El Diario del centro del país

“La ciencia puede ser divertida”

“Cuando experimentamos o descubrimos cosas, volvemos a ser niños”, indicó Ballarini

Vive y Siente – El investigador Fabricio Ballarini brindó charlas para niños y jóvenes

Juegos con Melquíades

El histriónico divulgador e investigador del Conicet, Fabricio Ballarini, preguntó a un nutrido grupo de extasiados alumnos que acababan de hacer experimentos sencillos que operaban en la memoria, la vista y el cerebro humano: “¿Ahora les interesa saber un poco más de ciencia?” Cientos de niños levantaron la mano decididamente.

El autor del libro “REC: por qué recordamos lo que recordamos y olvidamos lo que olvidamos” y conductor del programa “¿NeuroQué?” brindó una charla ayer a la tarde en la Medioteca Mariano Moreno para el público menudo que finalizó con la siguiente consigna: “La ciencia puede ser muy divertida porque cuando experimentamos y descubrimos cosas, volvemos a ser chicos por un momento”.

Más tarde ofreció otra charla sobre “Redes sociales y memoria”, para jóvenes.

 

Melquíades en la Medioteca

El “¿qué pasa si…?” es el disparador de cada una de las propuestas de Melquíades, divulgador científico que forma parte del evento con su taller en el auditorio de la Medioteca Mariano Moreno (Sabattini 40), durante el festival hasta el lunes. A lo largo de una hora, muestra cómo es posible que un huevo flote o no dentro de un contenedor lleno de agua, identificar elementos pesados o livianos y una retahíla de demostraciones relacionadas con la física, siempre en constante interacción con el público presente. Horarios: hoy a las 11, a las 16 y 17.30, mañana a las 11, 14.30, 16.30 y 18 y el lunes será a las 11, 15.30, 17 y 18.30.

 

Cascos virtuales, Robótica y algo más en la Tecnoteca

En la sala central de la Tecnoteca, hay un recorrido con distintas actividades que invitan a ponerse lentes de realidad virtual y trasladarse como si estuvieran arriba de una montaña rusa o dentro de una casa de terror.

En otras de las mesas, la consigna es guiar a distintos robots armados con bloques y que cada uno cuenta con control remoto. En la tabla hay diversas acciones para cumplir y hacer que el mismo llegue a destino.

Una de las atracciones es “Dibujar sin tinta”, en la que chicos y grandes pueden utilizar lápices para crear distintas figuras en 3D. Asimismo, se desarrolla todos los días el taller de Robótica, a cargo del grupo MI3D LAB, que propone a niños y adolescentes un acercamiento a los conceptos básicos de programación. Además se pueden utilizar los cascos de realidad virtual (con aventuras de terror o en una montaña rusa), apreciar cómo es la impresión 3D o ahondar en astronomía.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Acrobacia en tela en el Teatro La Panadería

Daniel Rocha

Los “feos” se despiden hoy de la ciudad

Mercedes Dagna

Folclore en la Catedral

Daniel Rocha