“La intención es trabajar codo a codo con el municipio y el Departamento”

“Me he comprometido con Martín (Gill) y le dije que cuente con mi apoyo incondicional en lo legislativo y en todo lo que sea para Villa María. La intención es trabajar codo a codo con el municipio y con el Departamento General San Martín. Voy a estar en los 15 circuitos que tiene el Departamento, visitándolos y tratando de colaborar con cada uno de los intendentes y concejales para cubrir necesidades”. Las palabras corresponden a José Escamilla, quien recién salido de una reunión con el presidente del bloque, Carlos Gutiérrez, que le dio la bienvenida, dialogó con EL DIARIO. Escamilla asumirá hoy, a las 14, la banca en la Legislatura de Córdoba en remplazo de Nora Bedano, quien pasó a ser presidenta de la Agencia Córdoba Cultura de la Provincia. “Le pedí a Gutiérrez estar en la Comisión de Obras Públicas y Ambiente y en la de Agua y Energía, aparte me solicitó que los acompañe en la Comisión de Presupuesto”, contó el exconcejal. “Pedí estar en esas comisiones porque voy a tratar de ver el tema del algarrobal por el que un grupo de gente trabaja en Villa María. Con el intendente Martín Gill vamos a trabajar para ver si podemos hacer algo a nivel provincial, para eso vamos a tomar conocimiento del tema, viajaremos a Villa María con mis asesores para dialogar con este grupo de personas y conocer elementos para evaluar de qué manera podemos ayudar y vamos a analizar la ordenanza de interés municipal con el objetivo de trabajar y hacer algo en conjunto con la Provincia para la preservación de este espacio”, reveló Escamilla. “Si bien hay dos o tres temas dando vueltas, en principio, el prioritario es ese”, agregó. Un rumor Consultado sobre si esperaba que este momento llegara, Escamilla respondió que no, aunque admitió que hace algunos meses le anticiparon que “esto se podía dar por una inquietud del gobernador (Juan Schiaretti)”, pero que no se sabía cuándo. “En algún momento en 2015, cuando Nora (Bedano) fue candidata a senadora nacional, si asumía, yo iba como legislador, pero eso no se dio. En junio o julio de este año se comenzó a hablar de la posibilidad de que ocupara la cartera de Cultura, era un rumor, no estaba consolidado, y recién se confirmó el miércoles pasado. Fue una sorpresa que se confirmara ese día, y al siguiente Martín me avisó que esta semana juraba”, afirmó. “En ese momento sentí una gran satisfacción, porque suma a mi carrera política, es un cargo interesante que hace a que tal vez termine en otro lugar en 2019. Pero si no es así, culminaré la gestión política en un cargo importante trabajando no solo para Villa María, sino también para el Departamento San Martín”, remarcó. “Me parece que el trabajo va a ser bastante intenso, porque para hacer todo eso voy a necesitar muchas horas, pero es lo que me gusta. Llevo 22 años en la función pública y 15 como dirigente vecinal, es decir que hace 37 años que vengo haciendo más o menos lo mismo”, precisó. “Este cargo es de mayor responsabilidad y de mayor jerarquía, voy a rodearme de gente que me asesore para evitar cometer errores y voy a estar siempre hablando con el intendente para hacer cosas en forma conjunta”, aseguró. “Sin dudas que me siento emocionado, es una alegría porque yo ya estaba listo para iniciar los trámites para jubilarme y esto me lo posterga por dos años más. Creí que había llegado el fin de mi carrera política, pero esto me ha generado más energía, voy a seguir trabajando”, manifestó Escamilla. “Esto me pone muy contento, porque tengo vocación de servicio. De la única forma que se puede durar en el tiempo es en función del compromiso que uno tiene con la comunidad, mi teléfono está las 24 horas abierto, atiendo a todo el mundo por igual y hago los trámites más diversos que existen, desde una pensión hasta en los servicios, porque me interesa colaborar con la gente que menos tiene y que carece de capacidad para poder hacerlo”, subrayó. “Siento que estoy bien conmigo mismo, que puedo dormir tranquilo a la noche sabiendo que he cumplido con la gente. El único cambio que tengo con este nuevo cargo es físico, porque voy a desarrollar en Córdoba y en el Departamento las mismas tareas que hago acá”, señaló. Incompatible Al frente hasta hoy del Ente de Control de Servicios Públicos, cuando se le consultó quién quedará a cargo, Escamilla respondió que corresponde que esa pregunta se le haga al intendente. “Seguramente tendrá que designar a otra persona pero con los mismos componentes, yo no sigo al frente porque es incompatible, no es un cargo ad honorem”, puntualizó para finalizar.

El hasta ayer titular del Ente de Control de Servicios Públicos integrará las comisiones de Obras Públicas y Ambiente, Agua y Energía y Presupuesto; dijo que asume teniendo el tema del algarrobal como prioritario

José Escamilla fue presidente del Concejo Deliberante durante los últimos cuatro años del Gobierno de Eduardo Accastello, además ocupó otros cargos en gestiones anteriores, después de haberse iniciado en el vecinalismo

“Me he comprometido con Martín (Gill) y le dije que cuente con mi apoyo incondicional en lo legislativo y en todo lo que sea para Villa María. La intención es trabajar codo a codo con el municipio y con el Departamento General San Martín. Voy a estar en los 15 circuitos que tiene el Departamento, visitándolos y tratando de colaborar con cada uno de los intendentes y concejales para cubrir necesidades”. Las palabras corresponden a José Escamilla, quien recién salido de una reunión con el presidente del bloque, Carlos Gutiérrez, que le dio la bienvenida, dialogó con EL DIARIO.

Escamilla asumirá hoy, a las 14, la banca en la Legislatura de Córdoba en remplazo de Nora Bedano, quien pasó a ser presidenta de la Agencia Córdoba Cultura de la Provincia.

“Le pedí a Gutiérrez estar en la Comisión de Obras Públicas y Ambiente y en la de Agua y Energía, aparte me solicitó que los acompañe en la Comisión de Presupuesto”, contó el exconcejal.

“Pedí estar en esas comisiones porque voy a tratar de ver el tema del algarrobal por el que un grupo de gente trabaja en Villa María. Con el intendente Martín Gill vamos a trabajar para ver si podemos hacer algo a nivel provincial, para eso vamos a tomar conocimiento del tema, viajaremos a Villa María con mis asesores para dialogar con este grupo de personas y conocer elementos para evaluar de qué manera podemos ayudar y vamos a analizar la ordenanza de interés municipal con el objetivo de trabajar y hacer algo en conjunto con la Provincia para la preservación de este espacio”, reveló Escamilla.

“Si bien hay dos o tres temas dando vueltas, en principio, el prioritario es ese”, agregó.

 

Un rumor

Consultado sobre si esperaba que este momento llegara, Escamilla respondió que no, aunque admitió que hace algunos meses le anticiparon que “esto se podía dar por una inquietud del gobernador (Juan Schiaretti)”, pero que no se sabía cuándo.

“En algún momento en 2015, cuando Nora (Bedano) fue candidata a senadora nacional, si asumía, yo iba como legislador, pero eso no se dio. En junio o julio de este año se comenzó a hablar de la posibilidad de que ocupara la cartera de Cultura, era un rumor, no estaba consolidado, y recién se confirmó el miércoles pasado. Fue una sorpresa que se confirmara ese día, y al siguiente Martín me avisó que esta semana juraba”, afirmó.

“En ese momento sentí una gran satisfacción, porque suma a mi carrera política, es un cargo interesante que hace a que tal vez termine en otro lugar en 2019. Pero si no es así, culminaré la gestión política en un cargo importante trabajando no solo para Villa María, sino también para el Departamento San Martín”, remarcó.

“Me parece que el trabajo va a ser bastante intenso, porque para hacer todo eso voy a necesitar muchas horas, pero es lo que me gusta. Llevo 22 años en la función pública y 15 como dirigente vecinal, es decir que hace 37 años que vengo haciendo más o menos lo mismo”, precisó.

“Este cargo es de mayor responsabilidad y de mayor jerarquía, voy a rodearme de gente que me asesore para evitar cometer errores y voy a estar siempre hablando con el intendente para hacer cosas en forma conjunta”, aseguró.

“Sin dudas que me siento emocionado, es una alegría porque yo ya estaba listo para iniciar los trámites para jubilarme y esto me lo posterga por dos años más. Creí que había llegado el fin de mi carrera política, pero esto me ha generado más energía, voy a seguir trabajando”, manifestó Escamilla.

“Esto me pone muy contento, porque tengo vocación de servicio. De la única forma que se puede durar en el tiempo es en función del compromiso que uno tiene con la comunidad, mi teléfono está las 24 horas abierto, atiendo a todo el mundo por igual y hago los trámites más diversos que existen, desde una pensión hasta en los servicios, porque me interesa colaborar con la gente que menos tiene y que carece de capacidad para poder hacerlo”, subrayó.

“Siento que estoy bien conmigo mismo, que puedo dormir tranquilo a la noche sabiendo que he cumplido con la gente. El único cambio que tengo con este nuevo cargo es físico, porque voy a desarrollar en Córdoba y en el Departamento las mismas tareas que hago acá”, señaló.

 

Incompatible  

Al frente hasta hoy del Ente de Control de Servicios Públicos, cuando se le consultó quién quedará a cargo, Escamilla respondió que corresponde que esa pregunta se le haga al intendente.

“Seguramente tendrá que designar a otra persona pero con los mismos componentes, yo no sigo al frente porque es incompatible, no es un cargo ad honorem”, puntualizó para finalizar.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus