Argentina en y Sudamérica en aplicar la última tecnología en fijado de murales, patentada por la Universidad de Florencia.

-Murales de la iglesia Santo Domingo de Córdoba (agosto/septiembre 2009) y 2012.

-Cielorrasos Casona municipal Centro Cultural Francisco Vidal en Córdoba.

-Murales Catedral de Villa María, Córdoba 2011, 2012 y 2013.

-Altar mayor Parroquia La Santísima Trinidad de Villa María.

-Mural en sala de audiencias Tribunal de Córdoba y obras de la colección del Tribunal superior.

-Monumento a Dante Alighieri, Parque Sarmiento de Córdoba en el marco del 150 aniversario de la Unidad de Italia, conjuntamente con el Instituto Italiano de Cultura y el Consulado Italiano.

Etcétera, etcétera. Además, realizó cursos de especialización en Italia, Holanda y Mallorca (Islas Baleares, España).

 

El resguardo desde lo legal

La ordenanza

“DECLÁRASE de interés municipal y parte del patrimonio cultural de la ciudad, la conservación del conjunto pictórico, conocido como “LA ALAMBRA” del Sr. Fernando BONFIGLIOLI; que se encuentra ubicada en el inmueble de la Asociación Española de Socorros Mutuos (“Casa España”), sito en calle Mitre 82 de la ciudad de Villa María”, se lee en el artículo primero de la ordenanza sancionada el 9 de octubre de 2008 por el Concejo Deliberante de esta ciudad.

La misma norma local es la que resguarda “el conjunto pictórico del Sr. Fernando BONFIGLIOLI; que se encuentra ubicado en el inmueble del actual CineSud (hoy Naldo Lombardi), sito en Corrientes 1163 de Villa María, así como “la unidad artística, compuesta por murales pictóricos y decorativos del Sr. Fernando BONFIGLIOLI; que se encuentra ubicada en el inmueble de la iglesia Catedral”, así como la de la “iglesia de La Santísima Trinidad.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus