La clave está en la alimentación

Los disertantes pusieron énfasis en la necesidad de diagramar dietas adecuadas para obtener mejor producción

La Playosa – Charla para productores de carne y leche

Los ingenieros Silvio Barberis, Sergio Rozsypalek y Darío Yenerich, abordaron desde diversos enfoques las características y beneficios que traen aparejados los nuevos sistemas de nutrición animal. Principalmente se refirieron a las alternativas de recría y el engorde de machos Holando, más el análisis de contar con silos de calidad; ante un activo auditorio que en la sección final de las exposiciones requirieron aclaraciones de los disertantes y la profundización de los conceptos vertidos.

El ingeniero local Leonardo Semenzín presentó a los profesionales disertantes y a otros colegas que participaron del encuentro. El ingeniero Silvio Barberis sostuvo “que hay tambos donde nos toca relevar dietas y no expresan altas producciones; es decir que la genética está, pero hay que darle la importancia que le corresponde en todo el ciclo de crecimiento”. Apuntó “que esto se logra con proteínas y algo de energía, pero también es importante tener diagramados corrales, aguadas, comederos, sombra y un correcto plan de alimentación”.

Por su parte, el ingeniero Sergio Rozsypalek se refirió al engorde de animales vacunos. El especialista consideró “fundamental la eficiencia, la capacidad animal, el tamaño y largo del tren posterior; y en cuanto a la calidad los productores somos los responsables de conformar cortes de alta calidad, carne tierna y magra para eliminar la brecha de precios y lograr mejora en el negocio”.

Continuó pidiendo “dar importancia esencial al peso, nutrición y sanidad, y tener siempre en cuenta en la alimentación: ¿cuánto le doy?, ¿qué le doy? y ¿cuánto me cuesta?”. Resaltó finalmente una fuente de energía como el maíz, sin soslayar el trigo, el sorgo y el algodón (que resulta oneroso). “Otra buena alternativa es un balanceado”, definió.

En la parte final, Yanerich consideró la importancia “de contar con silos de calidad; con incidencia en el crecimiento del número de cabezas, más la intensificación de la producción ganadera, genética animal en crecimiento y exigencias, y el avance genético en producción vegetal”. “Si queremos aumentar la producción de leche o carne es fundamental contar con silaje de alta calidad y para compatibilizar la calidad se deben tener en cuenta factores como tamaño y uniformidad del picado, y contenido de humedad de la planta al momento de hacer el picado”, apuntó.

Además se explayó sobre “la arquitectura de la estructura del silo, almacenaje, velocidad del llenado y la compactación”. También habló sobre la implicancia de las pérdidas, pues “incrementan el costo de la materia seca y por resultado incrementan el costo del alimento”; y como paradigma del maíz para silaje, los híbridos sileros tienen que ver con una planta alta, con mucho volumen de caña, más hoja y poca espiga”, estimó. “El mejor silero es el mejor granero”, fue su concepto final.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus