El Diario del centro del país

La economía en su propio laberinto

Argentina finance crisis chart graph

Opinión – Más se profundiza el modelo, más hondo cala la crisis

Al Gobierno se le queman los libros, el rumbo con la guía del manual ortodoxo no da pie con bola y la abrupta pérdida de confianza agudiza aún más la dura realidad

Escribe Lic. Alfredo Koncurat
De EKO Consultora

La crisis económica se agudiza, en plena adrenalina de la montaña rusa la situación todavía no ha tocado fondo, y para males el escenario financiero es muy complejo: la deuda externa vuelve a ser un lastre para la Argentina, 2019 solo cierra con la ayuda externa, y 2020…

Los relojes del tablero de comando siguen dándonos cada día malos datos que confirman que lo peor está por venir: caída de la industria del 6,8% en octubre según el INDEC, baja de la producción industrial Pyme del 5% en octubre según la CAME, pérdida de empleo (70.000 en los primeros nueve meses del año según el Ministerio de Producción y Trabajo) y con ello la abrupta caída del consumo que afecta a nuestras Pymes y comercios (15,6% cayeron las ventas minoristas en noviembre según CAME).

Al Gobierno se le queman los libros, el entramado económico se sigue destruyendo con tasas de interés superior al 50% anual, mientras la inflación no cede. Pero ¡¿qué pasa?! ¡¡Los libros de economía clásica no predicen esto!!

La abrupta pérdida de confianza agudiza aún más la dura realidad (bajó un 37,2% en el año según la medición de noviembre de la Universidad Torcuato Di Tella), que solo pretende ser paliada con un bono de fin de año, una aspirineta que en nada ayuda a resolver los problemas de fondo: la falta de trabajo y poder adquisitivo del grueso de la población para reactivar el consumo interno.

 

Vieja nueva estrategia

El actual escenario geopolítico mundial está lleno de incertidumbres, la guerra comercial entre China y EE.UU. provoca el cierre de fronteras y debilita el comercio internacional.

A contramano con el mayor proteccionismo comercial del mundo, donde los países protegen sus industrias y “lo hecho en casa”, Argentina vuelve al pasado abriendo nuevamente sus fronteras permitiendo oleadas de productos importados. Una estrategia ya ensayada en el gobierno de facto 1976/83 y en el gobierno de Menem 1989/99 que luego continuó la posterior alianza, ambas experiencias con nefastas consecuencias para nuestra industria nacional y para la calidad de vida del grueso de la población.

Ya se ven afectados múltiples sectores industriales (la utilización de la capacidad instalada en la industria se ubica en el 61,1% en septiembre de 2018 según el INDEC) y lo que en principio era solo coyuntural hoy se está convirtiendo en estructural y se ven erosionadas las posibilidades de sustentabilidad del grueso del entramado industrial, como consecuencia la pérdida de empleo ya es una triste realidad.

 

Números rojos

Con este modelo y como está el mundo, nuestro intercambio comercial internacional muestra una clara falta de reciprocidad: compramos todo, y el grueso de lo que vendemos es materias primas. Todo sea por ser incluido y pertenecer.

Tras tres años de funcionamiento del modelo económico implantado, ultradependiente de divisas escazas, la toma de crédito es un comodín ya agotado y hoy solo nos presta el Fondo Monetario Internacional.

Si la economía en 2019 solo cae medio punto como vaticina el presupuesto oficial aprobado en ambas cámaras, el PBI en el tramo 2015/2019 bajaría en total un 2%. Sin embargo, el camino de 2019 parece ser más áspero, para el FMI el PBI caerá un 1,6% y para la CEPAL un 1,8%.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

La Central de Compras cumple tres años

Daniel Rocha

Amplían la importación de vehículos híbridos y eléctricos a distribuidores

Mercedes Dagna

La morosidad bancaria aumentó 72% en 2018

Mercedes Dagna