El Diario del centro del país

La chapa fue de Universitario

Barengo convierte el primero con definición por encima de Scalzo

Federal Amateur – Región Centro – Zona 7 – 3ra. fecha

La historia no ayudó a Alumni. La U demostró un mejor presente y le ganó 2-0 con un par de goles de Lucas Barengo, en Plaza Ocampo

Escribe Juan Manuel Gorno
Fotos: Víctor Alvez y César Carballo

Universitario tuvo su noche de esplendor en Plaza Ocampo. Urdió un plan que le salió perfecto y dio el paso adelante que Alumni no supo dar. Por eso el equipo de Joselito Bernadó se quedó con el duelo local a nivel nacional, levantando nuevamente la bandera de la victoria en casa, esta vez con un 2-0 que lleva la rúbrica doble de Lucas Barengo para llegar a la punta de la zona en el Regional Federal.

Simple, ordenado, con esfuerzo, picardía y eficacia. Así se manejó Universitario durante casi todo el partido para aprovechar todas las falencias de un Alumni todavía en formación, que no sabe ganar y mucho menos contra una defensa bien escalonada.

La diferencia entre ambos estuvo en las certezas. La U respetó sus limitaciones y exprimió a fondo sus virtudes, cuando el partido así se lo presentó, mientras Alumni careció de seguridad para atacar, aún teniendo más la pelota, y fue un cúmulo de voluntades que confundieron vértigo con velocidad, entonces se quedaron en el apuro hasta caer en la telaraña defensiva rival.

En ese sentido, si bien el equipo del Bocha Maldonado propuso casi siempre ir al frente, dejaba la sensación de que podía pasar toda la noche y no iba a llegar al gol.

Mientras, de contragolpe o con algún pelotazo cruzado, la U mantuvo latente la posibilidad de riesgo sobre el arco de Jonathan Scalzo.

Pasó así desde los primeros minutos, cuando fue Alumni el que tuvo la pelota y se paró en el campo contrario, pero Universitario sacó dos contras de sumo peligro, primero con Barengo (contuvo Scalzo) y luego con Tomás Pratti -otra gran figura- quien quiso sorprender desde afuera del área, casi de espaldas al arco, y la pelota se perdió cerca de un palo.

Claro que Universitario no siempre fue contragolpe. A veces -mucho menos que su rival- se juntó para tocar en tres cuartos y en una de esas tuvo otra posibilidad con Pratti, pero de nuevo Scalzo impidió la apertura del marcador.

Dos minutos después de esa jugada, mientras Alumni se quiso adelantar en el terreno y le costó rearmarse atrás con la salida del central Facundo Depetris (lesionado, fue remplazado por un volante, Alex Pacheco), llegó otra réplica en contra y Universitario logró el 1 a 0.

Sucedió a los 28 minutos, cuando Falco mandó un pase profundo y dejó solo a Barengo tras las espaldas de César Quiroga.

El delantero, que siempre fue de otra categoría y lo está demostrando, finalizó la acción de la mejor manera, picando la pelota ante la salida de Scalzo para hacer estallar al público académico, que se instaló en la tribuna techada.

 

Ni esa

Alumni se desesperó aún más con el gol de la U, entonces apeló a darle más acción a sus atacantes externos, sobre todo por el lado de Fabricio Conci, quien trató de desbordar siempre por izquierda.

El pibe tuvo las suyas, aunque con intermitencias, y la más clara pareció el gol del empate, a los 34 minutos, pero cuando la pelota entraba mansamente llegó el botín salvador de Fabián Martínez para sacarla sobre la línea.

Si en Alumni no entraba esa, en medio de su desierto de dudas, iba a ser más difícil la parada.

A pesar de todo, el equipo fortinero tomó riesgos y siguió en su búsqueda, casi siempre dependiendo de César Quiroga, esta vez con el aporte de Pacheco para distribuir en el medio.

El problema es que cuando más se adelantó en el terreno, el equipo de Maldonado mostró su “manta corta”. Y cuando perdió la pelota, quedó a merced de un rival que adelante fue letal. Y no es para menos.

Pratti y Barengo saben usar el manual del ataque y entienden eso de las pequeñas sociedades que son gigantes.

A los 44’, el primero encaró por derecha, pasó a uno, a otro, se hizo un espacio y puso un centro de crack, a la cabeza del goleador de la noche, que le cambió el destino a la pelota para ubicarla bien lejos de Scalzo y sellar el 2-0.

De ahí en más, nada volvió a ser igual. Alumni cambió de nombres, pero no de postura.

Sin un referente de área, cada pelotazo o pelotazo largo sobre el centro fue presa fácil de otra gran figura de la noche, Pablo Piccotti, quien clausuró su zona.

Maldonado probó con jugadores para manejar más la pelota en ofensiva (entró Gay, sacó a un defensor para poner a Andrés Kranevitter), pero todo se desvanecía cuando había que pisar el área.

La falta de decisión en la zona caliente fue notoria.

Universitario, mientras, hizo el mismo juego en casi todo el segundo tiempo: se abroqueló en su campo, cerró los caminos y, por las dudas, luego puso a delanteros más frescos para el contragolpe. De hecho, hasta tuvo la posibilidad para marcar el tercer gol en los pies de Verón, pero Scalzo atrapó abajo.

En lo demás, no tuvo inconvenientes y hasta confió en el arquero Simón Mellano en la más clara de Alumni, con el arquero tapando un mano a mano de Andrés Kranevitter.

Así, la U celebró una victoria magnífica, que le muestra el camino y lo pone -por lo pronto- en lo más alto de la tabla. Todo mientras deja más preocupado al Fortinero, que lleva tres sin ganar y está lejos de dar optimismo.

 

La figura – Lucas Barengo

Se destacó por convertir los dos goles del triunfo de Universitario, ambos de buena factura. También se destacó su compañero de ataque, Tomás Pratti, y el marcador central Pablo Piccotti.

 

El árbitro – Richard Moyano

Regular actuación. Dejó dudas en una jugada en la que Piccotti derribó a Valle dentro del área de Universitario, que debería haber sido penal para Alumni.   En el resto del partido no tuvo mayores inconvenientes

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Dos chicas en el podio

Mercedes Dagna

Gill: “Estoy muy confiado de que vamos a lograr la unidad”

Juan Pablo Morre

Recolectores de residuos levantaron el paro

Alexis Loudet