El Diario del centro del país

La explanada reunió a todos los ritmos ante un buen marco

El conjunto del CIEF presentó su coreografía “Juego y vida”

Variado cierre de actividades de verano – Sonó desde milonga hasta cuarteto, pasando por el ritmo de Carnaval

Los eventos estivales tuvieron un cierre conjunto en la explanada del Monumento a San Martín. Música, danza y exposición de cortometrajes, algunos platos del nutrido menú

La batucada villanovense Manos de Fuego sumó ritmo y carnaval

Durante la tarde de ayer en la explanada del monumento a San Martín se desarrollaron los cierres de agenda veraniega y las fechas postergadas del festival Costa Explota.

Con una importante cantidad de público, hasta con gente de pie, la iniciativa contó con una gran variedad de artistas y números destacados.

Desde un inicio la milonga Aires de Tango abrió con baile una noche que iba a tener diversos matices y climas.

Más tarde, el conjunto Cuarteto del 30 llevó adelante su número musical, que se llevó todos los aplausos de la platea ya que hicieron unas exquisitas reversiones de “Quiero ser tu sombra”, “ A media luz”, “Y nos dieron las 10” y “Lágrimas y sonrisas”, entre otras canciones.

En tanto, el grupo coreográfico del CIEF en su espacio desplegó “Juego y vida” y la participación de los talleristas de Remolinos de Arte.

Eso no era todo, también hubo espacio para el rock con “A veces Par”, “Lemmons” y Nahuel González, quien presentó algunas canciones de su flamante disco.

Es importante destacar que los tres números de rock que llevaron adelante su actuación más el perteneciente al CIEF son los que habían quedado pendientes en la grilla del Costa Explota que debió ser reprogramada porque durante el pasado domingo 10 y lunes 11 el clima le jugó una mala pasada a los artistas que aguardaban por salir a escena en aquel momento en el escenario Rubén Vanzetti, ubicado en la costanera villamariense.

Aproximadamente a las 22 llegó el turno de la murga y el Carnaval: la comparsa Capricho de los Dioses en compañía de la batucada Manos de Fuego, ambas de barrio Los Olmos de Villa Nueva, mostraron todo su ritmo sobre el escenario Oscar Lucarelli.

La música folclórica también tuvo su momento con Los Arrayanes.

Ya en el final, el ritmo del cuarteto cordobés se presentó con Adrián y su Cuarteto y el cantante Marito Campos, quienes, cada uno en su turno, recorrieron diferentes éxitos del “tunga tunga”.

Otro dato importante es que durante la velada también se proyectaron dos cortometrajes en una pantalla que estaba ubicada a la vera del imponente escenario.

 

“Pasamos por todos los géneros”

Gabriela Redondo, subsecretario de Cultura, dialogó con El Diario y compartió sus sensaciones respecto a la noche de cierre: “Estamos festejando el cierre del programa de verano ‘La ciudad, nuestro escenario’, donde se conjuga lo que es el cierre del programa y lo que quedó suspendido por el clima del Costa Explota”.

Respecto al abanico que presentaba el evento, Redondo manifestó: “Lo hermoso de la noche es que pasamos por todos los géneros, por el mundo audiovisual y la danza. Lo cual determina que son diferentes destinatarios que van a disfrutar de esta propuesta libre y gratuita como todas las que hemos hechos a lo largo de todo el verano en esta ciudad”.

En alusión a que esta edición, por su calidad, ha dejado “la vara muy alta”, la funcionaria subrayó: “La vara más alta no sólo tiene que ver con la calidad de lo que presentamos. Lo que nos queda como equipo de gestión son espacios construidos en conjunto como una política publica. La vara alta es que nuestros artistas se han empoderado y han tomado la gestión cultural de nuestra ciudad que fue nuestro propósito”, distinguió.

 

Cortometrajes

Un dato novedoso también es el de la exposición de cortometrajes durante los eventos que se llevaron adelante a la margen del río (y anoche en la explanada).

Los mismos fueron “Proyecto Pangea” de Araya, Lánez, Lucantis y Cárdenas, y “El tesoro de Anselmo” a cargo Gentile, Figueroa, Vizueta y Vera.

Analizando dicha novedad, Redondo lo definió como “todo un desafío” porque “el mundo audiovisual se generaba o circulaba dentro de los espacios académicos. Me parece que lo más importante es poder formarte con la socialización de la obra”.

Reconociendo la calidad artística, la trabajadora municipal destacó que “Villa María es un semillero enorme de diferentes lenguajes artísticos; claramente haber instituido los espacios permitió visibilizar la enorme cantidad de producción artística que nuestra ciudad tiene”, cerró.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Alem y Rivadavia, para cortarse en lo más alto

Mercedes Dagna

Juan Zazzetti lanzó su candidatura a intendente

Daniel Rocha

Se aferró a su conquista

Mercedes Dagna